Menú Buscar
Pásate al modo ahorro

Activistas vuelven a cargar contra los mossos por un desahucio en Barcelona

El sindicato mayoritario de los agentes manifiesta su hartazgo por la instrumentalización del cuerpo, que solo cumple órdenes

3 min

Gran despliegue de agentes antidisturbios en el centro de Barcelona para ejecutar un nuevo desalojo este lunes. Pese a que el lanzamiento en la calle Còrsega ha finalizado sin incidentes, según han detallado desde el cuerpo de Mossos d'Esquadra; decenas de activistas han vuelto a criticar la actuación policial, pese a que los efectivos actúan bajo mandato judicial.

Despliegue policial para ejecutar el desalojo de la calle Còrsega / SINDICAT DE LLOGATERS
Despliegue policial para ejecutar el desalojo de la calle Còrsega / SINDICAT DE LLOGATERS

Ante la presencia de agentes, uno de los integrantes del Sindicat de Llogaters ha ironizado sobre su función. "¿Para desmantelar una red de narcos? No, para desahuciar a una familia que no puede pagar el alquiler. Lo más grave: el desahuciador es gran propietario y está obligado por ley a hacer alquiler social. Enhorabuena a la Generalitat y al Estado", ha señalado.

Un integrante del Sindicat de Llogaters critica la actuación de Mossos / TWITTER
Un integrante del Sindicat de Llogaters critica la actuación de Mossos / TWITTER

Críticas a Sàmper y Aragonès

Desde la plataforma también han cargado contra el conseller de Interior, Miquel Sàmper, y el presidente en funciones, Pere Aragonès, por permitir el lanzamiento. Pero quienes están "hartos" de que se les señale son los propios mossos. Fue la pasada semana tras un desalojo en el Raval, que terminó con varios agentes heridos, cuando el sindicato mayoritario, SAP-FEPOL, criticó la utilización del cuerpo en este tipo de operativos.

Efectivos de Mossos d'Esquadra durante un desahucio frustrado en Barcelona / SAP-FEPOL
Efectivos de Mossos d'Esquadra durante un desahucio frustrado en Barcelona / SAP-FEPOL

Y es que durante ese dispositivo en concreto, se dio la orden a los agentes de no intervenir, y, tras horas aguantando el lanzamiento de pintura, harina y otros objetos, les demandaron que ganasen terreno. La puerta de la vivienda había sido apuntalada por activistas para impedir el paso de la comitiva judicial que tenía que ejecutar el lanzamiento, y, finalmente, el desalojo se paralizó, y tuvieron que retirarse.

Interior les defiende

Ante la queja de los policías, el propio Sàmper tildó de "inaceptables" los ataques con pintura y objetos. "No puede haber espacio para la violencia contra los policías que deben dar cumplimiento a las órdenes de un juez para garantizar el trabajo de la comitiva policial", señaló entonces el conseller.

Sin embargo este lunes, el presidente del Parlament, Roger Torrent, ha vuelto a señalar al cuerpo. "Escenas como cuando hay activistas que intentan impedir un desahucio y hay cargas policiales contra ellos se tambalean desde el punto de vista democrático", ha criticado. Pareciera olvidar el republicano que los agentes obedecen órdenes de un magistrado.

Destacadas en Vida