Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, en una comparecencia anterior / EP

600 familias esperan una vivienda en Barcelona tras ser deshauciadas

El Ayuntamiento manifiesta al Govern que el programa Reallotgem es ineficaz para encontrar alojamiento a los más necesitados

2 min

La Mesa de Emergencia de la ciudad de Barcelona presenta una lista de espera de unas 600 familias que precisan una vivienda tras haber sido desahuciadas. De ellas, tan sólo quince han encontrado un alquiler estable a través del programa Reallotgem, auspiciado por la Generalitat.

Esta situación ha sido denunciada por el Ayuntamiento de la Ciudad Condal a través de una carta remitida al Govern en la que pone de manifiesto que la iniciativa no es eficaz para solventar los problemas de los más necesitados en materia de vivienda.

Dotación de 4,5 millones 

"A pesar de que la previsión de captación de pisos para la ciudad de Barcelona era de 300 y un gasto de 4,5 millones de euros, hasta ahora el programa sólo ha facilitado un alquiler estable a una quincena de familias", señala en la misiva la concejal de Vivienda y Rehabilitación del Ayuntamiento de Barcelona, Lucía Martín.

Martín ha reclamado en la carta que el destino de estos 4,5 millones de euros sirva para reforzar los diferentes programas en marcha "que sí funcionan y contribuyen a revertir una deuda insostenible".

Políticas diferentes

A modo de ejemplo, ha recordado la concejal que en los últimos siete años el Ayuntamiento ha comprado 1.300 pisos mientras que la Generalitat no llega a los 500.

El Govern aprobó el programa Reallotgem.cat hace año y medio con una dotación de 21 millones de euros y el objetivo de captar entre 1.300 y 1.500 pisos en toda Cataluña, que serían alquilados por la Agencia de la Vivienda de Cataluña y se pondrían a disposición de familias en lista de espera de las mesas de emergencia.