Menú Buscar

Sáenz de Santamaría "recomienda" a Mas viajar "de una manera mucho más austera" y este responde que el Gobierno gasta más

La vicepresidenta del Gobierno aprovecha una pregunta sobre la gira de Artur Mas por Israel para hacer gala de la austeridad del Ejecutivo en sus viajes al exterior, y recomienda "a todos" hacer lo mismo. La Generalidad responde exhibiendo "unos sesenta acuerdos" entre empresas catalanas e israelíes firmados durante el viaje y asegurando que ellos se desplazan en clase turista, con mucho menos personal y que todos los acompañantes se pagan sus gastos.

15.11.2013 20:16 h.
5 min
La Vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, este viernes
Redacción

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría (PP), ha lanzado un muy educado -pero muy bien dirigido- dardo al presidente de la Generalidad, Artur Mas, después de que este se desplazara durante cinco días a Israel en viaje oficial. Sáenz de Santamaría ha recordado que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, viaja de la forma "más ajustada posible", y que "ha reducido a la mitad" los gastos de los viajes presidenciales respecto a legislaturas anteriores. Por lo que ha invitado a todos los que están "de ahí para abajo" a hacer lo propio. El Gobierno autonómico ha respondido explicando que las empresas catalanas que acompañaron a Mas en su viaje firmaron "unos sesenta acuerdos" con compañías israelíes.

Preguntada en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros por el viaje de Mas a Israel, acompañado de "un grupo amplio de personas, hasta 60", Sáenz de Santamaría ha indicado que "el signo de los tiempo es otro", y que "ya no digo los presidentes de Comunidad Autónoma, sinó los presidentes de cualquier estado de la Unión Europea hacen sus viajes de una manera mucho más austera".

"Cuando gastamos dinero público tenemos que ser el triple o el cuádruple de cuidadosos que cuando nos gastamos el dinero propio", ha señalado la vicepresidenta. Que ha presumido de la austeridad que, según ha indicado, muestra el Gobierno en el exterior:

"Las delegaciones en el ámbito de la Administración del Estado del Reino de España son pequeñas, lo mínimo imprescindible, y los viajes, lo más ajustados posible. El presidente del Gobierno ha reducido a la mitad lo que venían a costar los viajes en las legislaturas anteriores, y esta es nuestra manera de funcionar".

Y, a continuación, la pulla sutil. "Creo que es una buena recomendación para todos, porque si el presidente del Gobierno de España puede viajar como está viajando, pues de ahí para abajo podemos hacerlo todos también mucho más barato y mucho más acorde con la situación de cada uno", ha apuntado la vicepresidenta.

La Generalidad responde a toda velocidad y presume de acuerdos

El Gobierno de la Generalidad ha reaccionado con una inusitada velocidad a las palabras de la vicepresidenta. En un comunicado publicado en su web cinco minutos después de que De Santamaría recibiera la pregunta, y tres minutos después de que concluyera su respuesta, el Gobierno autonómico indica que, fruto del viaje de Mas se firmaron "unos sesenta acuerdos" entre empresas catalanas e israelíes del sector de las tecnologías de la información.

La Generalidad también ha indicado que la delegación que acompañó a Mas "ha estado formada por 30 empresas catalanas" que mantuvieron "cerca de 200 reuniones concertadas con compañías israelíes".

En la numerosa delegación que acompañó a Mas en su viaje destacan el consejero de Economía y Conocimiento, Andreu Mas-Colell; el alcalde de Barcelona, Xavier Trias; el secretario de Asuntos Exteriores y de la UE de la Generalidad, Roger Albinyana; y la esposa del presidente autonómico, Helena Rakosnik.

"Una tercera parte" que el personal habitual del Gobierno

Posteriormente, en una nueva nota de prensa, el Ejectivo autonómico ha insistido en que su austeridad "queda demostrada" en el hecho de que en el viaje a Israel, tanto Mas como los acompañantes "viajaron en clase turista, mientras que el Gobierno español cuando se desplaza lo hace con aviones presidenciales".

También aseguran que el personal que acompañó a Mas a Israel fue de "como mucho, una tercera parte del que acompaña al presidente del Gobierno español habitualmente". Y que "los empresarios, periodistas y acompañantes que formaron parte de la delegación [autonómica] se pagaron cada uno su viaje, cosa que no pasa con los desplazamientos del Gobierno español".

Mas se desplazó a Israel durante cinco días, en un viaje que en principio se planteaba oficialmente con un objetivo comercial, pero que tuvo un marcado signo político. En particular, el dirigente nacionalista se dedicó especialmente a promocionar su proyecto secesionista. Con incidentes como una nueva guerra de banderas, al no estar presente la bandera española en su recepción con el presidente israelí, Simon Peres, o como cuando -según Abc- se negó a estrechar la mano a científicos españoles.

Comentar
Ferguson 25/08/2015 - 11:34h
¿No existe una especie de fiscal de cuentas o un auditor general que detenga esta sangría? ¿quien les da derecho a malgastar los dineros de los contribuyentes? Los ciudadanos estamos verdaderamente abandonados a nuestra suerte.
¿Quiere hacer un comentario?