Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Alumnos realizan los exámenes de selectividad / EFE

La AEB denuncia que el Govern incumple el auto del TSJC sobre el idioma en selectividad

La asociación asegura que los tribunales de las PAU no facilitan las pruebas en los tres idiomas oficial sino que preguntan dando preferencia al catalán

3 min

La Asamblea por una Escuela Bilingüe (AEB) ha presentado este miércoles un nuevo escrito ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) para denunciar que el Govern incumple el auto que determinó que los alumnos debían recibir los exámenes de selectividad en las tres lenguas oficiales: catalán, castellano y aranés.

Según la AEB, las pruebas de acceso a la universidad (PAU) no se facilitan en las tres lenguasa los estudiantes, sino que los docentes les preguntan a viva voz "si les va bien recibir el enunciado en catalán", y les piden que levanten la mano. El TSJC falló que “la elección de la lengua de los enunciados del examen no puede venir determinada por la administración", y que deberían facilitarse "de forma individual" a cada uno de ellos en los idiomas oficiales, para que estos pudiesen escoger.

Exámenes de selectividad

Ahora la entidad, tras dos días de selectividad, señala que el Consejo Interuniversitario de Cataluña está incumpliendo la instrucción del TSJC y critica que "además de la preferencia" por el catalán, supone "que el alumno ha de significarse en su elección".

"Nos han indicado que se han elaborado listados en los que consta, junto al nombre del alumno, el idioma en el que han elegido realizar el examen", ha asegurado la AEB a través de un comunicado. Por este motivo, también han advertido al Consejo Interuniversitario de que podrían "incurrir en un delito de desobediencia".

Críticas al Síndic Ribó

La asociación recuerda a los alumnos que pueden realizar los exámenes en cualquiera de las lenguas oficiales --de aquellas materias no lingüísticas--, y han censurado que el Síndic de Gregues, Rafael Ribó, señalase que el auto del TSJC va en contra de los estudiantes. "Su afirmación de que la normativa vigente respalda repartir en primer lugar los exámenes en catalán no solamente es falsa, sino que, además, supone optar por la interpretación más restrictiva de los derechos individuales", han indicado.