Menú Buscar

Un impuesto acomodaticio a las necesidades del año

La recaudación de 2007 cayó un 39%, pese a que las cuentas de resultados aún no habían notado la crisis

29.07.2015 02:00 h.
1 min
J. R.

Un dato que ayuda a entender cómo funciona el impuesto de sociedades en España es su recaudación en el ejercicio 2008, cuando se liquidaron los beneficios obtenidos el año anterior.

El origen de la crisis que después llegaría a ser recesión, con doble caída en casos como el de España, estuvo en el estallido de la burbuja de las hipotecas basura o subprime en Estados Unidos. Se produjo en agosto de 2007, pero no fue hasta unos cuantos meses después --la caída de Lehman Brothers es su imagen y corresponde a septiembre de 2008-- cuando se tuvo percepción plena de cómo se encontraba la economía.

Una sensible caída

En consecuencia, las empresas españolas tuvieron un ejercicio de 2007 perfectamente normal, incluso muy bueno porque los efectos de la crisis no le habían llegado. Sin embargo, Hacienda recaudó un 39% menos que el año anterior a través del impuesto de sucesiones.

No es que las empresas engañaran al Fisco necesariamente. Es que el reglamento del impuesto permite una acomodación perfecta. 

¿Quiere hacer un comentario?