Menú Buscar

Un constructor acusa a Mas de conocer, permitir y esconder el cobro de comisiones ilegales por parte de CDC desde hace años

El empresario Juan Antonio Salguero denuncia que hace once años pagó una comisión del 20% por unas obras para la Generalidad. Asegura que el intermediario fue un familiar de Felip Puig. Y que Artur Mas, entonces consejero Jefe de la Generalidad, le envió a su jefa de prensa "para que tuviera la boca cerrada". También dice que la Oficina Antifraude de Cataluña rechazó sus denuncias.

21.08.2014 18:52 h.
5 min
El constructor Juan Antonio Salguero
Redacción

El constructor Juan Antonio Salguero, que en 2005 reconoció haber pagado comisiones del 20% por obras realizadas para la Generalidad y que está imputado en el caso Adigsa -pendiente de juicio-, ha denunciado que el presidente autonómico, Artur Mas, conocía, permitía y escondía desde hace años el cobro de comisiones ilegales por parte de CDC a cambio de la adjudicación de obras públicas.

En una entrevista para Abc, Salguero ha apuntado que la persona encargada de cobrar las 'mordidas' era José María Penín, un pariente lejano del entonces -en 2003- consejero de Política Territorial y Obras Públicas y uno de los máximos dirigentes de CDC, Felip Puig.

Artur Mas le mandó a su jefa de prensa "para que tuviera la boca cerrada"

El empresario ha explicado que por la reforma de 18 pisos sociales gestionados por Adigsa -la promotora de vivienda protegida de la Generalidad- se vio obligado a inflar las facturas en un 20% -108.000 euros- para pagar esa comisión.

Preguntado sobre si mas conocía este tipo de prácticas extorsionadoras, Salguero ha sido contundente:

"Hombre, obviamente, sí. La persona que tenía al lado Mas [entonces consejero jefe de la Generalidad] era Felip Puig. Además, a Puig le llamé, le dije que me pedía dinero y me preguntó: 'Ah, ¿y cómo estás pagando?'. Yo le dije, 'en metálico'. Y me respondió: 'Ah, vale', y adiós. Además, al día siguiente de que Maragall dijera lo del 3% en el Parlamento [autonómico] ante Mas, yo le envié un e-mail a Mas y le dije que las comisiones no eran del 3%, sino del 20%".

Y ha añadido:

"[Mas] en lugar, por ejemplo, de enviarme a los Mossos para que lo denunciara me envió a su jefa de Prensa, cuyo nombre no me acuerdo bien. Me reuní con ella una hora... y me dijo que callara. Hay testigos de esto. O sea: mientras Mas criticaba a Maragall por decir lo del 3% en el Parlamento [autonómico] me mandaba a su jefa de Prensa para que tuviera la boca cerrada".

"Si no pagaba la comisión, no cobraba el trabajo"

Respecto a Penín, Salguero ha explicado que "él no pedía directamente la comisión; yo le entregaba la factura y me decía que la aumentara en un 20% o, si no, no la tramitaría; y no la cobraría".

Y ha insistido en que "si no pagaba la comisión, no cobraba el trabajo y, entonces, yo no podía pagar a los que trabajaban para mí: el carpintero, el electricista".

En ese sentido señalado que "a la persona que me introdujo a mí en Adigsa también le pidieron el dinero, pero él no pagó. Y a día de hoy aún no ha cobrado los trabajos que hizo... Entiendo que los demás que hicieron trabajos y cobraron pagarían las comisiones".

La Oficina Antifraude de Cataluña rechazó sus denuncias

Salguero ha asegurado que hace un año volvió a denunciar estos hechos a la Oficina Antifraude de Cataluña (OAC), pero no le hicieron caso:

"Hace un año. Uno de los hermanos de Felip Puig -Jordi Puig- iba a hacer de inversor en Punta Cana, en la República Dominicana, para la construcción de un pequeño parque temático en un hotel. Puig quería invertir entre dos y doce millones de euros. Yo iba a hacer parte de la obra. Al final, Puig se echó atrás y los socios le denunciaron allí por estafa. [...] Yo les expliqué [a la OAC] que entendía que el dinero que iba a invertir Puig venía de Andorra vía Panamá. Les expliqué la operación del parque, que había sido denunciado en República Dominicana, les dije el testaferro es éste, el abogado es éste, éste el socio, ésta es la cantidad de dinero. [...] Al cabo de dos semanas de denunciarlo en la OAC me respondieron que con eso no tenían bastante".

En las últimas semanas, el empresario también ha explicado en Antena 3 y en Cuatro haber sido víctima de esta supuesta extorsión por parte de CDC.

Comentar
Antoni Ferret 25/08/2015 - 11:25h
Doncs si hi ha motius per inculpar el senyor Mas, que es faci. Encara, el senyor Pujol... haig de confessar que em sap greu i que no m'agradaria que s'ho passés malament, perquè en una època de la meva vida el vaig estimar molt. Però el senyor Mas...
m.a. 25/08/2015 - 11:25h
Me encantaría que todos, pero todos, los que han estado estafando durante un montón de años a esta pacata sociedad, a la que encima han fracturado con este embrollo nazionalista, desfilaran por el juzgado y dieran con sus huesos en la cárcel, que es su lugar. Y las esposas, maridos, hijos y demás familia que también nos han estado espulgando, les acompañaran, independientemente de la edad. Y dejémonos de monsergas.
albertfonxe 25/08/2015 - 11:25h
Maragall habló del 3% (Mas no lo negó, simplemente acusó a Maragall de "haber perdido los papeles"). En el caso Pallerols, quedó demostrado judicialmente que las la mordida a CiU era del 10%. Ahora este señor nos habla de de unas comisiones del 20%...¡¡Espanya ens roba!!
Olegario 25/08/2015 - 11:25h
Olegario 22/08/2014 - 14:55h La cuestión clave que debe clarificar la ciudadanía catalana es la necesidad de erradicar el pujolismo, pero no la palabra sino lo que ENCIERRA... ...demasiada genta ha actuado porque cree y tiene que seguir creyendo el relato que le han contado, le recuentan y le reescriben a diario. Poco importa que los datos de la realidad lo erosionan y lo ridiculizan en cuanto flaquea la fe. Su problema es desmontar su necesidad personal de creerse el relato, porque ese relato halaga el sentimiento íntimo y personal de su yo, proporciona una "superioridad cultural" y una "legitimidad social" que permite mirar a los conciudadanos con condescendencia. Pero es que, además, proporciona cercanía al el poder dominante y proximidad al privilegio social, laboral y económico. Si algunos son capaces de enmiendan serán lúcidos, pero los "condicionados" por los beneficios inherentes no se van a hacer el harakiri...
¿Quiere hacer un comentario?