Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Dos Mossos d'Esquadra, durante un operativo de seguridad ciudadana / EP

Acepta seis meses de cárcel por agredir a dos mossos durante el estado de alarma

Intentó huir de los policías porque llevaba drogas en una caja y se libra de una posible pena de hasta seis años y medio tras llegar las partes a un acuerdo

3 min

Un hombre ha aceptado seis meses de cárcel por agredir a dos mossos d'esquadra en el barrio de Sants de Barcelona en abril del 2020, durante el estado de alarma decretado por la pandemia de la Covid-19, cuando intentaba huir de los agentes porque llevaba drogas en una caja.

El juicio por la agresión ha tenido lugar este martes en la Audiencia de Barcelona, y en el mismo las partes han llegado a un acuerdo para reducir a seis meses la pena de hasta seis años y medio que pedía la Fiscalía al principio, por lo que el procesado eludirá la prisión.

Condenado por varios delitos

El tribunal, tras el acuerdo, ha inculpado al hombre, de origen subsahariano, por un delito de atentado a la autoridad, dos delitos leves de lesiones y otro leve de daños, por los que también ha dictado el pago de 620 euros en concepto de indemnizaciones.

Los hechos, que ha aceptado el procesado, ocurrieron el 10 de abril del 2020 cuando dos agentes de la policía catalana lo pararon en la calle en el barrio de Sants de Barcelona en un control de movimientos de personas que desarrollaban los Mossos d'Esquadra para hacer cumplir el confinamiento domiciliario por la pandemia de Covid-19.

El procesado, según apunta el ministerio público en su escrito provisional, informó a los agentes que había salido de su domicilio para comprar un medicamento contra la diarrea en una farmacia.

Agresión

Los mossos d'esquadra le requirieron que enseñase el interior de la caja de medicamentos que llevaba y en ese momento, dice la Fiscalía, el hombre se abalanzó sobre los agentes para pegarles y huir, tirando a uno de ellos al suelo y rompiendo una tablet de la policía catalana.

El ministerio público reclamaba inicialmente un año y medio de prisión por la agresión y otros cinco años por un delito contra la salud pública, porque en el interior de la caja de medicamentos el procesado llevaba pequeñas cantidades de droga.

No obstante, las partes han acordado retirar el delito por contra la salud pública porque no se puede demostrar que el hombre quisiera traficar con esas sustancias y porque las cantidades que llevaba entran dentro del límite para considerarlas como de consumo propio.