Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El pistolero de tarragona tras ser reducido por los Mossos d'Esquadra en una actuación que su abogado considera "desproporcionada" / EUROPA PRESS

El abogado del pistolero de Tarragona denuncia que la actuación de los Mossos "fue desproporcionada"

El letrado asegura que Sabau nunca se atrincheró en una masía y expresa que recibió un disparo cuando estaba en mitad de un descampado

3 min

Este martes Marin Eugen Sabau, en prisión provisional por haber disparado a sus excompañeros de trabajo y a un mosso, recibirá la eutanasia en un caso sin precedentes. Su abogado Gerard Amigó ha denunciado en una entrevista en Rac 1 que la actuación de los Mossos d’Esquadra “fue desproporcionada”, dado que la voluntad del pistolero era entregarse.

“Él no se atrincheró en una masía de Riudoms”, ha asegurado el letrado, que ha explicado que cuando llegó el Grupo Especial de Intervención (GEI) de los Mossos d'Esquadra los agentes se encontraron a Eugen Sabau en un descampado. “Aparcó el coche en la masía, sí, pero estaba tumbado en un descampado”, insiste. “Quería entregarse, pero no pudo comunicarse con los Mossos”.

No podría asistir al juicio

El abogado del pistolero de Tarragona ha explicado que su cliente se encuentra postrado en una cama desde el pasado 14 de diciembre. “Solo puede mover la cabeza y hablar. Eso es todo. Tiene dolores muy grandes”, ha asegurado. El disparo que recibió le seccionó la médula y, además, le provoca "dolores insoportables". 

Sobre la posibilidad de que Marin Eugen Sabau se sometiera a la muerte asistida tras la celebración del juicio, como pedían las víctimas, Amigó insiste en que el investigado ni siquiera podría haber asistido a la vista oral. En el estado en el que está, asegura, “y en un juicio que se preveía largo”, no podría haber estado presente pro su delicada condición médica.

"Un apasionado de su trabajo"

A pesar de que el pistolero de Tarragona abrió fuego en el interior del que fue su lugar de trabajo, una oficina de Securitas de Tarragona, su abogado asegura que era "un apasionado de su trabajo".  También lo describe como “una persona sana” y sin adicciones. “No fumaba ni bebía, por eso podrá donar sus órganos", ha confirmado Gerard Amigó. Hoy, si no se niega en el último momento, Marin Eugen Sabau se convertirá en el primer preso en recibir la muerte asistida en Europa sin haber sido juzgado.