Menú Buscar

Villarejo denuncia que la consulta del 9N es antidemocrática

Para el ex Fiscal, el Gobierno autonómico no respeta en "absoluto" los principios de "neutralidad institucional, primacía del interés colectivo, pluralismo, igualdad y no discriminación" al utilizar recursos públicos para publicitar la consulta y no ofrecer, por ejemplo, espacios gratuitos en los medios públicos a los que se oponen a la misma.

07.11.2014 11:26 h.
3 min
Carlos Jiménez Villarejo
Redacción

El ex Fiscal Anticorrupción y exdiputado europeo por Podemos, Carlos Jiménez Villarejo, califica de antidemocrática la consulta que se celebrará este domingo en Cataluña, en un artículo publicado hoy en El País.

Según Villarejo, "conforme a la ley que parece aplicable —el Título III de la Ley Autonómica 10/2014, de 26 de septiembre— la consulta del 9-N, si es que puede denominarse así, es simplemente un “proceso de participación ciudadana”, apartado de dicha ley que no fue suspendido por el Tribunal Constitucional. Es un proceso, que quede claro, en el que no se vota, sino que “se recoge la opinión de los ciudadanos”. Por tanto, está manipulándose la conciencia ciudadana, ya que se reclama su participación para un objetivo, el de votar, que es manifiestamente falso. Además, el Gobierno de la Generalitat está obrando en conciencia de forma desleal con las propias leyes autonómicas. Es decir, las está desobedeciendo y vulnerando".

Para el ex Fiscal, el Gobierno de la Generalidad no respeta en "absoluto" los principios de "neutralidad institucional, primacía del interés colectivo, pluralismo, igualdad y no discriminación" al utilizar recursos públicos para publicitar la consulta y no ofrecer, por ejemplo, espacios gratuitos en los medios públicos a los que se oponen a la misma.

Para Villarejo la cuestión capital es" cómo no se ha formalizado dicha iniciativa en un acto administrativo en los términos exigidos por la Ley 26/2010, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas de la Generalitat" y se pregunta si se levantó acta del acuerdo del Gobierno decidiendo impulsar el proceso y, si es así, "¿por qué, tal como está ordenado, no se ha publicado en el DOGC y se sustituye por una cadena de actos publicitarios? ¿Estamos en un Estado de derecho?".

La consecuencia de todo ello, según el ex Fiscal Anticorrupción, es que se niegan al ciudadano derechos fundamentales, entre otros, ante la ausencia de publicación del acuerdo, el de obtener “una información veraz y de calidad”, así como el de impugnar o recurrir la decisión adoptada para expresar se desacuerdo.

El artículo concluye que "es más que evidente que el 9-N no es un proceso electoral, pues están ausentes todos los requisitos legales del mismo, particularmente el censo y una Administración electoral independiente. Es un modo de saber qué opinan los catalanes sobre la ruptura de Cataluña con España, a través de un procedimiento plagado de ilegalidades y desacreditado por su parcialidad y el descarado dominio sobre el mismo de organizaciones cívicas partidistas que solo hacen que aumentar el descrédito de la convocatoria y la necesidad de denunciar lo que no es más que una expresión de los intereses partidistas de quienes han convocado la jornada. Desde cualquier vertiente que se examine, el 9-N es incompatible con las exigencias de un Estado Democrático de Derecho".

Comentar
josemiguelvelasco 25/08/2015 - 11:22h
La cuestión principal en todo esto no es si es legal o no, si es democrático o no y todos esos jardines en que nos metemos. La cuestión principal es que está basado en pura y simple xenofobia contra esa parte de la humanidad que es la población del resto de España. Los carteles del "país nou", el mensaje que están trasladando es que una vez nos liberemos en Cataluña de los patanes españoles esto será jauja. Se trata simple y llanamente de xenofobia
leborgne 25/08/2015 - 11:22h
Plenamente de acuerdo con el Sr. Villarejo, que sabe de lo que habla. A ver si se lo explica, por favor, a su correligionario de Podemos y excompañero en el Parlamento Europeo, Sr. Echenique, que es de los partidarios del llamado derecho a decidir tous azimuts (que dirían los franceses)y ¡arda Troya!...
Ramonsalvat 25/08/2015 - 11:22h
Pocas veces, muy pocas, el Sr.Villarejo acostumbra a errar, y ninguna a mentir. Lo que pasa que no hay mas sordos que los que no quieren escuchar, como algunos de Podemos y otras organizaciones de izquierda.
Pepitox 25/08/2015 - 11:22h
Magnífica exposición a la que es necesario darle la máxima difusión. A la supuesta izquierda, compañeros de foro, ya no la podemos esperar. Demasiado la hemos esperado. A la verdadera izquierda, la que representa el artículo del señor Villarejo, toda la razón del mundo, porque la tiene: la razón del Estado democrático de Derecho. Así de sencillo.
EduardoPinzolas 25/08/2015 - 11:22h
Saludos de nuevo a todos, compañeros comentaristas, después de una desafortunada semana de obligado mutismo. Tiene por supuesto razón el sr. Villarejo al denunciar con contrastados argumentos el fraude democrático y el fraude de ley que supone el 9N, pero, como apunta josemiguelvelasco, estamos en una situación de fondo mucho más grave: la situación en que una minoría de fanáticos (un 30 % de la población o quizá menos), bien organizados eso sí, actúan impunemente como les da la gana, con desprecio absoluto por las formas, la legalidad y el resto mayoritario de ciudadanos y rigen los destinos de esta comunidad: un régimen totalitario de manual. Ayer tuve la paciencia de seguir el “.Cat”, más que nada para comprobar cómo se desenvolvía Inés Arrimadas entre cinco lobos, a saber: Angel Ros, Lluis Corominas, Anna Simó, Quim Arrufat y Dolors Camats, y lo hizo francamente bien: estuvo suelta, desinhibida y sin dejarse acorralar ni atropellar en ningún momento.
EduardoPinzolas 25/08/2015 - 11:22h
(2)Pues bien, a lo que iba: a la sra. Simó se le escapó un par de veces la palabra “votar” y rectificó rápidamente sustituyéndola por “participar”. Esto indica a las claras que, para ellos, lo del 9N tiene verdadera importancia y usarán políticamente los resultados de forma vinculante para justificar lo que haga falta, aunque se cuidaron mucho de decirlo. ¿Qué transparencia se puede esperar de tales personajes, qué futuro colectivo? Otro detalle para ejemplificar la gravedad de la situación sociopolítica catalana actual: el episodio de la magistrada Encarnación Roca, un episodio de persecución ideológica que debería dar la vuelta al mundo para vergüenza de esta sociedad enferma y para mostrar el verdadero talante de nuestro nacionalismo. ¿Qué diferencia fundamental hay entre este caso y el de los profesores de perdieron su cátedra universitaria por cuestión de raza o de ideología en regímenes fascistas o estalinistas?
Antoni Ferret 25/08/2015 - 11:22h
Una cosa important: "i no oferir, per exemple, espais gratuïts en els mitjans públics a aquells que s'hi oposen" (degudament corregit).
Olegario 25/08/2015 - 11:22h
"Desde cualquier vertiente que se examine, el 9-N es incompatible con las exigencias de un Estado Democrático de Derecho". Sí Sr., obviamente es una charlotada que degrada a los impulsores y a los participantes. Por otra parte, Podemos, en Cataluña, tiene todos los números para ser penetrados por el nacional-secesionismo. Si realmente quieren ganarse algún prestigio como partido de Estado tienen que delimitar a qué quieren jugar y despejar todas las dudas a los que les pueden y quieren apoyar. Una pregunta simple: ¿se dejarían penetrar por los de la Liga Padana?, pues vayan con ojo y toménlo en serio; en Cataluña han sabido corromper a los comunistas y a los socialistas; a ambos colectivos los han convertido en marionetas.
¿Quiere hacer un comentario?