Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El acusado de matar a una menor en Vilanova en 2018 / EFE

El acusado de matar a una menor en Vilanova alega homicidio y fiscalía habla de asesinato "salvaje"

La acusación particular y el ministerio público mantienen su petición de prisión permanente para Juan Francisco L. por el crimen de una niña de 13 años en 2018

4 min

“La menor aparece asesinada de forma salvaje y brutal, en un escenario dantesco que no imaginan”. Así se ha dirigido la fiscal al Tribunal del Jurado este lunes en la Audiencia de Barcelona, durante la segunda sesión del juicio por el crimen de una menor de 13 años en 2018 en Vilanova i la Geltrú. El acusado es Juan Francisco L., de 45 años, para quien el ministerio fiscal y la acusación particular piden prisión permanente revisable por asesinato y agresión sexual, mientras que su defensa alega homicidio imprudente.

Según la letrada de Juan Francisco, este, tal y como ya alegó desde un principio, confundió a la menor con un ladrón. Sustenta la defensa este argumento en el consumo de cocaína y alcohol del acusado, así como por su situación personal: una madre en estado terminal y una mala relación con su progenitor, así como con su hija.  “Eso alteraba su capacidad de discernimiento y no era consciente de lo que tenía delante. Pensaba que alguien había entrado en su casa para atacarle o robarle y no hubo ningún tipo de intencionalidad”, ha argumentado en la sala.

El acusado de matar a una menor en Vilanova en 2018, durante el juicio ante la Audiencia de Barcelona / CG
El acusado de matar a una menor en Vilanova en 2018, durante el juicio ante la Audiencia de Barcelona / CG

Coartada del ladrón

Por su parte, la acusación particular ha señalado que la niña murió estrangulada y que, con posterioridad, el acusado le propinó diversas puñaladas para poder mantener la coartada del supuesto ladrón o atacante. “Todas esas lesiones, aparentemente gratuitas, son la obra de una persona que, calculadamente, quiere hacer ver que todo es producto de alguien que no sabía lo que hacía”, ha indicado el abogado de los padres de la víctima. “No es una persona que está en otro mundo bajo efectos del alcohol y otras drogas, sino que deja un espectáculo dantesco para que todo el mundo piense que es obra de un loco”, ha subrayado.

También la fiscal ha señalado que el acusado abordó a la víctima cuando esta salía de casa de sus abuelos en un inmueble de la avenida Cubelles de Vilanova. Este la habría abordado cuando ella bajaba las escaleras, y la habría “metido en su habitación, donde la violó, para luego matarla”. Un crimen por el que sometió a la menor a “un sufrimiento salvaje, cruel e innecesario”, según el ministerio público.

"Nadie oyó nada"

Ante estas exposiciones iniciales, la defensa ha indicado que desde que la menor salió de casa de sus abuelos hasta que falleció “solo pasaron cinco minutos” y que, por tanto, “esos actos salvajes que según fiscalía y acusación sucedieron” tendrían que haberse producido en ese corto periodo de tiempo. “No tiene sentido, nadie oyó nada en la escalera. Tampoco quienes las buscaban por el edificio. Es un hecho controvertido cómo acabó en casa de mi representado”, ha afirmado.

El juicio arrancó el viernes pasado con la selección del jurado y este lunes se han producido los alegatos iniciales de cada una de las partes así como la declaración de varios testigos. A lo largo de la semana lo harán los investigadores. Está previsto que el procesado lo haga en último lugar, antes de los informes definitivos.