Menú Buscar
Una foto de archivo de cheques bancarios

80 acusados y penas de casi 400 años por la macroestafa de los cheques falsos

Los investigados “fabricaron” talones y pagarés de distintas compañías de seguro por valor de más de diez millones

3 min

A la vuelta de vacaciones se celebrará en la Audiencia de Barcelona uno de los juicios del año: 80 acusados, 10 compañías de seguros estafadas, más de 10 millones de euros de fraude y cerca de 400 años de prisión que solicita el fiscal en su escrito de calificación al que ha tenido acceso Crónica Global.

Se trata de la macroestafa de los cheques y pagarés falsos que la Policía Nacional desarticuló en 2013. Según el informe de la fiscalía, “en la primavera de 2013 el acusado José Manuel G. F. ideó un plan para, con intención de obtener un beneficio económico, elaborar cheques y otros efectos como pagarés en algún caso utilizando datos de efectos originales y pasarlos a cobro en perjuicio de las empresas que supuestamente emitían los mismos, en su mayor parte compañías aseguradoras”.

Delincuentes especializados

Para fabricar los cheques o pagarés falsos se necesita una base de datos que permita utilizar información fidedigna de las compañías de seguros supuestamente pagadoras. “Para ello recabó la colaboración de otras personas, el acusado Albert A. T., quien por su profesión de letrado, tenía acceso a efectos originales procedentes de pagos realizados por compañías aseguradoras a clientes suyos”.

Con esa información, la trama tenía que fabricar físicamente las falsificaciones: “Los acusados Tatiana L. C., y Manuel S. H., realizaban la elaboración de los efectos --cheques y pagarés--, concretamente, la primera, el diseño y realización de la plantilla y el segundo, la impresión. José Manuel G. aportaba la infraestructura necesaria en su vivienda sita en Castell-Platja d’Aro y en el restaurante Don Diego que regentaba, sito en la misma localidad. Dicho restaurante era propiedad de la sociedad Rodizio Brasileño, SL que era regentada por el propio José M. G., el principal imputado”.

Decenas de colaboradores a sueldo

Según el fiscal, los responsables de la trama subcontrataron a decenas de “empleados” que se encargaron de cobrar centenares de talones falsos que, supuestamente, habían emitido las compañías de seguros estafadas y suplantadas. Estos “empleados” cobraban una comisión por cada uno de los cheques colocados.

Entre las compañías suplantadas se encuentran Zúrich, Allianz, Fiatc, Asefa, Mapfre, Liberty y Racc.

La policía ha identificado a los 80 miembros de la trama que se sentarán en el banquillo de los acusados. El fiscal identifica centenares de documentos falsificados y cuantifica el volumen del fraude en más de 10 millones. El fiscal, en una detallada calificación, les acusa de estafa, amenazas y múltiples falsificaciones.