Un proceso donde la verdad molesta

2 min

"Jugar bien o mal es lo de menos. Lo que importa son los tres puntos". Este es el lema de los malos entrenadores y de los aficionados fanáticos. Tanto da que el equipo juegue bien o mal. Se trata de ganar partidos. Y, a veces, funciona.

El debate sobre "el proceso" (una forma de hablar que ahorra tener que explicar de qué se discute exactamente) está marcado por esta filosofía. De un bando y del otro, se lanzan mentiras y barbaridades concebidas para justificar la posición propia y convencer (¿engañar?) al máximo número posible de ciudadanos.

Ya es triste contemplar el bajo nivel del debate y como se trata a los ciudadanos como niños

Desde la trinchera independentista hemos visto y vemos como se afirma con contundencia y convicción que España lleva 300 años machacando a Cataluña, que la Unión Europea estaría encantada con la secesión catalana y que "el expolio fiscal" se encarama a los 16.000 millones anuales, como quien no quiere la cosa.

Desde el rincón centralista se da por buena la hipótesis de encarcelar al presidente de la Generalidad si convoca cualquier referéndum y se exageran los perjuicios económicos y maldiciones que caerían sobre Cataluña si se escindiese.

Ya es triste contemplar el bajo nivel del debate y como se trata a los ciudadanos como niños. Del mismo modo que es triste ver como un buen puñado de adultos dan por buenas las mentiras y exageraciones de sus líderes espirituales en esta polémica. Esta tristeza se dispara y deviene vergüenza ajena cuando sociólogos, historiadores o economistas destrozan su credibilidad profesional al avalar esas falsedades. Y, lógicamente, no es excusa suficiente que esperen recibir compensaciones económicas a cambio.

Dicen que se atrapa antes a un mentiroso que a un cojo. Hay mentiras que, a pesar de que se repitan mil veces, no se convierten en verdades. Salvo para aquellos que están dispuestos a cualquier cosa para conseguir los famosos tres puntos, ya sea simular un penalti inexistente o partirle una pierna al mejor de los rivales.

Artículos anteriores
¿Quién es... Siscu Baiges?
Siscu Baiges
Periodista, vicepresidente de la asociación SICOM, federalista de izquierdas y activista social.
Comentar
Kasfel 25/08/2015 - 11:33h
De vegades al•lucino amb els equidistants. Segons vostè Rajoy i el Govern central han amenaçat d’empresonar Mas???? Doncs jo, això, m´ho he perdut. I ja que ho comenta, el que no compleix la llei, en un estat de dret, ha de quedar impune???. S’imagina un governador d’un Estat nord-americà o un prefecte de Departament francès fen el que fa l’actual Govern de la Generalitat?. Dir que una Catalunya independent quedaria fora de la U.E. i per tant de la zona euro es una mentida??? Ostres, aquests de la comissió europea; que son de mentiders els paios!!!! Els ciutadans de Catalunya que no hem embogit al darrera d’aquesta al•lucinació col•lectiva-subvencionada del viatge a Itaca, som el “racó centralista”????
mimartin 25/08/2015 - 11:33h
Pobre Siscu, el equidistante. Había muchos de estos en el caso vasco hace años ( ahora más larvados) , mucha gente que estaba "en medio" . Sí, en medio, malmetiendo. Como dice F. Savater, esta gente son los más peligrosos para España. Su oferta de mediación es falsa y favorece siempre las tesis nacionalistas. En este caso, demonizando al Gobierno. Por un supuesto encarcelamiento ( que si es por levantarse contra el Estado sería lo normal en cualquier país) y por "exagerar " -dice- los perjuicios económicos de la secesión ( ¿¿dónde están esas exageraciones???)
m.a. 25/08/2015 - 11:33h
Menos equidistancia. El Proceso ha sido provocado, promocionado y puesto en marcha en Cataluña y con fondos públicos. Las posibles torpezas del gobierno central siempre llegarán a remolque de las iniciativas de aquí. No tiene la misma responsabilidad quien repele una agresión que el que la inicia.
quin melic mes bonic tenim 25/08/2015 - 11:33h
Cierto, menos equidistancia. Con diferencia abrumadora quien es responsable de todo esto es el nacionalismo catalán. ¿ Somos un Estado de Derecho o no ?. En los estados de derecho se debe respetar la ley con TODAS las consecuencias. Si no, yo mismo me iré a apedrear alguna sede de un organismo que no me gusta, etc, etc, etc.
Jokin 25/08/2015 - 11:33h
Parlant de "baix nivell del debat" justament aquest article és una bona mostra d'això: l'equidistància barrejada amb els prejudicis i les falsedats. ¿D'on treu vostè que des del racó centralista (com si això pogués ser caricaturitzat i simplificat com un combat de boxa) "(...) és dóna per bona la hipòtesi d'empresonar al president de la Generalitat si convoca QUALSEVOL referèndum i s'exageren a els perjudicis Econòmics i malediccions que caurien sobre Catalunya si s'escindís. "? llevat que consideri que en l'altre racó està Fedeguico i no l'estat de dret ... Des de l'estat de dret ( no des de les ones de Fedeguico ) jo no he sentit mai que es pensi empresonar Mas i pel que fa a les conseqüències econòmiques i tal, estic esperant ansiós que d'una vegada per totes l'Estat comenci a contestar les barbaritats que diuen des del " racó" secessionista , al contrari del que vostè afirma , es parla molt poc , en lloc de massa com vostè suggereix
Vicente Serrano 25/08/2015 - 11:33h
Asevero, menos equidistancia. Las responsabilidades hay que repartirlas bien. La fabrica de independentistas esta alojada en los sótanos de los medios de comunicación subvencionados por la Generalitad y al frente TV3 y la enseñanza como asimilación identitaria. Y lo demás son florituras.
Eduardo Pinzolas 25/08/2015 - 11:33h
Siguiendo con el símil boxístico, el gobierno español más bien está haciendo de "sparring" esquivando y encajando los golpes y no respondiendo. Un ejemplo cercano: el freno a un informe guvernamental que pretendía contrarrestar el famoso informe de "agravios" presentado por la Generalidad, freno puesto como gesto de "distensión" y "buena voluntad".
¿Quiere hacer un comentario?