Menú Buscar
Dos agentes de policía en un narcopiso de Barcelona / EUROPAPRESS

Acepta tres años de prisión por regentar un narcopiso en Barcelona

El acusado, de nacionalidad dominicana, llega a un acuerdo con Fiscalía tras ser acusado de vender y distribuir drogas en una vivienda

3 min

Un acusado de regentar un narcopiso en Barcelona ha aceptado una pena de prisión de tres años y una multa de 2.000 euros. El hombre ha reconocido este martes los hechos, y ha aceptado la pena que le pedía Fiscalía, por lo que el juicio no ha llegado a celebrarse.

Se trata de un ciudadano dominicano, J.R., que en 2018, según el escrito de acusación del Ministerio Público, gestionó un piso en el que se vendía y distribuía droga, tal y como certificó una investigación de los Mossos d'Esquadra

"Personas toxicómanas"

En el mismo documento se refleja que quienes acudían a este inmueble en busca de sustancias estupefacientes eran "personas toxicómanas" y que las sustancias que el acusado les vendía eran consumidas "en el propio piso o incluso en los elementos comunes del edificio".

En mayo de 2018, la policía autonómica realizó un registro en el piso, donde encontraron al acusado consumiendo drogas junto a cinco clientes, por lo que le detuvieron e incautaron material técnico propio de la venta de droga, 1.000 euros en efectivo que encontraron en la cartera del acusado y el alijo que tenía preparado para la venta, compuesto por 15 gramos de cocaína, uno de heroína y uno de marihuana.

Acuerdo con Fiscalía

Fiscalía pedía una condena de 6 años de cárcel y multa de 3.000 euros para el acusado, pero esta mañana, en la antesala del juicio, el Ministerio Público ha llegado a un acuerdo con el acusado por el que rebajaría la solicitud de condena a 3 años de cárcel y una multa de 2.000 euros si se declaraba culpable y reconocía los hechos, y así lo ha hecho delante del tribunal de la sección 5ª de la Audiencia de Barcelona.

Ante la conformidad, el tribunal ha procedido a dictar la sentencia in voce en la misma sala en presencia del acusado, ciñendo el contenido del fallo a la petición de la Fiscalía. Ambas partes han anunciado que renuncian a interponer ningún recurso por lo que la sentencia ya es definitiva.