Menú Buscar

Una ILP por la independencia

3 min

El primer secretario del PSC, Pere Navarro, está convencido de que no habrá consulta. En principio, no parece que deba ser demasiado difícil consultar a la ciudadanía qué piensa sobre la relación que han de mantener Cataluña y España en el futuro inmediato. Se pregunta y en función de las respuestas de la gente se adoptan unas políticas u otras.

Internet no se inventó para esto pero podría ser un buen instrumento. Otra cosa sería que deba aplicarse sin más e inmediatamente la opción que obtenga la mayoría en una votación de este tipo. Al Parlamento autonómico de Cataluña han llegado diversas iniciativas legislativas populares (ILP), avaladas por centenares de miles de personas, que esperan ser debatidas. La última la firmaron 121.000 personas y reclama que el Gobierno autonómico garantice que todos los catalanes adultos ingresen un mínimo de 664 euros al mes.

Forcadell y los suyos tendrían suficiente con un chasquido de dedos para conseguir las 50.000 firmas mínimas que hacen falta para que sea admitida una ILP

CiU se opuso a la tramitación de esta iniciativa pero eren otros tiempos y ERC facilitó que se aprobara con su voto favorable en la Mesa del Parlamento autonómico.

Los impulsores de la propuesta han sudado la camiseta y han conseguido el mínimo de firmas necesarias y ahora la Cámara autonómica se tiene que poner las pilas y debatir esta iniciativa de ley surgida del pueblo. Pueden atrasar el debate un puñado de meses, pero, más pronto o más tarde, tendrán que hacerlo y aprobar la ILP, rechazarla o matizarla.

El Gobierno español del PP puede impedir que se haga una consulta sobre el futuro de Cataluña con urnas en las calles. Pero no puede negarse a que el Parlamento autonómico de Cataluña debata una iniciativa legislativa popular pidiendo la independencia.

Tan sencillo como eso. Carme Forcadell y los suyos tendrían suficiente con un chasquido de dedos para conseguir las 50.000 firmas mínimas que hacen falta para que sea admitida una ILP.

CiU se negó a tramitar la ILP por una Renta Garantizada de Ciudadanía aduciendo que no hay dinero para financiarla. Sería interesante ver si este argumento se repite al debatir la independencia de Cataluña o si para esta causa sí que encuentra el dinero necesario o las expectativas de conseguirlo.

Nos ahorraríamos el referéndum "imposible" y las esperpénticas "elecciones plebiscitarias". ¿Nadie lo ha pensado antes?

Artículos anteriores
¿Quién es... Siscu Baiges?
Siscu Baiges
Periodista, vicepresidente de la asociación SICOM, federalista de izquierdas y activista social.
Comentar
m.a. 25/08/2015 - 11:35h
Consultas que no comprometen no son válidas y no sirven para nada porque mucha gente vota diferente de si la cosa va en serio. Y luego pasa lo que pasa, como en Francia cuando en la primera vuelta de las presidenciales, debido a la dispersión del voto de izquierdas, Jospin quedó tercero y la segunda se dirimió entre Chirac y Le Pen. Muchos catalanes que votarían sí a esta entelequia del derecho a decidir, lo harían negativamente ante el temor de quedar con el culo al aire. Cosa, lo del culo al aire, que no preocupa al Sr.Mas que sí tiene las espaldas cubiertas.
m.a. 25/08/2015 - 11:35h
Consultas que no comprometen no son válidas y no sirven para nada porque mucha gente vota diferente de si la cosa va en serio. Y luego pasa lo que pasa, como en Francia cuando en la primera vuelta de las presidenciales, debido a la dispersión del voto de izquierdas, Jospin quedó tercero y la segunda se dirimió entre Chirac y Le Pen. Muchos catalanes que votarían sí a esta entelequia del derecho a decidir, lo harían negativamente ante el temor de quedar con el culo al aire. Cosa, lo del culo al aire, que no preocupa al Sr.Mas que sí tiene las espaldas cubiertas.
m.a. 25/08/2015 - 11:35h
Consultas que no comprometen no son válidas y no sirven para nada porque mucha gente vota diferente de si la cosa va en serio. Y luego pasa lo que pasa, como en Francia cuando en la primera vuelta de las presidenciales, debido a la dispersión del voto de izquierdas, Jospin quedó tercero y la segunda se dirimió entre Chirac y Le Pen. Muchos catalanes que votarían sí a esta entelequia del derecho a decidir, lo harían negativamente ante el temor de quedar con el culo al aire. Cosa, lo del culo al aire, que no preocupa al Sr.Mas que sí tiene las espaldas cubiertas.
¿Quiere hacer un comentario?