Menú Buscar

Wert desmiente a Rigau: hay 362 peticiones de educación bilingüe en base a la LOMCE

Las familias que solicitan el mecanismo para garantizar la enseñanza en castellano y catalán son muchas más de las que difundió la Generalidad, que aseguró que solo eran cinco alumnos. Wert advierte de que "el Estado aplicará los instrumentos jurídicos de que dispone para hacer cumplir la LOMCE".

11.02.2015 20:59 h.
2 min
El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert
Redacción

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, ha desmentido las cifras de peticiones para recibir una educación bilingüe -amparándose en el mecanismo que establece la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE)- que había difundido la consejera de Enseñanza de la Generalidad, Irene Rigau.

En una entrevista publicada este miércoles en El Periódico, Wert ha asegurado que el Ministerio ha recibido "del orden de 362 peticiones, una por día del año". Este dato contradice el que Rigau hizo público el pasado 22 de enero, cuando señaló que solo le constaba que cinco alumnos de tres familias hubiesen reclamado la enseñanza en castellano y en catalán.

Wert, además, ha explicado que "no están todas resueltas porque hemos pedido a la Generalidad que aporte información para verificar si estos solicitantes reúnen los requisitos, pero de momento el Ejecutivo catalán responde con el silencio administrativo; por lo tanto, todavía no se puede facilitar cuántas peticiones se reconocerán finalmente. Pero todavía estamos dentro del plazo de seis meses fijado".

"El Estado aplicará los instrumentos jurídicos para hacer cumplir la LOMCE"

Por otra parte, el ministro ha advertido de que no aceptará la insumisión de la Generalidad ante la LOMCE -pese a que así lo ha anunciado en repetidas ocasiones Rigau-:

"La obligación que tenemos es que las leyes del Estado se cumplan en todo el territorio. Por tanto, como sabe la consejera, porque lo hemos hablado en varias ocasiones, optaremos por la vía del requerimiento. Y cuando los requerimientos no lleguen a una resolución satisfactoria de las discrepancias, el Estado aplicará los instrumentos jurídicos de que dispone para hacer cumplir la LOMCE. Pero, por supuesto, la voluntad del Ministerio sería resolver estas diferencias en el diálogo bilateral, como hemos resuelto, por otra parte, otros asuntos con la propia Cataluña".

¿Quiere hacer un comentario?