Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Varios alumnos durante una clase / EUROPA PRESS

Absuelta la profesora acusada de agredir a una alumna que dibujó una bandera española

El juez considera que no ha podido ser probado que la maestra de Terrassa lesionara a la niña, que dio hasta tres versiones distintas de lo sucedido

4 min

El magistrado del Juzgado de Instrucción número 2 de Terrassa ha absuelto a la profesora acusada de agredir a una alumna que dibujó una bandera de España al no haber quedado probado el delito.

El tribunal solo considera probado que el 17 de junio de 2019 la profesora y la alumna mantuvieron una discusión relacionada con una manualidad que los menores estaban realizando en ese momento y que consistía en recortar fotografías y pegarlas en una cartulina. La disputa entre ambas habría empezado después de que la menor dibujara una bandera española, generando el enfado de la acusada. Por eso, la maestra le pidió a la niña que abandonara la clase y, al negarse esta, la sacó del aula. Sin embargo, el juez considera que no ha podido probarse que la maestra agrediera a la menor, “que tuviera intención de menoscabar su integridad física o que le causara algún tipo de perjuicio”. Tampoco que le causara lesiones en el transcurso de esta discusión. 

Desestima la declaración de los testigos

En cuanto a los testigos, el magistrado mantiene que ninguno estaban en el aula en el momento de los hechos, por lo que ni vieron ni escucharon la escena. Su único conocimiento es el que les trasladó la menor. Tampoco ha admito el relato de los compañeros de la víctima, que recogió la dirección del centro ese mismo día. En definitiva, el juez solo le ha otorgado validez a la declaración de las dos implicadas: la profesora y la alumna.

En este sentido, tal y como recoge la sentencia, existen contradicciones en relación al relato de los hechos por parte de la niña. Según el juez, en la denuncia policial recoge la supuesta agresión de un modo diferente al que consta en el informe de urgencias y este, a su vez, difiere de la versión que dio la menor durante la exploración médica. Por eso, la sentencia plasma que no ha quedado claro durante la vista cómo se produjeron los hechos y en qué consistió la presunta agresión.

Da veracidad al relato de la profesora

Sin embargo, el juez mantiene que, a diferencia de la menor, la profesora mantuvo siempre la misma versión de los hechos “sin contradicciones esenciales”, no solo durante el procedimiento judicial sino también durante el administrativo. “No quiero decir con ello que considere probado el relato de la acusada. Lo que digo es que es un relato coherente, verosímil y en absoluto absurdo y que no puede desdeñarse sin más”, argumenta el magistrado.

Por este motivo, el tribunal ha acordado absolver a la profesora del delito de lesiones por el que venía siendo acusada y por el que la fiscalía solicitaba para ella una multa de 1.080 euros que, ahora, no tendrá que abonar.