Menú Buscar

Sociedad Civil Catalana y la osadía de existir

La entidad denuncia una campaña contra los sedicentes del proceso. En La Razón, Bolaño descubre las mentiras del juez Vidal. En El País, el PP tiene delito (fiscal). Tres años de cárcel para los "asustapolíticos".

18.03.2015 10:18 h.
15 min

Mucho se dice que Rajoy sólo lee el Marca, lo que es causa de gran escándalo. Pero Rajoy no es el único político, ni mucho menos, que prefiere el As al Abc o El Mundo Deportivo a El País. Nuestro exconducator Jordi Pujol tenía a gala no leer ninguno (de periódico) y eso que después de lo de Banca Catalana casi toda la tinta dedicada era una vindicación de sus virtudes apostólicas.

Cuando se tiene poder, los diarios son lo de menos, a pesar de que, como dice Raúl del Pozo, determinan las tertulias de la radio y las escaletas de los informativos. A los que mandan, de la prensa les llega lo justo, la proteína, lo que habla de ellos y de lo que a ellos les interesa. Sin embargo y a despecho de ese desprecio, la relación entre los políticos y los periódicos es muy complicada. Los primeros relativizan a los segundos, pero si pueden cambiar a un director no dudan en hacerlo por darse el pisto de decir "yo me cargué a Mengánez y puse a Marhuenda, a Rubido, a Carol o a Caño" (en orden de antigüedad en el cargo), que malviven sentados en una silla eléctrica, pendientes de la batería del móvil y con la cabeza al descubierto en medio de la balacera. Y sin ganar lo que un Ancelotti o un Simeone, por supuesto; aunque con un parecido nivel de autoestima, se supone, porque un periódico no deja de ser un equipo, una tripulación y la verdadera casa del gran hermano. Lo malo es que siempre hay una planta más y un despacho más grande.

La cuestión es que Rajoy ya sabe lo que le van a contar hoy en El País, como Montoro. ¿Y, entonces, para qué perder el tiempo con ese diario? Sin embargo, el papel resiste, si bien con la languidez terminal de las mansiones en ruinas. El Perú se empezó a joder con la desaparición de los clasificados por culpa de internet. Pero en realidad, la cuestión de nuevo no es esa sino el juez Ruz, Hacienda y el PP, cóctel removido, agitado y marrón. Escribe José Manuel Romero: "El magistrado Pablo Ruz, que dejará la Audiencia Nacional a mediados de abril, ya tiene en su poder el documento oficial de la Agencia Tributaria que le permite imputar un delito fiscal al representante legal del PP por impago del impuesto de sociedades en 2008. Pese a que la Agencia Tributaria considera que el PP está exento de pagar impuestos por las donaciones ilegales, el juez Ruz impuso a este organismo que hiciera el cálculo con el criterio contrario para conocer si la cantidad resultante superaba o no el límite del delito fiscal (120.000 euros). La Agencia Tributaria cumplió ayer con la orden judicial y envió un informe que cifra la cuota impagada en 220.167 euros".

Y continúa: "La jefa de la Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF), Margarita García-Valdecasas, asegura que se remite el documento por “imperativo legal” y “para evitar posibles responsabilidades penales derivadas del incumplimiento de la orden judicial”. Y recuerda que su criterio “es absolutamente contrario” al fijado por Ruz. Hacienda difundió ayer un argumentario en el que compara el impago de impuestos del PP por donaciones ilegales con una situación similar que pudiera afectar a Cáritas o Cruz Roja al usar dinero negro para alimentar a niños. La Agencia Tributaria y Pablo Ruz, juez de la Audiencia Nacional, libran una batalla mayúscula a cuenta de la posible imputación del representante legal del Partido Popular por un delito fiscal consistente en el impago de impuestos por la presunta financiación ilegal de este partido".

O sea que sí, pero no, ctategoría informativa sobre lo que debería pasar pero no pasará. Un tiro al plato sin más consecuencias prácticas para Rajoy, el PP, el Gobierno y lo de más allá que perder una vajilla. Las rendijas, dicen otros, por donde irrumpen Ciudadanos y Podemos.

A un paso (cuatro días) de la institucionalización, la izquierda antisistema encaja la condena del Supremo. Lo explica en La Vanguardia José María Brunet: "El Tribunal Supremo (TS) condenó ayer a 8 de los participantes en el cerco al Parlament de Catalunya en junio del 2011 a 3 años de prisión, por considerar que incurrieron en un delito contra las instituciones del Estado al tratar de impedir que la Cámara catalana cumpliera con sus funciones. En este sentido, el argumento básico de la resolución es que la conducta de los asaltantes supuso un ataque a la democracia representativa, que es uno de los pilares del sistema constitucional".

Sigue Brunet: "Lo más relevante de la sentencia, junto a la identificación indubitada de las personas condenadas, es esa defensa de la democracia representativa frente a las tesis de la resolución de la Audiencia Nacional, que estimaba legítimo incluso un cierto “exceso” en las protestas sociales. La Audiencia lo justificaba afirmando que hay sectores que no tienen otro modo de hacer oír su voz y mencionaba a este respecto su dificultad de acceso a los medios de comunicación. Frente a este tipo de razonamientos, el Supremo sostiene que cuando se produce una colisión “entre principios y valores” hay que acudir a “un juicio ponderativo” para sopesar “el alcance de los derechos en conflicto”. La Sala Penal, en suma, no se identifica con el “discurso” de la Audiencia Nacional y estima como “un patente error” las tesis que condujeron a la primera sentencia absolutoria. Ese error – prosigue el Tribunal Supremo – está “originado por un llamativo desenfoque acerca del rango axiológico de los valores constitucionales en juego”".

¿Y qué más? El juez Grande-Marlaska se quejó ásperamente durante el juicio en la Audiencia Nacional de que los lavabos atufaban a porro. ¿Tres años por intimidar a los diputados? Podemos aún no ha reaccionado.

En Andalucía se celebran elecciones este domingo y como no se pueden publicar encuestas, los sondeos diarios de los partidos muestran una extrema volatilidad e incluso el riesgo de que el carajal parlamentario sea de unas dimensiones tales que haya que volver a repetir las elecciones en junio. En cualquier caso y en el Abc, Antonio R. Vega da cuenta del día después del último debate electoral: "Si ayer había un hombre feliz por encima del resto de los mortales, ése era Juanma Moreno. El primer debate de los candidatos del PP, PSOE e IU en Canal Sur lo situó de improviso en la pista de lanzamiento electoral y el segundo, retransmitido el pasado lunes por TVE, ha sido el de su confirmación como alternativa real de gobierno. El principal enemigo del PP son las encuestas y la resignación de los suyos ante la huida de votos hacia Ciudadanos. El combate en el plató ha generado en este sentido un efecto balsámico en sus filas. La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, fue quien verbalizó ayer de forma más expresiva el estado de euforia en el que se ha instalado el PP. «No me digan que no se lo dije, señora Díaz. Tuvo una semana para prepararlo», ironizó en El Ejido (Almería) la política más valorada del Gobierno".

En el otro lado del ring y según la crónica: "El optimismo en la casa cuartel de los populares se ha trocado en decepción en la calle San Vicente (la sede regional del PSOE), donde hacen recuento no tanto de los votos perdidos (es la favorita en las encuestas) como de las papeletas de los indecisos que han podido escapar por la tensión mal gestionada de su candidata. El peor adversario de Susana Díaz fue ella misma. Su carácter volcánico. Acostumbrada como está a que en su partido nadie le resople, no pudo o no quiso disimular su rechazo hacia los que no piensan como ella. En el partido se consuelan con que su estrategia (porque el tono contundente respondía a una estrategia) buscaba amarrar el voto del centro-izquierda poniendo en marcha el viejo argumentario de «la derecha» que recorta los derechos sociales y maltrata a Andalucía, frente a un PSOE transmutado en Robin Hood que defiende a los pobres".

Al noreste del bosque de Sherwood, en Gotolonia, María Jesús Cañizares, en el mismo Abc, afronta la última hora del proceso, la osadía de existir de SCC: "Sociedad Civil Catalana (SCC), plataforma contraria a la independencia de Cataluña, denunció ayer una campaña contra la entidad «y todos los que no se manifiestan a favor de la secesión», después de que el Parlamento de Cataluña haya admitido a trámite una propuesta de ICV-EUiA en la que vincula la entidad con la extrema derecha y cuestiona la concesión del Premio Ciudadano Europeo a esta entidad. Esta plataforma considera que esta iniciativa «injuriosa» infringe el artículo 180 del reglamento parlamentario y exige «neutralidad» a las instituciones públicas".

Prosigue la crónica: "Joaquim Coll, vicepresidente primero de Societat Civil Catalana, recordó que la entidad ha recibido el apoyo, tras la entrega del premio, de más de 50 personalidades de ámbitos político y social a nivel internacional, como el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy; el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez; los líderes de UPyD y Ciudadanos, Rosa Díez y Albert Rivera, respectivamente, y escritores como Mario Vargas Llosa o Laura Freixes. Denunció «la falta de cultura democrática y la falta de imparcialidad de las instituciones» por lo que exigió a los partidos políticos «respeto por la neutralidad de las instituciones»".

En La Razón, Toni Bolaño llama "mentiroso" al juez Vidal al detectar que carece de coartada y que sus explicaciones no cuadran con el calendario de ERC. Sostiene Bolaño: "Primero, con suficiencia, dijo que había recibido ofertas de la política. Luego concretó. 'Me han ofrecido ir de dos en la lista de ERC por Barcelona'. En la sede republicana de la barcelonesa calle Calabria la sorpresa fue mayúscula. También se quedó pasmado el candidato a la alcaldía, Alfred Bosch. Nadie sabía quién le había hecho una oferta al juez, que se dio un plazo de quince días para responder. El lunes 16 el juez dijo que rechazaba la oferta".

Sigue el texto: "Casi en paralelo, ERC anunciaba su número dos por Barcelona: Juanjo Puigcorbé. El actor ha dicho que hace dos meses que le ofrecieron el puesto. O sea, alrededor del 16 de enero. Y que dio el sí quiero hace un mes. O sea, alrededor del 16 de febrero. Esas fechas dejan en evidencia el farol del juez Vidal".

En Madrid se remueven los cimientos del barrio de las letras para descubrir lo que pudieran ser los restos oseos de Miguel de Cervantes, el catalán Miquel Servent según el eminente instituto astrológico de la Nova Història. El caso es que andan detrás de una mandíbula desdentada y una mano deforme y algo de eso han encontrado.

En el Abc lo explica así Jorge S. Casillas: "Buscaban un hombre de setenta años que tuviera seis dientes o menos y una lesión en el brazo. En su lugar hallaron restos de casi trescientos individuos, en muy mal estado: huesos hechos esquirlas, cráneos fragmentados, imposibles de individualizar. A pesar de todas estas dificultades, los expertos que han investigado durante meses la cripta de la iglesia de Las Trinitarias aseguran haber encontrado el lugar donde descansa Miguel de Cervantes. Atendiendo sobre todo a los datos históricos, los huesos hallados en el convento pertenecen al escritor más grande de nuestra historia. El equipo liderado por Francisco Etxeberria compareció ayer ante los medios para aportar las conclusiones de su investigación. Después de casi una hora de intervenciones, el antropólogo pronunció la frase que todos esperaban oír: «A la vista de toda la información generada en el caso de carácter histórico, arqueológico y antropológico, es posible considerar que entre los fragmentos de la reducción de la actual iglesia de Las Trinitarias se encuentren algunos –hizo una pausa– fragmentos pertenecientes a Miguel de Cervantes. Son muchas las coincidencias y no hay discrepancias»".

Sigue: "Con esta última afirmación, el investigador dejaba una puerta abierta a la incertidumbre. Por un lado, el trabajo documental les dice que los huesos de la imagen pertenecen con toda seguridad a Miguel de Cervantes. Por otro lado, desde el punto de vista antropológico, no pueden ser tan rotundos. «No podemos hacer una verificación matemática expresada en términos de certeza absoluta –explicaba el profesor Etxeberria–, como puede darse a través de la herramienta del ADN»".

¿Y los libros de Cervantes, dónde están? A eso responde Jiménez Losantos en El Mundo: "Los restos mortales de Cervantes -los inmortales yacen en las bibliotecas- siempre han estado en las Trinitarias, como acredita una placa anterior a la invención del turismo cultural. El genio murió pobre, no tiene mausoleo y se mandó enterrar en ese convento con su esposa -alguna vez tenía que hacerle caso- creyendo en "la resurrección de la carne y la vida perdurable". En todo caso, en la gloria perdurable de su obra. Para qué más".

18 de marzo,santoral del Abc: "Santos Alejandro de Jerusalén, Anselmo de Mantua, Cirilo de Jerusalén, Eduardo el Martir, Frigidiano y Juan Thules".

¿Quiere hacer un comentario?