Menú Buscar

Secesionistas, Europa no os quiere

Francesc Moreno
4 min

Con motivo de la concesión a Societat Civil Catalana (SCC) del Premio Ciudadano Europeo 2014 se ha producido una furiosa reacción contraria de la ANC, de eurodiputados nacionalistas y de algunos compañeros de viaje. No es de extrañar. El nacionalismo esta acostumbrado a hacerse trampas en el solitario. Confrontar sus delirios con la realidad les produce dolor. La ANC se presentó al premio, y el jurado eligió a SCC.

¿Cómo va a ganar un premio europeo una entidad que preconiza nuevas fronteras? Una entidad que es un peligro real para el futuro de una Europa unida

Lo que sorprende es su grado de desconexión con la realidad. Porque han de estar muy enfermos para que pensaran que podían ganar. Han preguntado al espejo quién era la "más europea" y les ha contestado que ellos desde luego no. Y les molesta. Qué le vamos a hacer.

¿Cómo va a ganar un premio europeo una entidad que preconiza nuevas fronteras? Una entidad que es un peligro real para el futuro de una Europa unida. Una entidad que llama a celebrar guerras -el Tricentanario- y reivindica el odio, frente a una Europa que se une para olvidar sus dos grandes guerras del siglo pasado.

Actos de reconciliación frente a la exaltación de la revancha. Esta es la diferencia entre el espíritu europeo y el de los nacionalistas catalanes. Por cierto, SCC promovió un acto de concordia entre los descendientes de los dos bandos de la Guerra de Sucesión. Alguien tiene que ocuparse de que todo un país no tenga que sentirse avergonzado por sus políticos.

El fracaso de la ANC ha sentado mal a todos los que viven del 'proceso', y tratan de desprestigiar el premio y a SCC. Estamos acostumbrados. Para unos, somos seudonacionalistas; para otros, de extrema derecha. La realidad es que SCC es una entidad plural con personas de derechas, de centro y de izquierdas, pero, como entidad, por encima de cada uno de sus miembros, su posicionamioento está recogido en sus declaraciones y textos públicos. Cualquiera puede leeerlos y cualquiera puede juzgar. No defendemos ninguna propuesta política concreta, salvo el "juntos y mejor", y que la independencia ni está justificada, ni nos conviene. Somos catalanes, españoles y europeos, y eso le duele al nacionalismo catalán. No tenemos ningún complejo en gritar "visca Catalunya", pero tampoco "viva España", y ya se sabe que eso irrita.

La obsesión del nacionalismo por calificar de "extrema derecha" a cualquiera que se oponga a la secesión, es coherente con su táctica de ocultar su pertenencia a una familia ideológica que representa lo peor de la historia mundial. Y, ellos sí, admiran a representantes de organizaciones autoproclamadas fascistas como es el caso de los hermanos Badia, profusamente homenajeados por ERC. Nosotros no calificamos de colonos a nuestros padres o abuelos. No necesitamos conversos. Nos produce asco la Inquisición.

El secesionismo se basa en vender humo. En asegurar que todo será maravilloso con la independencia. Y, claro, el hecho de que la UE les cierre la puerta pone en evidencia su discurso triunfalista y falso. Su reacción muestra también el auténtico talante antidemocrático del movimiento. No tragan la discrepancia. Saben que su éxito exige acallar a cualquier disidente. Son resentidos políticos, y no son áun peores porque no tienen el poder suficiente para perseguir y encarcelar a los que ellos consideran "quintacolumnistas" o "enemigos del pueblo". Victimismo, prepotencia, odio y maldad, es el resumen de los rasgos definidores de los nacionalismos extremos, incluido el catalán. Y eso es incompatible con una Europa unida.

Artículos anteriores
¿Quién es... Francesc Moreno?
Francesc Moreno

Presidente del Consejo Editorial de CRÓNICA GLOBAL. Licenciado en Derecho. Ha sido profesor de Derecho financiero en la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) y de Derecho mercantil en la Universidad de Barcelona (UB). Ha sido vicepresidente de La Seda de Barcelona. Fue el editor de El Debat y Tribuna Latina.

Comentar
JuanPerez 25/08/2015 - 11:17h
Excel·lent. I em permetria afegir-hi: La gran majoria de catalans no us volem, sou la nostra vergonya.
JDuck 25/08/2015 - 11:17h
Aparte de felicitar al Sr. Moreno y considerar como propio todo cuanto dice, añado un insignificante detalle. Los secesionistas se consideran los únicos catalanes auténticos, engañan a muchos independentistas de buena fe, y promueven una perversa inmersión lingüística que va mucho más allá del uso (casi) exclusivo del catalán como única lengua vehicular. Es el mundo al revés. Gabacho y gringo son palabras de origen cultural distinto con un significado peyorativo análogo, atribuible a todos aquellos cuyos ocultos e inconfesables intereses giran alrededor de aquel que desde que ocupara el cargo de Honorable no ha dejado de decir “Catalunya sóc jo”. Y la percepción europea de que así es se refleja en la democrática elección de SCC frente a ANC. Los inmigrantes hispanoamericanos en Catalunya, mexicanos o no, conocen el significado de la segunda palabra. No se dejen pues engañar por estos falsos catalanes. Els catalans autèntics som acollidors i solidaris, no invasors ni adoctrinants.....
JDuck 25/08/2015 - 11:17h
....Visca Catalunya, viva España, viva Europa, viva Mexico lindo y otros paises hispanoamericanos con los que compartimos raíces culturales.
JoaquinM 25/08/2015 - 11:17h
Mi enhorabuena al sr. Moreno por el artículo, y por la parte que le toca del premio recibido por SCC. Hay que ir derribando día a día la muralla de patrañas y manipulaciones que han creado ese pensamiento cateto-ventajista llamado nacionalista en Cataluña (y País Vasco).
JRamon 25/08/2015 - 11:17h
Li ha sortit rodó l'article, Sr. Moreno.
EduardoPinzolas 25/08/2015 - 11:17h
La acierta machaconamente aquel dicho popular que reza “no hay mal que por bien no venga” y un bien acarreado por el “procès” es sin duda que éste, pese a su definición oficial como “pacífic, cívic, democràtic i festiu”, ha propiciado que el nacionalismo, en el impulso de poner toda la carne en el asador del “ara és l’hora”, haya destapado su peor cara, la más totalitaria e intolerante, también la más verídica, y haya aplicado, dentro de sus límites, los métodos más aberrantes y dictatoriales de tratar con la disidencia. Ahora están muy escocidos con el premio europeo a SCC, escocidísimos, y no son capaces de disimularlo. El 24 de febrero, uno de los directivos (entrevistado aquí) de un digital palanganero, especialmente obsesionado con el tema y con el señor Bosch, publicaba un artículo en su sección diaria cuyo significativo título era “El franquisme s’infiltra a Europa”. Hay que estar muy cabreado para hacer el ridículo de esa manera con un texto. Buen artículo, sr. Moreno.
Eldorado 25/08/2015 - 11:17h
Enhorabuena por el artículo y por el premio Sr. Moreno. A los secesionistas les está saliendo mal la jugada pero, no lancemos las campanas al vuelo, sólo de momento. Si consiguen desterrar el castellano de las escuelas como lengua también vehicular (el PSC todavía defiende la inmersión) y si controlan a su placer los contenidos de los libros de texto, dentro de 30 años sí que serán mayoría y no habrá quien los pare.
¿Quiere hacer un comentario?