Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una vivienda en alquiler / EUROPA PRESS

Un 62% de las inmobiliarias de Barcelona discriminan a los inmigrantes en el alquiler de viviendas

Un estudio elaborado por el ayuntamiento revela que la mayor parte de los agentes están dispuestos a discriminar a determinados perfiles étnicos en los procesos de selección

3 min

Un estudios sociológico presentado por el Ayuntamiento de Barcelona concluye que el 62% de las inmobiliarias de la ciudad aceptan la discriminación por origen étnico en el alquiler de viviendas, una práctica ilegal en nuestro país que, además, está sancionada. 

El estudio “Discriminación a la carta” ha sido elaborado a partir de 350 llamadas válidas a empresas inmobiliarias de Barcelona. Los investigadores se hicieron pasar por un propietario que pretendía alquilar una vivienda ficticia. Para el proceso de selección del inquilino solicitaban a las agencias que descartaran a “las personas inmigrantes” sin más argumentos que un determinado origen étnico o su pertenencia a una religión.

Solo un 10% se niega

Los autores del estudio pudieron certificar que de las respuestas obtenidas por parte de las inmobiliarias, un 62% de las empresas estaban dispuestas a aceptar explícitamente este tipo de discriminación, excluyendo del proceso de selección al perfil señalado, mientras que el 24% se mostraron dispuestas a hacerlo mediante prácticas indirectas

Solo en el 10% de los casos los agentes se negaron a participar en la propuesta discriminatoria, tanto por convicción propia como por defender el cumplimiento de la ley, mientras que el 4% de las compañías consultadas rechazaron dar respuesta a tal petición.  

Práctica habitual pero oculta

El estudio ha desvelado que “es una práctica en la sombra” pero habitual entre las inmobiliarias de la Ciudad Condal, ya que el 19,4% de los agentes manifestaron de forma espontánea que estaban dispuestos a realizar este cribado pero que no podía reflejarse en el anuncio del inmueble. 

Precisamente el hecho de que se aplique pero no se incluya explícitamente como requisito en los anuncios dificulta la detección de este tipo de discriminación hacia las personas migrantes, que se encuentran con trabas para poder probarlo. Por consiguiente, las Administraciones se enfrentan a serias dificultades a la hora de perseguir el delito, sancionarlo y reparar el daño a las víctimas. 

Los prejuicios

El informe también revela que los agentes que aceptan llevar a cabo procesos de selección racistas se basan en el acento, el lenguaje, en la indumentaria o en rasgos físicos para categorizar a un determinado perfil como inmigrante. Con esta iniciativa el Ayuntamiento pretende cuantificar el alcance de este tipo de discriminación y trabajar con las entidades implicadas para erradicarla