Menú Buscar

Yo quiero seguir siendo catalán

Francesc Moreno
5 min

Una de las incongruencias del relato soberanista es su desapego a ser catalanes. Parece que ser kosovar, crimeo, croata, checo o danés, cada día cambian de referente, sea muchísimo mejor que ser catalán. No idolatro las patrias pero francamente no veo las ventajas del cambio. A los catalanes nos ha ido bien, yo incluso diría muy bien, siendo españoles y, ahora, además, europeos. Yo diría que a los portugueses no les ha ido mejor siendo independientes, ni a los del Rosellón siendo franceses.

Yo quiero seguir siendo catalán, que significa ser bilingüe, una ventaja en el mundo global que hasta va bien para retrasar el Alzheimer, según los expertos

El victimismo se compadece muy mal con el grado de riqueza, PIB y renta per cápita de Cataluña. El victimismo tampoco se corresponde con el alto grado de autogobierno, de hecho el estado es marginal en Cataluña, ni con la presencia del catalán en la escuela y en las administraciones catalanas. Paradójicamente el crecimiento de la administración catalana ha empobrecido el espíritu emprendedor propio de una sociedad que ha vivido mucho tiempo de espaldas al Estado pero que ahora ha generado un importante sector parasitario, gentes que viven directa o indirectamente de la administración, núcleo duro del independentismo.

Yo quiero seguir siendo catalán, que significa ser bilingüe, una ventaja en el mundo global que hasta va bien para retrasar el Alzheimer, según los expertos; ser amante del diálogo y del pacto. Me gusta Barcelona, una ciudad cosmopolita y abierta al mundo.

Vivimos en una época de crisis y cambio. Ello genera incertidumbres y frustraciones, fáciles de aprovechar políticamente. Pero yo aconsejaría a quienes creen que la independencia nos conduce al paraíso que miren al mundo, si pueden viajen y comparen.

La independencia de Cataluña no es posible. Ni la UE, ni la OTAN ni EEUU están por la labor de desintegrar occidente. Pero es que además no es deseable. No quiero un país aislado, en el que el régimen restringe las libertades individuales y busca enemigos internos y externos para perpetuarse en el poder como hacen todos los gobiernos de este tipo, ya sean iraníes, cubanos o venezolanos.

Pensar así hace que me insulten. Traidor a la patria, botifler, colaboracionista. No es la primera vez. En otras épocas, a quienes no comulgábamos con ruedas de molino también se nos llamaba antiespañoles, pagados por el oro de Moscú, judíos, masones y comunistas

En definitiva quiero seguir siendo catalán, como lo he sido siempre. Quiero pasear por el Paseo de Gracia sin barricadas, preocupado por mi trabajo y por mi familia y no por los problemas creados por los políticos, que para mantenerse como elites extractivas se atrincheren en el poder sin ningún escrúpulo en poner en riesgo el bienestar y la libertad de sus ciudadanos en nombre de lo que llaman "libertad de los pueblos", que si no es la suma de la libertades individuales de todos los ciudadanos no es más que el derecho de pernada de los poderosos. No quiero que tengamos humoristas, cantantes, actores empresarios, intelectuales del régimen como lacayos del poder. Ya tuve bastante con el franquismo. Pensar así hace que me insulten. Traidor a la patria, botifler, colaboracionista. No es la primera vez. En otras épocas, a quienes no comulgábamos con ruedas de molino también se nos llamaba antiespañoles, pagados por el oro de Moscú, judíos, masones y comunistas. El nacionalismo es así por definición. Siempre se sustenta en mantener viva la amenaza del "enemigo". Y todos son iguales por mucho que se crean únicos. Por eso, si alguna vez flaqueo, vuelvo a ver Casablanca y no me quedan dudas de en qué lado han estado siempre los buenos.

Post data: Para desdramatizar un poco el ambiente, la hoja de ruta de la ANC me ha recordado un chiste de Gila: oiga, ¿es el enemigo? Es para avisarles de que mañana a las doce atacamos... sí a las doce, en el aeropuerto. Vale, hasta mañana.

Artículos anteriores
¿Quién es... Francesc Moreno?
Francesc Moreno

Presidente del Consejo Editorial de CRÓNICA GLOBAL. Licenciado en Derecho. Ha sido profesor de Derecho financiero en la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) y de Derecho mercantil en la Universidad de Barcelona (UB). Ha sido vicepresidente de La Seda de Barcelona. Fue el editor de El Debat y Tribuna Latina.

Comentar
CharoBCN 25/08/2015 - 11:30h
Francesc, jo també vull continuar sent catalana. Però alguna cosa més hem de fer els que volem continuar formant part de l’estat espanyol. Fa uns dies vas dir que abans de la propera diada de Sant Jordi es presentaria un moviment cívic amb capacitat integradora dels catalans que no volem separar-nos. Que hi ha del tema?...No potser que continuem muts com si estiguessin d’acord amb tot el que està passant. Les referències als acudits de Gila estan molt bé però el problema és que el pla de l’ANC no és una broma.
Ramon Salvat 25/08/2015 - 11:30h
Efectivament l ANC no és cap broma, tot i que si els escoltes i llegeixis no pot sino prendre a broma el que diuen i sostenen . Però molts ja fan d aquesta “broma”, el seu particular “Credo” i “dogma de fe” elevant a veritats inqüestionables tot el qui diu i fa l ANC. I així passen el dies, amb molta gent sense sortir del silenci, esperant que es solucioni tot plegat de manera espontània. I ells van creixent i creixent.
fereyes 25/08/2015 - 11:30h
El problema es que hay muy poco margen de maniobra. En este país existen unos medios subvencionados que llevan alimentando el odio desde años de forma muy sútil y subliminal. Sólo hay que fijarse en cualquier medio catalán ( incluido 8tv ) que cuando mencionan algo bueno, siempre es de un catalán, ya sea médico, emprendedor y hasta tienen la osadía de cambiarle el nombre para catalanizarlo más todavía ( caso de Josep Baselga ) que en su perfil de Linkedin aparece como José Baselga. Sin embargo cuando es algo malo, aunque sea de un catalán ( asesinatos, prostitución, droga ) lo diluyen incluyendo al resto de España. Sólo hay que fijarse un poco y veréis lo canallas que son con este tema. Incluso, el otro día hablaban de un tal jefe de una banda de latin kings que era "catalán de origen español". El matiz es importante para seguir con el mensaje maniqueo de "cataluña bueno, España malo".
fereyes 25/08/2015 - 11:30h
Por cierto, vale la pena este artículo de 1990. Ayuda a comprender muchas cosas: http://elpais.com/diario/1990/10/28/espana/657068405_850215.html
mimartin 25/08/2015 - 11:30h
Como dice CharoBCN, Francesc ¿ qué hay de las iniciativas prometidas? Como dice fereyes , hay poco margen de maniobra, aunque la culpa no es sólo de los nacionalistas , sino de la cobardía y partidismo de Rajoy, Rubalcaba y los aparatos de sus partidos. El único partido que tiene una red de simpatizantes en lugar de una red de "aparatchik" partidarios es Ciutadans. No podemos esperar a que se muevan PP y PSOE y subvencionen a la sociedad civil no nacionalista. Hace falta coraje e inteligencia para andar autónomamente y plantarles cara sin complejos.
serena 25/08/2015 - 11:30h
el martes había un chiringuito en la Plaza dela Bonanova (no sé si también en otros lugares de Bna) que hacían propaganda y reclutaban adeptos para ANC.Parecían los de la banderita de cruz roja, sólo que la suya se parecía a la cubana. tenían folletos que echaban bálsamo sobre todas las posibles dudas de ciudadanos aún no convencidos de la bondad de su arcadia. Sí, están bien organizados.
CharoBCN 25/08/2015 - 11:30h
Francesc, quiero felicitaros por el trabajo que haceis en Cronica gloga. Tambien quiero ser muy pesada. Que hay de la plataforma o movimiento civico contra la secesion???
¿Quiere hacer un comentario?