Menú Buscar

Soy estúpido

04.02.2014
Toni Bolaño
3 min

Yo también soy estúpido. Me sumo a la estupidez del presidente de CRÓNICA GLOBAL, Francesc Moreno. No soy capaz de entender que la obligación de dar el 25% de las clases en castellano sea un atentado al catalán, cuando el catalán tendrá a su disposición el 75% del tiempo. Sigo siendo un estúpido cuando oigo por activa y por pasiva que con esta decisión del TSJC nos cargamos un modelo de éxito. Perdonen mi bisoñez, pero ¿a qué éxito se refieren? Al del fracaso escolar, al del escaso nivel de idiomas, al del escaso nivel de conocimientos.

Si el TSJC obliga en una sentencia que los críos tengan el 25% en castellano –cuando el castellano es hablado por más del 50% de los catalanes- se rasgan las vestiduras alertando de la destrucción del modelo de inmersión lingüística o es una intriga más de los anticatalanes

El modelo de inmersión lingüística fue un acierto en sus orígenes para evitar la división de la sociedad en dos partes sin diálogo como sucede en el País Vasco. Sin embargo, este modelo dejó hace mucho tiempo de ser pedagógico para ser político, como decía el sábado el profesor Francesc de Carreras en un artículo en El País. La lengua se ha convertido en una herramienta arrojadiza a favor del soberanismo porque el catalán se presenta como única lengua. La única lengua de nuestra tierra.

Cuando uno visita por primera vez Helsinki, la capital de Finlandia, se sorprende por dos cosas. Que haya calefacción en el suelo de las calles, para evitar la acumulación de nieve en invierno, y que el nombre de éstas siempre se escriba en dos idiomas: finés y sueco. La sorpresa aumenta cuando conoces que el sueco apenas lo habla el 5% de la población. Sin embargo, en la calle se le trata de igual a igual. También en los centros educativos. La lengua vehicular de los colegios puede ser cualquiera de los dos idiomas. Algo tendríamos que aprender. En especial, si tenemos en cuenta que Finlandia es uno de los sistemas educativos más avanzados. Este sí que es un modelo de éxito.

Sin embargo, el nacionalismo dominante no está por la labor. Si el TSJC obliga en una sentencia que los críos tengan el 25% en castellano –cuando el castellano es hablado por más del 50% de los catalanes- se rasgan las vestiduras alertando de la destrucción del modelo de inmersión lingüística –que del éxito queda lejos- o es una intriga más de los anticatalanes. Léase anticatalán todo aquel que no baila el agua al pensamiento único. ¿Cuál es el problema? Que los chavales hablen dos lenguas –se siguen quedando sin inglés, por cierto- o que los chavales sólo reciban las clases en una lengua para un mejor adoctrinamiento. No sé la respuesta, ya saben, no alcanzo a más. Soy estúpido.

Artículos anteriores
¿Quién es... Toni Bolaño?
Toni Bolaño

Periodista. Miembro del Consejo Editorial de CRÓNICA GLOBAL. Ex director de Comunicación de la Presidencia de la Generalitat y del Ministerio de Industria, Energía y Turismo. Tertuliano en Cadena Ser, Antena 3 y La Sexta.

Comentar
happy22 25/08/2015 - 11:32h
apunteme en la lista de estupidos incapaces de comprender donde esta el problema educativo de utilizar dos lenguas vehiculares en la educación. Al contrario, soy tan tonto q pienso q ello puede ayudar a disminuir el fracaso escolar y mejorar los procesos de aprendizaje. Los q deben ser muy listos deben ser los q piensan q la lengua es una herramienta de construccion nacional y ello exije el exilio del castellano de la educación, la administración, los medios de comunicación ...y si es posible de la calle. Van dados!
happy22 25/08/2015 - 11:32h
deberían utilizar las tres lenguas, ingles, castellano y catalan y en proporciones variables en funcion de la capacitacion del profesorado (ingles) del entorno (mas catalan en cornella y mas castellano en vic) para garantizar el dominio de las tres y evitar el fracaso escolar.
Juan Pérez 25/08/2015 - 11:32h
Bona part del problema rau en la banalització de l'aprenentatge de les llengües i en la concepció distorsionada d'allò que anomenen capacitat comunicativa. A més, s'ha venut la moto avariada que les llengües s'aprenen sense esforç, gairebé xiulant, només pel fet de ser una criatura, i tothom l'ha comprada, perquè a qui no li agrada que les seves criatures "dominin" 2, 3 o 4 llengües? El que ens diu la realitat és que el nivell de coneixement de les pròpies, català i castellà està sota mínims, però d'això no se'n parla. Passen unes proves diagnòstiques al nivell de 4t d'ESO que es corresponen com a molt amb un 1r i després llancen les campanes al vol pels resultats, perqyuè han millorat unes dècimes sobre els números esquifits de la totalitat. Ben penós. La politització del català pot ser l'estocada definitiva per la minorització de la llengua, i d'això només els patriotes secessionistes en seran els responsables.
Juan Pérez 25/08/2015 - 11:32h
Oblidava dir que l'espressió "model d'èxit" és un barbarisme molt estés per dir que es un model del que se'n van, sense cap capacitació quan arriben als 16 i es converteixen en ni-nis...
Fraterno 25/08/2015 - 11:32h
Sr. Bolaño, ahora ya en España, y sobre todo en su región del nordeste, sería SER ESTÚPIDOS -sino algo peor- creer o confiar que los separatistas y su desgobierno (en sentido más general podría hablarse del MOVIMIENTO SEPARATISTA) actúen de manera legal, correcta, honesta o responsable, en lo relativo a garantizar el derecho o libertad de poder ser enseñado an la lengua oficial y la mayoritaria en la región, cumpliendo los mandatos constitucionales. A quienes se les debería preguntar, después de tantas evidencias, si son estúpidos, Sr. Bolaño, es, por ejemplo, a todos aquellos, como el PSOE/PSC que van por aquí y por allí pregonando la poción mágica del 'federalismo', 'singularidades' y otras zarandajas; o a los "del choque de trenes"; o a los de la "tercera vía"; o incluso a los federalistas de izquierda...No espere convencer a los separatas. A éstos, ya de una vez, el ESTADO DE DERECHO ha de aplicar su autoridad. ¡YA!
¿Quiere hacer un comentario?