Menú Buscar

Acusan a vigilantes de seguridad de una detención racista en el metro de Barcelona

Desde Sos Racisme han pedido explicaciones a TMB ante el arresto de un mantero en la parada de Trinitat Nova

3 min

Una usuaria del metro ha compartido unas imágenes en las que se puede ver como varios vigilantes de seguridad detienen a un hombre de raza negra. La organización SOS Racisme se ha hecho eco del vídeo, por el que piden explicaciones a Transports Metropolitans de Barcelona (TMB)

El arresto se produjo en la parada de la línea 3 en Trinitat Nova sobre las 19:30 horas de este jueves, cuando la usuaria del suburbano vio a cuatro vigilantes agarrar a un mantero

"Hacer su trabajo"

Según ha denunciado la autora de las imágenes, el resto de viajeros pretendía ayudar al detenido pero los responsables de la seguridad del metro decían que les dejaran hacer su trabajo. "Al final lo han levantado y se lo han llevado escaleras abajo donde no había gente", ha detallado.

Es más, acorde a esta versión, uno de los trabajadores habría "pellizcado" al mantero, "porque este gritaba mucho". Fue entonces cuando el joven ha insultado a los vigilantes porque "se ha puesto nervioso". 

Quedarse dormido

Varios testigos habrían guardado las pertenecías del detenido, mientras los vigilantes se lo llevaban. "Unos le han guardado la mochila y la maleta", ha explicado. Según su versión, el joven se habría quedado dormido o bien en el tren o en la estación y por eso han acudido los vigilantes. 

"Es una vergüenza que sigan pasando cosas como estas y se siga tolerando que la seguridad del metro actué así", ha lamentado la mujer. 

"Reacción agresiva"

A instancias de este medio, TMB ha explicado que el personal de seguridad del metro desalojó a un hombre por "reaccionar agresivamente" cuando le pidieron que saliese del tren de la linea 4, donde dormía. 

Según la empresa, fue necesaria la intervención de los Mossos d'Esquadra para identificar al arrestado. Los vigilantes de seguridad han denunciado al usuario por "no llevar el título de transporte" y "negarse a la inspección y entorpeer la función de los vigilantes". Es más, aclaran que no fue detenido sino "desalojado de las instalaciones".