Menú Buscar
Imagen de archivo de bastoncillos de los oídos /Creative Commons

¿Adiós a los bastoncillos de los oídos y las pajitas?

La primera ministra de Reino Unido, Theresa May, planea prohibir los artículos de plástico de un solo uso para reducir la contaminación de los oceános

3 min

El plástico es uno de los elementos que más contamina el mundo. Océanos y ríos de todo el planeta están llenos de este material que no se degrada rápidamente y que daña al medio ambiente. Para combatir este mal y reducir la contaminación, Reino Unido podría dejar de vender artículos de plástico de un solo uso como bastoncillos para los oídos o pajitas.

La primera ministra de Reino Unido, Theresa May, podría anunciar la prohibición de venta de estos artículos a partir del próximo año, para así incentivar que otros países de la Commonwealth, formada por 53 países soberanos, sigan sus pasos. La ejecutiva británica propondría actuar pronto para proteger la diversidad de fauna silvestre y ecosistemas de los países que integran la citada organización.

Se estima que actualmente hay 150 millones de toneladas de plástico en los océanos que causan la muerte de más de 100.000 mamíferos que se los comen o se ahogan. Las piezas pequeñas como los bastoncillos o las pajitas son comidas por pájaros y peces.

Imagen de archivo de pajitas /Creative Commons

Imagen de archivo de pajitas / CREATIVE COMMONS

Consulta en Inglaterra

Inglaterra llevará a cabo una consulta a finales de 2018 sobre la prohibición de venta de estos utensilios y la misma podría comenzar a aplicarse a comienzos del próximo año. Escocia ya anunció una consulta en enero para prohibir la producción y venta de los bastoncillos. Según activistas, esto reduciría la contaminación por plástico en entornos marinos hasta la mitad.

Otras ideas que está estudiando Reino Unido son la aplicación de un impuesto especial sobre los vasos de café desechables y un plan de devolución de botellas de plástico para reducir los hábitos contaminantes de los ciudadanos.

India es uno de los países que hace más de un año prohibió todo tipo de plásticos desechables por las quejas ocasionadas ante la quema ilegal que contamina el aire.

Si sale adelante el plan de Theresa May, muchos otros países podrían imitar estas medidas en el futuro.

Destacadas en Vida