Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Javier de la Rosa, entrando en la Audiencia Nacional.

A De la Rosa le puede salir muy caro su contubernio con el Santander y los Pujol

Jueces y fiscales creen que el polémico financiero ha podido cometer un presunto delito de alzamiento de bienes si los "papeles de Panamá" no mienten  

4 min

“El delito de alzamiento de bienes es un delito consistente en que un deudor oculte o se deshaga de parte o del total de su patrimonio para que su acreedor encuentre dificultades y no pueda satisfacer su derecho”. Así se expresan los manuales de derecho penal sobre este tipo delictivo por el que, según las fuentes consultadas por Crónica Global, puede ser en breve acusado el financiero catalán, Javier de la Rosa.

Jueces y fiscales al acecho

Eso, al menos, es lo que están barruntando algunos jueces y fiscales de la Audiencia Nacional que han iniciado ese debate “técnico jurídico”, tras conocerse que, en los llamados "papeles de Panamá", aparece el nombre de quien fuera (según el ex presidente Pujol), empresario modelo, como receptor directo (o a través de su familia), de más de 4 millones de euros de comisión en la operación de compraventa de 1.152 sucursales de Banco Santander por parte de la empresa vinculada a Oleguer Pujol, Drago Capital.

Oleguer se desmarca

El menor de los hijos del ex presidente catalán, Jordi Pujol, habría intermediado en esa operación multimillonaria junto a Javier de la Rosa, aunque esta semana, y mediante un comunicado, rechazaba cualquier irregularidad e insistía en que la comisión que cobró por esa macro operación está regularizada ante Hacienda. Oleguer aseguró no haber tenido jamás contacto con el controvertido bufete de abogados Mossack Fonseca de Panamá.

Jueces y fiscales al acecho

Los jueces y fiscales, que están mirando ahora con lupa esta operación, que movió más de 2.000 millones de euros, tratan de conocer si existen indicios racionales de criminalidad suficientes como para atribuir a De la Rosa un delito de alzamiento de bienes compatible con otro de bloqueo de capitales. No porque el cobro de comisiones entre partículares sea ilegal, sino porque si Javier la Rosa se han beneficiado de esa comisión multimillonaria, debería haberla declarado a los efectos de enjugar la ingente deuda que mantiene con el Estado por el impago de las diversas sentencias que han recaído sobre él en su condición de responsable civil por las estafas cometidas.

¿De la Rosa, insolvente?

En la mayoría de los casos se declaró insolvente. Sólo en el "caso Quail", donde fue condenado por el desvío de más de 68 millones del grupo Torras, la responsabilidad civil impuesta superaba los 200 millones de euros. Y se trata sólo de uno de los muchos litigioso que acabaron en sentencia condenatoria contra el presidente de KIO en España.

Fianzas millonarias

Sólo a título de ejemplo conviene recordar que el juez instructor número 1 de Barcelona, Joaquim Aguirre, impuso durante la investigación del "caso Gran Tibidabo" a Javier de la Rosa una fianza de responsabilidad civil de 13.000.000.000 de las antiguas pesetas. El juez llegó a embargarle su yate (el “Blue Leyend”) y 464 millones en bonos de deuda pública a nombre del financiero.

De la Rosa y el pequeño Nicolás

De la Rosa reconoció que la operación del Santander era cosa suya. Lo hizo en una entrevista con el pequeño Nicolás que fue grababa y difundida en la red.

El financiero se escudará en el hecho de que esa comisión no la cobró él directamente sino a través de sus hijos Javier y Gabriela, para así eludir su eventual responsabilidad penal.

Destacadas en Vida