Menú Buscar
Bajos en el distrito de Ciutat Vella

Abierta la convocatoria para los locales de protección oficial de Ciutat Vella

El Ayuntamiento de Barcelona abre el plazo para la presentación de propuestas hasta el 18 de mayo; prioridad para los productos y servicios de más necesidad en el barrio

19.03.2018 13:27 h.
3 min

El Ayuntamiento de Barcelona ha abierto el plazo para la presentación de propuestas para los nueve primeros locales del programa Bajos de Protección Oficial (BPO) de Ciutat Vella. Los espacios se alquilarán a precios asequibles por debajo del de mercado a iniciativas económicas y comunitarias.

La concejal del distrito, Gala Pin, ha destacado en rueda de prensa este lunes que pretenden fomentar con estos locales --actualmente vacíos-- actividades de cuidados y servicios a las personas, el comercio de proximidad, intervenciones comunitarias, consumo responsable, proyectos culturales, pequeña producción urbana y economía circular y del conocimiento e innovación. Las propuestas pueden presentarse hasta el 18 de mayo.

En marcha en septiembre

Pueden optar a la convocatoria actividades tanto nuevas como ya existentes, por ejemplo aquellas que estén en riesgo por la subida de los precios del alquiler. Los locales van desde los 21,6 a los 79 metros cuadrados y se ubican en las calles Francesc Cambó, Sant Pere Mitjà, Comerç, Robadors, Sant Ramon, Carretes y Assaonadors.

El Gobierno de Ada Colau prevé que las actividades en estos locales puedan estar en marcha en septiembre, y el Ayuntamiento llevará a cabo los trabajos esenciales para que los espacios cuenten con las condiciones necesarias para la nueva actividad --como instalaciones, pintura y lavabos--, mientras que los adjudicatarios los terminarán de adecuar a sus actividades.

Productos y servicios necesarios para vecinos

Las cesiones de los locales se harán en dos modalidades. La primera para actividades de productos y servicios necesarios para los vecinos y trabajadores de Ciutat Vella. En estos locales la concesión será de cinco años prorrogables a dos más. La segunda modalidad es para proyectos de economía plural y sostenible, aunque no necesariamente destinada a vecinos, de dos años prorrogables hasta un total de tres.

Entre otros factores, se tendrá en cuenta que los proyectos den respuesta a carencias detectadas en el distrito; su arraigo en el territorio; proyectos de economía cooperativa, social y solidaria, e iniciativas promovidas por mujeres o jóvenes sin estudios superiores, personas en paro de larga duración, parados de más de 45 años y ciudadanos en situación de vulnerabilidad social.