Menú Buscar

Camacho pide a Rajoy que no dialogue con Mas y fortalezca el Estado en Cataluña

"Los catalanes que se sienten españoles se sienten huérfanos y desamparados. Necesitan respuestas, necesitan que expliquemos mejor lo que hacemos, necesitan amparo ante la impunidad de los independentistas. Está en nuestra mano hacerlo. Todo es posible si lo hacemos bien y actuamos con firmeza", señala la presidenta del PP catalán.

29.11.2014 14:32 h.
3 min
La presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho
Redacción

La presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, ha pedido este sábado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que rechace el diálogo con los nacionalistas y que fortalezca el Estado en Cataluña.

"Se acabó la conllevancia, se acabó el diálogo con aquellos que quieren romper España, la unidad de España es innegociable, y no se dialogará jamás. [...] Debe fortalecerse el Estado en Cataluña. El Estado de las Autonomías ha funcionado y ha sido un gran éxito, pero lo han traicionado los independentistas y los rupturistas. El Estado debe volver a Cataluña y debe fortalecerse en Cataluña", ha señalado durante el discurso previo a la intervención de Rajoy en la convención municipalista que los populares han celebrado en Barcelona.

"No permitir la manipulación del independentismo"

Sánchez-Camacho, que ha sido incluso más contundente que el propio Rajoy, le ha insistido en que es necesaria "más presencia del Gobierno" en Cataluña, "más presencia en la historia de éxito colectiva que es España; explicarla mejor, venderla mejor y hacerla mucho más atractiva para los catalanes".

"No podemos seguir permitiendo la falsificación, la mentira, la manipulación y la tergiversación del independentismo. Debemos esforzarnos más y mejor en contrarrestar esa falsificación de nuestra historia, en contrarrestar ese agravio económico que se traslada al resto de España", ha añadido.

Insta a Rajoy a que sea el "interlocutor directo" con los catalanes

La líder del PP catalán ha instado a Rajoy a "suplir la incompetencia, la incapacidad y la parálisis del señor Mas y del Gobierno de Cataluña", y ha ser el "interlocultor directo" con todos los catalanes, en vez de tratar con el Ejecutivo autonómico.

Y le ha animado a recurrir la Ley de Acción Exterior, recientemente aprobada por el Parlamento autonómico, porque solo busca "blindar las embajadas y crear nuevas estructuras de Estado". "Debemos parar eso", ha subrayado.

"Los catalanes que se sienten españoles se sienten huérfanos y desamparados"

Aunque Sánchez-Camacho ha defendido la actuación del Gobierno frente a la consulta independentista del 9N -un actuación que ha tildado de "ponderada" y "serena"-, ha advertido a Rajoy sobre "el desafío para romper España" que sigue planteando el nacionalismo catalán. Y ha cargado contra la pasividad del PSC y del PSOE, a cuyo líder ha criticado por ofrecer "blindar" la educación y la cultura, y ha acusado de no tener "sentido de Estado".

Así, ha finalizado con un último llamamiento a Rajoy: "Los catalanes que se sienten españoles -casi cinco millones- se sienten huérfanos y desamparados. Necesitan respuestas, necesitan que expliquemos mejor lo que hacemos, necesitan amparo ante la impunidad de los independentistas. Está en nuestra mano hacerlo. Todo es posible si lo hacemos bien y actuamos con firmeza".

Comentar
AARON 25/08/2015 - 11:21h
Estoy de acuerdo, el dialogo a de ser con los Catalanes, no con los nazionalistas..
Olegario 25/08/2015 - 11:21h
Este mensaje, grosso modo, es el que me gustaría escuchar del PSOE (el PSC, ni está, ni se le espera) . No he sido votante del PP ni creo que lo sea mientras tenga alternativas más a la izquierda. Pero es de agradecer la claridad sobre los valores básicos de la política de Estado y sobre la defensa del pacto constitucional. Confío en que no sea solo de discurso. Probablemente, lo más meritorio del PP en Cataluña sea haber sido excluido del infame Pacto del Tinell, que mostró, no la ilegitimidad del PP, sino la ignominia democrática de los conjurados.
MonnerSans 25/08/2015 - 11:21h
Olvida Ud., amigo Olegario, que después de dicho insultante "Pacto del Tinell", y de la humillación sufrida por la presencia de Mas jurando ante notario no pactar jamás con el P.P., a este partido le faltó tiempo para volver -ya lo había hecho anteriormente con ocasión el Pacto del Majestic entre Aznar y Pujol- a dichos pactos, en esta ocasión a nivel autonómico, con los nacionalistas en 2010, y para repartirse ayuntamientos y la Diputación de Barcelona en 2011 (reparto que en algunas localidades importantes aún perdura). Definitivamente, el P.P. no tiene ni la más mínima credibilidad en estos asuntos.
AARON 25/08/2015 - 11:21h
Monner, no son tiempos de sacar los trapos sucios, de tirarnos los trastos a la cabeza, Son tiempos de unir voluntades, de estar unidos con un solo fi: derrotar a esta gente en las urnas.
JoaquinM 25/08/2015 - 11:21h
Esto se pone interesante, sobre todo por que apunta al empleo del sentido común por parte de la sra. Sánchez-Camacho, apunta una salida de la telaraña ideológica pujoliana. Esa telaraña en la que el PS(C)OE agoniza estupendamente. Pero también hay que señalar que el propio Rajoy aún no se entera, su discurso aún está trufado de "tics" mentales pujolianos como aquello del "país" (refiriéndose a Cataluña: tic que es la puerta del autismo Vanguardista), y sigue evitando usar argumentos que ataquen la raíz del separatismo.
MonnerSans 25/08/2015 - 11:21h
Aaron: No se trata de sacar "trapos sucios", sino de tener muy presente cuál ha sido y sigue siendo el comportamiento de cada uno. Para, como tú dices, derrotar a "esa gente" en las urnas, tengo claro que jamás votaré por quien sigue siendo socio de dicha gente en numerosas localidades de Cataluña, que no son más porque CiU, ante la inminencia electoral, va soltando amarras y rompiendo ciertos pactos municipales con el P.P. (léase Sitges o, esta misma pasada semana, Reus). Unidad para derrotar a "esa gente", sí...Pero no hasta el punto de unirnos con sus aún socios y por tanto tiempo colaboradores (léase P.P. o P.S.C., tanto me da)...Eso sería la garantía más absoluta del fracaso de nuestro empeño.
¿Quiere hacer un comentario?