Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Estación de bicicletas Bicing, como las que usan muchos ciclistas de Barcelona / EUROPAPRESS

El 33% de los ciclistas de Barcelona desconoce la normativa de circulación

Según un estudio del RACC, el 48% de los usuarios de bicicletas reconoce que cruza semáforos en rojo y el 41% utiliza auriculares mientras monta en el vehículo

Félix Montero
4 min

El 33% de los ciclistas que se mueven por Barcelona admiten no conocer la normativa de circulación. Así lo ha revelado el 4º barómetro para la movilidad ciclista en Barcelona y sus accesos, elaborado por el Real Automóvil Club de Cataluña (RACC). El presidente del RACC, Josep Mateu, y la jefa de estudios de movilidad, Alba Rey, se han encargado de la presentación este martes por la mañana en la sede de la entidad.

Los ciclistas encuestados en el estudio evalúan con un 6,5 de nota su conducta cívica cuando circulan. Sin embargo, el 48% reconoce que cruza los semáforos en rojo cuando no hay vehículos cerca y el 41% utiliza auriculares mientras monta en bicicleta. Según explica Mateu, es necesario fomentar la formación y el conocimiento de la normativa de circulación urbana a través de una formación obligatoria y gratuita para los usuarios que no tengan conocimientos previos del reglamento.

Mejorar la infraestructura

Nueve de cada diez ciclistas encuestados por el estudio consideran que no tienen una red pedaleable continua en todo su recorrido habitual. Aun así, el mantenimiento de los carriles y la extensión de la red ciclista son los dos aspectos mejor valorados por sus usuarios. Los diseños de las vías en los cruces y las rotondas, los carriles bidireccionales y los separados de la calzada son los ámbitos peor evaluados. "Para hacer una red cómoda, tenemos que tener una red segura, por lo que es necesario consolidar la calidad de la actual, mejorar la señalización y eliminar puntos conflictivos", declara Rey.

Desde el RACC, también subrayan la necesidad de impulsar el uso de la bicicleta en el ámbito metropolitano, incrementando la conectividad con otros municipios. De hecho, el 39% de las personas que usa el sistema público de alquiler de bicicletas (Bicing) asegura que haría desplazamientos metropolitanos si existieran un servicio que lo permitiera.

Perfil del ciclista

Según el barómetro, el ciclista de Barcelona es una persona con una edad comprendida entre los 21 y los 40 años y utiliza este medio para acudir a trabajar (72,5%) o al centro de estudio (24%). La mayoría de estos, el 66%, se desplaza en su propia bicicleta y el 34% utiliza el servicio público Bicing. Siete de cada diez usuarios de bicicleta habituales declaran que antes de optar por este medio, se desplazaban en transporte público o a pie.

La jefa de estudios de movilidad del RACC destaca la necesidad de mejorar el servicio de Bicing para que la bicicleta sea una opción atractiva. De esta manera, propone electrificar la mayoría de la flota, aumentar la cobertura territorial a los municipios cercanos, subir la tarifa plana a 45 minutos, garantizar la integración tarifaria en el servicio metropolitano y ofrecer incentivos desde las empresas y la Administración para fomentar el uso de la bicicleta.