Menú Buscar

Si ser catalán es una religión, apostato

2 min

Recuerdo que cuando yo era pequeño mi tía monja llevaba unos alerones en la cabeza que parecía que iba a salir volando con la primera brisa que pasara. Y mi tío cura andaba vestido con una sotana negra. Se trataba de mostrar al mundo que eran lo que eran y que se sentían orgullosos de ello. Con el tiempo, la tía monja moderó su vestuario y el tío cura se secularizó y se vistió de paisano.

Convivir con gente con convicciones religiosas exhibicionistas reclama mucha paciencia. Muchos independentistas dividen el mundo entre buenos y malos. Los buenos catalanes son los que enarbolan la bandera estrellada. Los malos son los otros

Muchos catalanes están pasando por una etapa similar a la de mis familiares religiosos. Cuelgan banderas estrelladas en su ventanas, ponen pegatinas estrelladas en sus vehículos, llevan calzado deportivo estrellado y así ad infinitum. Han convertido el independentismo en su nueva religión.

Y convivir con gente con convicciones religiosas exhibicionistas reclama mucha paciencia. A mi padre, que era cristiano, le sacaba de quicio la tozudez evangelizadora de su cuñada monja. Porque hay cristianos y cristianos. Los hay que lo llevan con discreción y los hay que exhiben su fe. Hasta los hay que llaman a tu puerta para hacerte de los suyos.

Los independentistas aún no han llegado a tanto. De momento, sólo quieren dejar claro que lo son y que son muchos. Y cuando hablas con muchos de ellos te vienen a decir, eso sí, que te equivocas no siendo de los suyos. Es más, los hay que te recriminan que no lo seas. Que por tu culpa y de los que piensan como tú, el cielo independentista quizás nunca se llegue a alcanzar.

Los cristianos creen –o lo dicen- que cuando nos morimos, algunos van al cielo y otros, al infierno. Muchos independentistas dividen el mundo entre buenos y malos. Los buenos catalanes son los que enarbolan la bandera estrellada. Los malos son los otros. Cuando ser catalán se convierte en una religión, entran ganas de apostatar.

Artículos anteriores
¿Quién es... Siscu Baiges?
Siscu Baiges
Periodista, vicepresidente de la asociación SICOM, federalista de izquierdas y activista social.
Comentar
m.a. 25/08/2015 - 11:31h
Muchos ya hemos apostatado de lo uno y de lo otro que, no nos engañemos, van mucho más de la mano de lo que nos imaginamos. ¿Cuántos líderes de ERC proceden del seminario o de círculos religiosos? Creo que un montón.
Eduardo Pinzolas 25/08/2015 - 11:31h
Yo también apostato de las actitudes descritas en el artículo y de las actitudes de individuos que escriben cosas como esta:
Eduardo Pinzolas 25/08/2015 - 11:31h
(como esta): 'Qui no entengui que Espanya camina cap a l’assimilació i la recentralització, qui no percebi que l’autonomia és una eina inútil per defensar els nostres interessos, no té més disculpa. Distreure’ns de la crua realitat amb pastanagues com el federalisme ja no és un exercici d’ingenuïtat, sinó de ceguesa política o fins i tot de col•laboracionisme' (Toni Soler, “el judici final”, Ara, 16/2/2014)
JDuck 25/08/2015 - 11:31h
No me parece prudente emplear la palabra “religión” para hacer alusiones políticas. El adoctrinamiento que sufrí debido al Nacional-Catolicismo, consistente en una adulteración de lo religioso con fines políticos dictatoriales y corruptos, me hizo muy sensible al empleo inadecuado de la misma, así como a otros adoctrinamientos en sentido peyorativo. La palabra “católico” puede calificar a más de un sustantivo. Considero que la expresión más adecuada para definir el adoctrinamiento independentista es “idolatría ideológica”. Un ídolo es un ente imaginario materializable al que se ofrecen sacrificios humanos reales, a través de cultos más o menos aparatosos. La división buenos / malos propia de la idólatra independentista, según la cual su ideología es el principio supremo del bien, y toda oposición es el principio supremo del mal, es una forma de maniqueísmo. Yo no tengo intención de apostatar de la idolatría independentista porque nunca he participado de su culto.
JDuck 25/08/2015 - 11:31h
Los cristianos que conozco mejor dicen que unos son llevados al cielo, si quieren; lo llaman misterium salutis. Y que otros se precipitan a sí mismos en el infierno por el peso de su propia corrupción acumulada a lo largo de la vida, y del que no quieren aligerarse ni ser aligerados. Dicho de otra manera, se niegan voluntariamente a ser llevados al cielo; lo llaman misterium iniquitatis. No digo que esté ni que no esté de acuerdo, pero considero que no se puede alterar desde fuera ningún credo religioso bajo ningún pretexto. El auténtico agnóstico no lo hace, si no que procura comprender y respetar sin faltar a ninguna verdad, esforzándose en ir creciendo en su propia humanidad y en ayudar a otros hacer otro tanto consigo mismos. Tampoco estoy haciendo ninguna declaración personal de agnosticismo, ni de su contrario.
JDuck 25/08/2015 - 11:31h
Los cristianos que conozco mejor dicen que unos son llevados al cielo, si quieren; lo llaman misterium salutis. Y que otros se precipitan a sí mismos en el infierno por el peso de su propia corrupción acumulada a lo largo de la vida, y del que no quieren aligerarse ni ser aligerados. Dicho de otra manera, se niegan voluntariamente a ser llevados al cielo; lo llaman misterium iniquitatis. No digo que esté ni que no esté de acuerdo, pero considero que no se puede alterar desde fuera ningún credo religioso bajo ningún pretexto. El auténtico agnóstico no lo hace, si no que procura comprender y respetar sin faltar a ninguna verdad, esforzándose en ir creciendo en su propia humanidad y en ayudar a otros hacer otro tanto consigo mismos. Tampoco estoy haciendo ninguna declaración personal de agnosticismo, ni de su contrario.
JDuck 25/08/2015 - 11:31h
Y para evitar confusiones aclaro que considero que las personas que son independentistas por criterios personales de inteligencia y buen corazón tampoco participan de ningún culto idolátrico. Por otra parte, antes de leer este artículo, no tenía ninguna intención de tratar asuntos de religión, que considero requieren respeto y conocimiento suficientes.
¿Quiere hacer un comentario?