Menú Buscar

Un tercio de los catalanes prefiere una educación bilingüe en castellano y catalán

Según una encuesta de El Periódico, el 33,4% de los ciudadanos está de acuerdo con que las escuelas impartan, al menos, un 25% de su horario lectivo en castellano, lo que desmiente el argumento de la Generalidad cuando asegura que no hay una demanda social a favor del bilingüismo escolar.

10.03.2014 16:23 h.
2 min
Encuesta de GESOP sobre bilingüismo escolar
Redacción

Uno de los argumentos esgrimidos de forma recurrente por los defensores de la inmersión lingüística escolar obligatoria exclusivamente en catalán es que se trata de un sistema aceptado por la práctica totalidad de la ciudadanía, y que la educación bilingüe apenas es demandada por una docena de familias en toda Cataluña.

Sin embargo, según una encuesta realizada por GESOP y publicada este lunes por El Periódico, un tercio de los catalanes aseguran estar "más bien de acuerdo" con las últimas sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que ordenan a cinco centros escolares impartir, al menos, el 25% de su horario lectivo en castellano.

Según este sondeo, consistente en 800 entrevistas telefónicas efectuadas entre el 26 y el 28 de febrero, el 33,4% de los contactados estarían a favor de restablecer el bilingüismo en las escuelas, frente a un 59,9% que optaría por mantener el actual modelo monolingüe únicamente en catalán.

La mitad de los votantes del PSC, a favor del bilingüismo

La encuesta destaca que no solamente la mayoría de los simpatizantes del PP y de Ciudadanos están de acuerdo con una escuela en castellano y en catalán -como defienden oficialmente estos partidos-, sino que la mayoría de los que dicen ser votantes del PSC (el 47,3%) también apuesta por una enseñanza bilingüe, en contra de lo que propugna la dirección socialista, que incluso presume de que el partido fue uno de los impulsores de la inmersión.

Por otra parte, un 20,1% de los votantes de CiU y un 27,5% de los de ICV también prefieren un sistema educativo en castellano y catalán.

Esta distancia entre las familias que de forma efectiva reclaman una enseñanza bilingüe -alrededor de 1.300- y la realidad social -un tercio de los ciudadanos- podría responder a la "falta de libertad" que algunos sociólogos atribuyen a la "presión ambiental" existente en Cataluña. Una presión que, entre otras cosas, hace que los no independentistas confiesen sentirse más "incómodos" que los independentistas a la hora de expresar sus opiniones políticas.

Comentar
serena 25/08/2015 - 11:30h
recuerdo con pena y una enorme nostalgia cuando muchos estudiantes en Madrid bajo el franquismo sentíamos una simpatía y solidaridad enorme hacia Cataluña y el catalán. aprendimos a cantarlo con Serrat y Raimón y nos alegramos enormemente cuando se reconoció el derecho de los Catalanes a hablar y estudiar en su lengua. ¿Por qué este odio hacia lo español ahora? ¿Por qué este afán de ningunear una lengua compartida? Qué poco y mal se les informa a las gneraciones actuales. Señores, bajo el régimen anterior TODOS sufrimos represiones de nuestras libertades, no fué una lucha España contra Cataluña como se intenta vender ahora en múltiples foros. Qué mala y distorsionada resulta ahora la memoria de una época que sufrimos TODOS.
serena 25/08/2015 - 11:30h
ps. no quiero decir que eche de menos esa época, echo de menos la solidariedad.
MCL 25/08/2015 - 11:30h
Antoni, hasta el mismo Gobierno de la "Generalitat" ha admitido que la lengua catalana esta perfectamente recuperada. Ahora bien incluso en las encuestas se advierte que el uso del catalan esta desigualmente repartido. mas se usa en las zonas rurales que en grandes capitales como Barcelona y su zona industrial. Pretender "imponer una lengua " por la fuerza no resulta positivo porque genera rechazo. Una cosa es el conocimiento de una lengua y muy otra el uso social y administrativo de esa lengua cuando es oficial en el territorio y hablada por un 55% de la población asentada en ese territorio. No existe "lengua propia" de los territorios sino de los ciudadanos que habitan en esos territorios y son quienes pagan los impuestos para recibir prestaciones, entre ellas la escolarización en SU LENGUA OFICIAL, sea catalán o español.
Olegario 25/08/2015 - 11:30h
La exclusión del castellano de lo que se considera "propio" de Cataluña no obedece a razones del protección del catalán. Es la exclusión de la legitimidad social de más de la mitad de los catalanes en beneficio de los que se sienten propietarios del país y de sus prebendas. Estos no aceptan los valores de ciudadanía ni el principio de igualdad de oportunidades. La izquierda tiene la obligación de eliminar toda ventaja que no responda al trabajo y al mérito. Dominar una lengua u otra no mejora la capacidad laboral, salvo en contadísimas ocasiones ligadas al estudio y enseñanza de las lenguas, y ello, unas veces a favor de una y otras a favor de la otra.
Antoni Ferret 25/08/2015 - 11:30h
Si la cosa es demostrés així, i arribessin a ser majoria, caldria acceptar-ho. Però, en funció del sentit comú, ha de continuar la immersió en català, per necessitat històrica, perquè encara no s'ha normalitzat la situació després de "segles" de marginació. Perquè encara NO som una societat bilingüe.
Anibal 25/08/2015 - 11:30h
Los argumentos que leo a favor del monolingüismo en catalán no se basa en la ley, ni en el respeto los derechos humanos, ni a la igualdad de oportunidades, ni en el respeto a la Constitución, ni en el interés general, ni en el interés de los alumnos. Aquí cada uno se inventa el argumento que le interesa para imponer su idea o para considerar Cataluña de su propiedad por haber nacido aquí o para sentirse superiores por hablar en catalán. Son ejemplo de cómo puede llegar a comportarse una parte de la población, que se ha dejado engañar (ya ocurrió en Alemania en los años treinta) porque las mentiras que les contaban les producía beneficios y les hacia sentirse superiores y con más derechos que su vecino. Culpables, como siempre, los dirigentes. Los mismo que se han conseguido para ellos ingresos de cientos o de miles de millones de euros. Ahora, posiblemente ya solo toque pelearse entre ellos a los de abajo y salvarse entre ellos a los de arriba.
dosostenido 25/08/2015 - 11:30h
Antoni, si es por sentido común, la escuela ha de ser bilingüe, como lo es la sociedad donde se desarrolla ( 55% castellano parlantes ), la immersion es negar el derecho a recibir la enseñanza en la lengua materna, la Inmersión, es no aceptar la realidad social.De que siglos de marginación hablas?, cuando ha tenido Cataluña el grado de autonomía que tiene ahora?
¿Quiere hacer un comentario?