Menú Buscar
Pau Molins, abogado de Sandro Rosell / EFE

El abogado de Rosell: “Vuelvo a confiar en la justicia de este país”

Pau Molins denuncia la “desproporción” de las medidas cautelares y pide que se revisen los requisitos de la prisión preventiva

24.04.2019 19:29 h.
3 min

El abogado de Sandro Rosell, Pau Molins, ha declarado que vuelve a “confiar” en la justicia española después de que la Audiencia Nacional haya absuelto a su cliente, que pasó 22 meses en prisión preventiva acusado de blanqueo de capitales. El tribunal también ha absuelto a los otros seis investigados en este caso.

El letrado ha denunciado la “desproporción” de las medidas cautelares aplicadas a Rosell y al socio de éste, Joan Besolí, y ha pedido que se revisen los requisitos para decretar la prisión preventiva. “Alguien tendría que hacérselo mirar, comenzando por el legislador y la justicia”, ha declarado.

Sin dinero negro no hay blanqueo

En la misma línea, ha declarado que “no existían argumentos o fundamentos legales suficientes” que justificaran 22 meses de prisión preventiva previos a la absolución. Por ello, sospecha que “hay algo más allá”. “Deberían preguntar a quienes adoptaron estas medidas si influyó el hecho de haber sido presidente del Barça”, ha deslizado. Ha sentenciado que “ha sido una instrucción dirigida por la UDEF y la UCO sin ningún tipo de control jurisdiccional”.

Molins ha remarcado que “no hay comisiones ilegales”, que Rosell “cobraba por una intermediación lícita”, que “no hay blanqueo porque no hay dinero sucio que limpiar” y que ni siquiera la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) se considera perjudicada por estos pagos. “¿Por eso había que tener a dos personas en prisión casi dos años?”, ha preguntado.

Gritos y abrazos

El letrado ha lamentado que la defensa no ha cambiado ni una coma desde su primera versión: “Si alguien lo hubiera leído, habríamos evitado 22 meses de sufrimiento”. En estos casi dos años, por cierto, solo se han practicado “dos pruebas testificales”. Para Molins, el sistema “ha fallado”, pero agradece esta sentencia “valiente”, que “deja en evidencia” al tribunal y a la acusación.

Cuestionado por si pedirán compensación, ha recordado que corresponden unos 70 euros por día privado de libertad, pero “eso no compensa a nadie”. Molins ha añadido que hay que esperar antes de dar el siguiente paso. Este 24 de abril era un día para celebrar la absolución. Y así lo ha hecho el mismo Rosell. “Hemos gritado, nos hemos abrazado”, ha comentado Andrés Maluenda, también abogado del expresidente del Barça.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información