Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un adolescente recibe la vacuna de Pfizer contra el Covid-19 / David Zorrakino (EP)

La Agencia Europea del Medicamento autoriza la vacuna de Pfizer para niños de entre 5 y 11 años

Se administrarán dos pinchazos con una dosis inferior a la utilizada en personas mayores de 12 años, una decisión que llega en un momento en el que esta franja presenta la mayor incidencia del Covid

3 min

La Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) ha dado el visto bueno a la vacuna de Pfizer contra el Covid-19 para los niños de entre 5 y 11 años, según ha decidido el Comité de Medicamentos de Uso Humano en una reunión extraordinaria celebrada esta mañana.

Esta decisión se ha tomado en pleno auge de la sexta ola en toda Europa, principalmente por la escasa cobertura de vacunación en determinados países. Aunque España no es uno de ellos, pues el 79,3% de la población cuenta con la pauta completa, los menores de 12 años acumulan una mayor incidencia acumulada a 14 días. Esta es de 203,57 por cada 100.000 habitantes, según los últimos datos del Ministerio de Sanidad.

Dos pinchazos con dosis inferiores

Esto se debe, principalmente, a que la población de esta franja de edad todavía no contaba con el permiso para ser inmunizada contra el virus. Así pues, Europa se suma a Estados Unidos –donde la vacuna de Pfizer se aprobó hace casi un mes­ para estos niños– y permitirá ya administrarla.

Según informa la EMA en un comunicado, la dosis será inferior: 10 ug frente a los 30 ug de la utilizada en los de 12 años o más. Estos niños recibirán dos inyecciones en los músculos de la parte superior del brazo, con tres semanas de diferencia entre una y otra.

Efectos secundarios similares

Según datos de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos, la vacuna ha tenido un 90,7% de efectividad en la prevención del coronavirus en este grupo. En esta línea, la EMA asegura que los beneficios de vacunarlos con Pfizer superan los riesgos.

Por otro lado, afirman que no se detectaron efectos secundarios graves en un ensayo clínico que todavía sigue en curso, en el cual se han inscrito unos 4.700 niños de estas edades y se lleva a cabo en España, Estados Unidos, Finlandia y Polonia. Así pues, indica que los efectos más comunes son similares a los de los adultos, lo que incluye cansancio, dolor muscular y de cabeza, escalofríos, molestias y enrojecimiento en el lugar de la inyección.