Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un ejemplar de caracol / PIXABAY

Los Agentes Rurales investigan un foco de caracol manzana en Olesa de Monserrat

Se trata de una de las 100 especies invasoras más peligrosas del mundo, contra la que se han invertido 8,5 millones entre 2015 y 2021

2 min

Los Agentes Rurales han abierto una investigación por la aparición de un foco de caracol manzana, considerada una de las 100 especies invasoras más perjudiciales del mundo, en un lago artificial de un parque de Olesa de Montserrat. En un comunicado, el Departamento de Acción Climática, cuyos técnicos actuaron de urgencia para erradicar el foco y evitar que llegara al cauce del río Llobregat, ha explicado este jueves que la principal hipótesis apunta a una introducción humana de esta especie invasora en el lago.

El hallazgo se produjo durante unos trabajos de mantenimiento y mejora del estanque y el consistorio avisó inmediatamente a la Red de Alerta de Especies Exóticas Invasoras del Departamento. Los técnicos hicieron una inspección en el lago y también en la riera de Oromir hasta llegar al río Llobregat, dado que en el estanque hay un aliviadero que desemboca en la riera.

8,5 millones en erradicación

El análisis confirmó que el caracol manzana no ha llegado hasta la riera y, por tanto, no hay afectación al medio natural. Para erradicar y evitar la propagación de la especie, en los próximos días se llevará a cabo un tratamiento con saponina, una de las técnicas que se usa en el delta del Ebro para combatir al caracol manzana.

El Departamento ha recordado que esta especie invasora, procedente de Sudamérica, ha causado estragos en cultivos de zonas húmedas, sobre todo en arrozales. En el delta del Ebro, único punto de Europa donde está presente, se detectó por primera vez en 2009. Durante el período 2015-2021, se han destinado 8,5 millones de euros al control y erradicación de la plaga para minimizar los daños al arroz y asegurar la mejora de biodiversidad de la zona afectada, ha indicado la Generalitat.