Menú Buscar

Una semana clave

13.10.2014
Toni Bolaño
3 min

Entramos en la semana clave. En los próximos días, Artur Mas debe definir cuál es su estrategia final. En caso de que la tenga, claro. Los últimos movimientos denotan que las discrepancias, que los trapos sucios, en el bloque soberanista ya no se lavan en casa. Se airean. Y de qué manera. Oriol Junqueras sigue con su estrategia de presión y pide al presidente catalán que cumpla sus compromisos. Mas le contesta con la épica de la unidad. Quien la rompa le pondrá las cosas fáciles a España. Pero, el líder republicano hace oídos sordos y continúa con su presión acorralando al líder de CiU contra las cuerdas. Iniciativa per Catalunya en este punto de fricción parece convertirse en el único aliado de Mas, si excluimos a Duran i Lleida, evidentemente. Propone posponer la consulta. Una opción que la CUP ni contempla en su nuevo papel de hermano gemelo de ERC. Y menos los republicanos.

Se aplicó el silencio administrativo para tapar que sólo 99 lo habían hecho y que sólo 263 habían nombrado coordinador de la consulta

De momento, todo está en el aire. Y todo se incumple. Los ayuntamientos no han tenido que dar su visto bueno a los lugares de votación. Se aplicó el silencio administrativo para tapar que solo 99 lo habían hecho y que solo 263 habían nombrado coordinador de la consulta. Se han ampliado los plazos para que los catalanes residentes en el extranjero se inscriban. De momento, lo han hecho apenas 2.500. Y se han ampliado los plazos para que se inscriban los inmigrantes. Algo normal porque la inscripción de apenas 500 personas es, a todas luces, un ridículo mayúsculo. Para culminar el cúmulo de desaguisados, el Govern no ha publicado el censo.

De esta guisa, de Madrid no llegan buenos augurios. Rajoy dice que ofrece diálogo para una "mejor integración" de Cataluña en España. Hasta aquí bien, pero el presidente añadió una coletilla. No sé con quién tengo que hablar, vino a decir el presidente, porque no sé quién manda. Bueno, eso lo podría omitir el presidente español. De momento, el que manda es el presidente de la Generalidad. Los partidos nacionalistas están jugando ya sus cartas electorales. Están jugando al regate corto. Han llevado la situación al límite y el límite les ha sobrepasado. Esta semana será clave. Solo cabe esperar sensatez, que no se incumpla la ley, por un lado, y que, por el otro, se mueva ficha. Es hora de hechos y no de palabras. Rajoy y Mas deben de dejar de jugar al gato y al ratón y sentarse a hablar. Es la única pócima mágica que puede poner en su sitio a quienes piensan que si todo va mal, mejor. Es la única pócima mágica para los que apuestan por exacerbar los ánimos buscando el enfrentamiento. Es la hora de la política.

Artículos anteriores
¿Quién es... Toni Bolaño?
Toni Bolaño

Periodista. Miembro del Consejo Editorial de CRÓNICA GLOBAL. Ex director de Comunicación de la Presidencia de la Generalitat y del Ministerio de Industria, Energía y Turismo. Tertuliano en Cadena Ser, Antena 3 y La Sexta.

Comentar
Ramonsalvat 25/08/2015 - 11:23h
No es lo mismo hacer el pamplinas en "el Palau" gritando "inde-inde-independencia ja", que realizar actos administrativos que puedan dar problemas. Son "patriotes", pero tontos no y las retribuciones del cargo son su verdadera patria.
Olegario 25/08/2015 - 11:23h
"Rajoy y Mas deben de dejar de jugar al gato y al ratón y sentarse a hablar". Sr. Bolaño, ¿de verdad cree Vd. que esto es un juego?, ¿de verdad cree Vd. que la creación de esta situación se puede repartir por igual a los dos actores que cita?, ¿de verdad cree Vd. que Mas tiene margen de maniobra para hablar, negociar, actuar, decidir?. Envidio su información, la que le permite llegar a conclusiones que no veo por ningún sitio. Mas se comporta como el niño caprichoso que en las rabietas se tira al suelo para que su madre lo coja en brazos. Lo que hace ésta, cuando comprende el chantaje, es ignorarlo y seguir su camino. En cuanto el niño la pierde de vista, sale corriendo tras ella.
m.a. 25/08/2015 - 11:23h
No estoy de acuerdo en que el Sr. Rajoy y mas deban reunirse de tú a tú para negociar los "agravios" catalanes. Uno es el Presidente de la Nación, mientras que el otro el de una de las diecisiete C A de que se compone el país. En todo caso deberían analizarse y en su caso negociarse en el marco de las relaciones institucionales entre el Estado y las CC AA. Y cuidado porque el personaje carece de la menor credibilidad dado su desdén hacia las leyes que juró defender y por su irresponsable actuación al frente de la administración de su C A. Negociar con un trilero, con alguien que va con mala fe pues su propósito va mucho más allá, es imposible.
EduardoPinzolas 25/08/2015 - 11:23h
Pues va siendo también hora de que se moje usted más y concrete, sr. Bolaño: sobre qué cree usted que deben hablar exactamente Rajoy y Mas, qué cree usted exactamente que deben negociar. ¿De verdad considera usted que ahora mismo se dan las circunstancias apropiadas para hablar y negociar tranquilamente algo? Más aún, como dice m.a., ¿cree que se debe negociar alguna concesión de manera bilateral, de igual a igual, con quien preside una C.A. y, para más inri, se sitúa más allá del Estado (eso que según él está fuera de Cataluña) y desprecia su marco jurídico y sus instituciones?
JuanPerez 25/08/2015 - 11:23h
No crec que Rajoy s'equivoqui quan amb mala baba gallega diu que no sap qui mana, perquè, al cpdavall, un té la impressió que l'agenda del GHMas la dicta la Forcadell o el Junqueras, no pas un president devaluat que ni tan sols té autoritat al si del seu partit, tret dels catifers que el tenen per un estadista, des de la seva incompetència política i professional. És un dard enverinat, per suposat, però el GHMas no ha deixat de llançar amenaces una rera altra contra l'estat espanyol, el govern de tots, ens agradi o no, a diferència del de Mas, i contra el món mundial que no l'entèn. S'ho té guanyat, què dimonis!
¿Quiere hacer un comentario?