Menú Buscar
Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, en el homenaje a las víctimas del atentado del 17A de 2018 / CG

Ada Colau regresa de vacaciones once días después

La alcaldesa corta su pausa estival para acudir al acto de recuerdo a los afectados por los atentados yihadistas de Las Ramblas y Cambrils en 2017

16.08.2019 17:03 h.
5 min

Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, ha vuelto de vacaciones once días después de comenzarlas. La munícipe ha regresado de su pausa estival para asistir al acto oficial de homenaje a las víctimas de los atentados de Las Ramblas el 17 de agosto de 2017 y de la madrugada siguiente en Cambrils (Tarragona). Más curioso, la primera edil ha reactivado su agenda oficial horas antes del evento oficial, al que acudirán representantes del Ayuntamiento de Barcelona; Generalitat de Cataluña y Gobierno.

Según ha informado el Ejecutivo local, Colau se paseará el viernes por las calles decoradas de las Fiestas de Gracia. El contacto con la prensa y vecinos de la jefe de la corporación municipal se producirá once días después de que la munícipe desapareciera inesperadamete del consistorio el 5 de agosto, día del pleno extraordinario que debatió una resolución sobre la conspiranoia del 17A a petición de ERC y JxCat. La también líder de Barcelona en Comú (BComú) no acudió a aquella sesión, como tampoco lo hicieron Laura Pérez, Jordi Martí, Eloi Badia, Jordi Rabassa, Marc Serra i Gemma Tarafa (BComú); Rosa Alarcón (PSC) o Maria Buhigas (ERC).

Dos fallecidos y siete reyertas

Los días de asueto de la alcaldesa de la ciudad condal han sido movidos. Desde que la también líder de los comunes se marchara para el descanso anual, la urbe se ha sumido en una espiral de violencia. Tres días después de el adiós de Colau, moría un hombre de un botellazo en la cabeza en la plaza del Comerç de Ciutat Vella. Cuatro días después, el 12 de agosto, los Mossos hallaron el cuerpo de una mujer semidesnuda bajo un camión en el paseo de Can Tunis. Aquella noche fue especialmente dura, con dos apuñalamientos en la zona del Pou de la Figuera y Pla de Palau.

La noche del jueves y la madrugada del viernes, finalmente, se han producido cuatro reyertas con arma blanca en la capital catalana, una de ellas mortal. Se suman estos incidentes a una pelea con armas cortantes y contudentes que se registró en la calle Sant Rafael el martes. En siete días, pues, la capital catalana ha vivido ocho peleas callejeras con arma blanca. Dos de los implicados acabaron muriendo. No menos grave es la ratio de homicidios (12), que ya supera la de todo el año pasado (10) a falta de tres meses y medio para acabar el ejercicio.

Homenajes con división

Colau deberá aseverar la posición municipal respecto a la crisis de seguridad que sufre Barcelona, y que admite el teniente de alcalde del ramo, Albert Batlle, aunque niega el director de los Mossos, Andreu Joan Martínez. Lo hará la alcaldesa horas antes de que la ciudad rinda homenaje a las víctimas de los ataques yihadistas de Las Ramblas y Cambrils, que segaron la vida de 15 personas. Hasta tres homenajes distintos tendrán lugar en una urbe en la que se enfrentan los relatos sobre la masacre. El evento oficial ocupará brevemente Las Ramblas a las 10:00 horas para colocar claveles blancos en el bulevar. Está confirmada la presencia de Colau, el presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra; el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska y la presidenta del Congreso, Meritxell Batet.

En paralelo, la Asociación Catalana de Víctimas del Terrorismo (Acvot) ha convocado una concentración poco después (11:30 horas) en la parte alta de la icónica arteria semipeatonal. A su vez, los CDR reaparecerán para abonar la teoría independentista de la conspiración con una marcha ante la Sagrada Familia a mediodía.