Menú Buscar
Juicio en la Audiencia de Barcelona al acusado de un asesinato homófobo cometido en 2000 en Montgat / EUROPAPRESS

15 años de cárcel para el neonazi que mató a un homosexual en Montgat

El condenado mató a la víctima, nacida en Ecuador, "asestándole un número importante de puñaladas en diversos lugares del cuerpo"

3 min

15 años de prisión para un neonazi por un crimen homófobo cometido el 8 de marzo del año 2000 en Montgat. Después de que el Tribunal del Jurado le haya declarado culpable tras su confesión en el juicio que se hizo entre el 24 y el 30 de enero, la Audiencia de Barcelona ha dictado condena para C.A., que mató a la víctima, nacida en Ecuador "asestándole un número importante de puñaladas en diversos lugares del cuerpo" con un cuchillo.

El juez asegura que lo hizo por desprecio a la orientación sexual del hombre, y recuerda que el autor, "en el momento de los hechos, era simpatizante de las ideas derivadas del nazismo y del llamado supremacismo blanco", tal como corroboró su expareja, quien declaró que tenía colgadas en la habitación banderas con la esvástica.

"Hitler tenía razón"

Tras apuñalarle, y una vez había fallecido, el condenado "colocó una flor en su oído derecho y escribió en una pared, con la propia sangre del fallecido, las expresiones 'Hitler tenía razón' y 'KKK'", en referencia a las siglas de la organización racista de Estados Unidos Ku Klux Klan.

Por todo, se le declara culpable de un delito de asesinato con alevosía y ensañamiento, con el agravante de discriminación por orientación sexual, y el magistrado también le condena a pagar una indemnización de 45.000 euros al hijo de la víctima, con quien no convivía, y otros 25.000 a la hermana.

Prisión provisional

El magistrado añade el atenuante de dilaciones indebidas porque la investigación policial y el procedimiento penal quedaron paralizados entre agosto de 2003 y mayo de 2016, y el acusado ha estado en prisión provisional por esta causa desde el 2 de septiembre de 2017, cuando se le detuvo en Colombia, y fue extraditado a España el 20 de septiembre de 2018.

El día del crimen, el acusado quedó con la víctima en la estación de tren de Montgat, donde le recogió, y fueron juntos a su piso. Allí, tras tomar alcohol, la víctima "se desnudó con la intención de proponerle mantener relaciones sexuales", según relató el acusado, que al verle desnudo le atacó.