Menú Buscar
Imagen de un niño en una actividad en la playa de Barceloneta durante un casal de verano en Barcelona / CG

La Síndica investiga los recortes de Colau en becas infantiles

La defensora del vecino critica la falta de información del Ayuntamiento de Barcelona y que la única argumentación haya sido "la carencia de recursos municipales"

11.06.2019 13:20 h. Actualizado: 11.06.2019 13:23 h.
4 min

La Síndica de Greuges Barcelona investigará los recortes del gobierno municipal de Barcerlona en funciones, que comanda la alcaldesa, Ada Colau, a las becas infantiles para los casales de verano. La defensora del vecino ha arremetido hoy contra la gestión del actual Ejecutivo local de Barcelona, al que ha afeado la falta de información y que su única argumentación ha sido la "carencia de recursos municipales"

En una nota pública, la Síndica ha informado de que ha recibido dos quejas ciudadanas vinculadas a la denegación de las ayudas pese a que las familias cumplían los requisitos. A colación de ello, Maria Assumpció Vilà ha criticado que, con la información de la que se dispone, las denegaciones se hayan producido "con retraso, por la vía de un mensaje de texto y con la única argumentación de carencia de recursos municipales". Ello es suficientemente grave, cree Vilà, para que la respuesta del equipo de Colau de aumentar en 500.000 euros la dotación presupuestaria se revele como insuficiente.

Retrasos

Según la Síndica, las personas beneficiarias de la ayuda recibieron un mensaje SMS de confirmación de la beca el 3 de junio, cuando la fecha de alta oficial era el 30 de mayo. Además de los cuatro días extra de espera, la defensora del vecino enfatiza que un mensaje de texto es un medio "insuficiente" para comunicar si las familias son aptas o no. “Entendemos que la comunicación vía SMS tendría que utilizarse para alertar de forma previa de una resolución, pero no puede constituir, en ningún caso, la única vía. Entre otras consideraciones, los SMS no contienen una fundamentación adecuada de la decisión adoptada por el Ayuntamiento, de forma que se genera indefensión al ciudadano”, ha precisado Vilà.

Esto son mimbres suficientes, cree la Síndica de Greuges de la ciudad condal, para "abrir una actuación de oficio para esclarecer la fundamentación inicial de carencia de recursos y la forma de comunicación de las resoluciones".

Casi 4.000 familias 'colgadas'

La reacción de la Síndica de Greuges de Barcelona se produce tras conocerse que el Ayuntamiento de Barcelona inyectará 500.000 euros más en el presupuesto de becas para casales de verano después de que 3.852 familias se quejaran de que las ayudas que habían obtenido al cumplir los requisitos les han sido negadas por "falta de recursos municipales".

Los núcleos familiares a los que el gobierno municipal de Colau negó las aportaciones los componen hogares en los que los ingresos por núcleo familiar alcanzan apenas los 9.000 euros por miembro. Se beneficiaban estas familias de una cobertura del 30% al 60% del precio de los casales de verano, que alcanza los 120 euros por semana. El Ayuntamiento las negó y concedió solo las que cubrían el 90% de la actividad, para luego rectificar.