Menú Buscar
calvet-cunillera-pisarello-prat

Las tres administraciones se coordinan para evitar el colapso de El Prat

El Gobierno, la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona preparan planes para mitigar los efectos de las eventuales protestas laborales de los próximos días

3 min

Las tres administraciones públicas con competencias en Barcelona --Gobierno, la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona-- se han comprometido este martes a trabajar conjuntamente para reducir el impacto que puedan tener, si llegan a producirse, las convocatorias de huelga anunciadas por el personal de Ryanair --en España, Portugal, Italia y Bélgica-- y la anunciada por el personal de tierra de Iberia en El Prat.

Teresa Cunillera, la nueva delegada del Gobierno en Cataluña, ha manifestado que si produjeran las protestas "las tres administraciones sumarán esfuerzos para que tengan la mínima repercusión posible, siempre respetando el derecho a huelga de los trabajadores".

Los pasaportes en El Prat

Las declaraciones se han producido tras reunirse con el conseller de Territorio, Damià Calvet, y con el primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona, Gerardo Pisarello, entre otras autoridades, en el marco de la comisión de seguimiento de los flujos de pasajeros en los controles de pasaportes del aeropuerto de Barcelona.

"Estamos más preparados y más atentos. Antes de que pasen las cosas nos reunimos y valoramos la situación", ha destacado Calvet, que ha explicado que la Agencia Catalana de Consumo ha activado un dispositivo de personal para dar respuesta a las eventuales afectaciones.

Información al usuario

De la misma manera se reforzará el servicio de información en pantallas y se están haciendo gestiones para contar con más medios informativos en El Prat: "Queremos que el usuario tenga todas las facilidades para hacer valer sus derechos".

La Agencia Catalana de Consumo ha enviado requerimientos informativos a Ryanair en cuanto a la huelga prevista para el 25 y 26 de julio, y también a Iberia para los días 27 y 28 de julio.

Más equipos de control

Por lo que se refiere al control de pasaportes, que tantos problemas originó en 2017, Cunillera ha indicado que en estos momentos El Prat cuenta con 60 equipos verificadores que permiten el control digital del pasaporte de forma automática, y que también se ha reforzado el personal de atención al usuario.

Esta comisión de seguimiento, que ahora se reunirá de forma periódica, se creó el año pasado tras la entrada en vigor de una normativa europea antiterrorista que obliga a controles sistemáticos de los pasaportes de ciudadanos europeos al salir y entrar del Espacio Schengen, lo que produjo colas de hasta tres horas de espera y un aumento de reclamaciones presentadas por parte de turistas extranjeros por la pérdida de su vuelo en el aeropuerto de El Prat.