Menú Buscar

Societat Civil Catalana cambia a su presidente tras las elecciones y la denuncia por amenazas en Facebook

Rafael Arenas sustituirá a Josep Ramon Bosch, el hombre que ha liderado la entidad y al que investigan por inventarse un perfil falso y cargar contra usuarios independentistas de la red social

28.09.2015 20:56 h.
2 min
Los directivos de SCC Rafael Arenas, María Isabel Fernández, José Domingo y Francesc Moreno, junto al presidente saliente de la entidad, Josep Ramon Bosch (en el centro)
Redacción

Relevo al frente de Societat Civil Catalana. La junta directiva de la organización ha aceptado la salida de su presidente hasta ahora, Josep Ramon Bosch, tras las elecciones del 27S y el escándalo de su perfil falso en Facebook. Aunque Bosch había anunciado su intención de dejar las funciones con anterioridad, la cúpula de la plataforma contraria a la independencia ha modificado su estructura justo después de haberse admitido a trámite la denuncia de un colectivo soberanista contra el presidente dimisionario por las supuestas amenazas que vertió en la red social bajo una identidad falsa.

Rafael Arenas tomará el testigo al frente de la organización. El catedrático de derecho internacional por la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) ha sido elegido por unanimidad y trabajará codo con codo con el historiador Joaquim Coll, que se mantiene como único vicepresidente de la entidad. José Domingo ocupará la secretaría y se han ratificado en el cargo los ocho vocales --Juan Arza, Ferran Brunet, Sixto Cadenas, Isabel Fernández Alonso, Mariano Gomà, Juan Mellen, Francesc Moreno (presidente del consejo de administración y editorial de Crónica Global), Daniel Perales y Álex Ramos-- y se incorpora a la catedrática de lengua inglesa y experta en política lingüística Mercè Vilarrubias.

Salen Rosiñol y Beltrán

El relevo en la cúpula se ha aprovechado para formalizar la salida de la organización de José Rosiñol y Susana Beltrán, vicepresidentes segundo y tercero hasta la fecha de Societat Civil Catalana por “razones de índole personal y profesional”.

La dirección asegura que “esta decisión ya había sido anunciada meses atrás y dejada en suspenso” por las elecciones del 27S. Los cargos de dos de los vicepresidentes han sido suprimidos.

Colaboración puntual

En un comunicado, la junta directiva de la plataforma ha agradecido el trabajo que los tres cesantes han realizado hasta la fecha y reconoce el “enorme esfuerzo de las personas que abandonan su tarea al frente de nuestra asociación”.

Rosiñol, Bosch y Beltrán mantendrán la colaboración con la entidad “en la medida de sus posibilidades”.
Comentar
Pepitox 30/09/2015 - 14:34h
Han cerrado el "asunto Bosch" a hurtadillas y por la puerta de atrás. Tal vez sea lo mejor para no cuestionar el importante papel de SCC como contrapeso al nacionalismo, pero es un tema grave que tendría que haberse vigilado desde el primer día, sobre todo sabiendo lo que sabemos de la historia de la resistencia al nacionalismo en Cataluña tal como la ha narrado Antonio Robles. No podemos dejar que ultraderechistas nos arrebaten la legitimidad democrática de nuestra lucha por la dignidad y los derechos civiles. Nunca se les debería haber dejado entrar, y menos promocionarles a la presidencia de SCC. Creo que Bosch engañó a más de uno y ahora intentan taparlo como si no hubiera pasado nada.
¿Quiere hacer un comentario?