Menú Buscar

UDC abandona el Gobierno autonómico

UDC responde al ultimátum de CDC sobre la "hoja de ruta" independentista dejando solo a Mas en el Gobierno autonómico. Precisa que garantizará la estabilidad parlamentaria hasta las elecciones. Y, lanza la pelota al tejado de CDC al proclamar que no está rompiendo CiU.

17.06.2015 18:27 h.
5 min
Títol de la imatgeEl secretario general de UDC, Ramon Espadaler, en rueda de prensa este miércoles
Redacción

UDC se planta. El partido de Josep Antoni Duran Lleida responde al utimátum de CDC abandonando el Gobierno de la Generalidad. Pero se trata de una ruptura, muy al estilo de CiU, llena de ambigüedades: el partido democristiano proclama que no rompe la federación de CiU, y no ha querido pronunciarse sobre el 27S.

"Se nos ha obligado a tomar una decisión en tres días. Solo hemos necesitado dos". Así ha dado respuesta este miércoles al ultimàtum lanzado el lunes por sus -¿aun?- socios de CDC en la federación de CiU, que les emplazaron a aceptar la "hoja de ruta" secesionista de CDC, ERC y las entidades independentistas, en lugar de la posición votada por la militancia democristiana el domingo, y que, pese a aspirar a la "plena soberanía" de Cataluña, rechaza soluciones unilaterales o vías no legales.

La bomba la ha lanzado, en una muy esperada rueda de prensa posterior a una reunión extraordinaria del Comité de Gobierno de UDC, el secretario general de la formación, el también consejero de Interior Ramon Espadaler: "Hemos acordado mayoritariamente, garantizando la estabilidad parlamentaria al Gobierno de la Generalidad hasta el final de la legislatura, y en los gobiernos municipales, dar un paso atrás y salir del Gobierno de la Generalidad". Ha añadido que la decisión se ha tomado por 16 votos a favor, 10 en contra y dos abstenciones.

La decisión implica la salida del Ejecutivo del propio Espadaler -consejero de Interior-, de la Vicepresidenta y consejera de Gobernación, Joana Ortega -que abandona la política de primera línea, según se ha sabido también esta tarde-, y del consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Natural, Josep Maria Pelegrí. No ha querido dar detalles Espadaler sobre lo que ocurrirá en niveles inferiores de las consejerías, como en el caso de los secretarios.

Apoyará a Mas en el Parlamento autonómico

Espadaler se ha encargado de precisar que Mas "no perderá una votación" en el Parlamento autonómico por culpa de UDC, y que garantizará la "estabilidad" del ejecutivo autonómico hasta las próximas elecciones, sean estas el 27 de septiembre o más adelante, así como que UDC tampoco romperá gobiernos municipales.

Y aun más se ha encargado de precisar Espadaler que el portazo de UDC no significa la ruptura de CiU. "No rompemos la federación", ha asegurado. "Damos un paso atrás por coherencia con nosotros mismos que no es una ruptura con la federación y no quiere generar inestabilidad", ha dicho. Lo que, por otra parte, significa también lanzar la pelota al tejado de CDC, que ahora -tiene una reunión prevista para la noche- debe fijar su propia postura al respecto.

Aun más ambiguo se ha mostrado Espadaler sobre la posición que tomará UDC en las elecciones, rechazando precisar si presentará una lista separada de CDC o no, o si se ven en una "lista conjunta" de Mas. "Ni nos vemos ni nos dejamos de ver, hoy no se trataba de discutir qué hacemos en el futuro", ha esquivado Espadaler, que ha insistido en que este punto no estaba en el orden del día de la reunión de este miércoles.

Las "formas" y el fondo

Espadaler ha recalcado que esta ruptura a medias se produce tanto por las "formas" de CDC, porque UDC "no puede estar sometida a lo que ustedes mismos [dirigiéndose a la prensa] han calificado de ultimátum", como por una "discrepancia" en el fondo. En este sentido, Espadaler ha recordado la consulta interna de este domingo de UDC, en la que una mayoría de la militancia del partido aprobó un planteamiento alternativo a la hoja de ruta secesionista de Mas. Pero tambien aqui han habido matices.

"No excluímos en nuestra propuesta el sí-sí", ha dicho, aludiendo a una vía claramente independentista, y recordando también que su planteamiento no renunica a la "plena soberanía" de Cataluña. "creemos que hay que incorporar otras sensibilidades", ha añadido, refiriéndose a las condiciones -legalidad y no unilateralidad, básicamente- que incluye la posición e UDC respecto al proyecto secesionista.

Tampoco ha querido entrar Espadaler en lo que pueda hacer a partir de ahora el sector crítico independentista de UDC -un 46% del partido, según indica el resultado de la consulta interna del domingo-. Aunque sí ha precisado que la decisión tomada hoy de abandonar el ejecutivo autonómico es un "mandato" para todos los dirigentes de UDC.

Comentar
Antoni Ferret 25/08/2015 - 11:12h
Per neutralitat no comentaré aquesta sortida del Govern. Només diré, això sí, lo que ja he dit moltes vegades: que era (i és) un Malgovern, que ha fet molt de mal.
JuanPerez 25/08/2015 - 11:12h
Es pensava l'astut Artur que hom acabaria trencat pel mig, tret de CiU, amb la seva apista maximalista per la independència. L'astuta jugada d'UDC -ens haurem d'acostumar a escriuere-ho al marge de CDC- deixa la pilota al terrat de CDC, perquè ara ha de decidir si són ells qui prenen finalment la decisió de trencar la coalició. I en aquests embolics amorosos hom sap que qui pren la separació de separar-se és, encara que tingui motius, el dolent de la pel·lícula...
¿Quiere hacer un comentario?