Menú Buscar

Sáenz de Santamaría: el Gobierno no permitirá "que ningún español se convierta en extranjero dentro de su país"

La vicepresidenta del Gobierno asegura en Barcelona que "no habrá" referéndum secesionista y contrapone el discurso del independentismo a los "vínculos afectivos, de sentimientos, de cercanía, cariño y orgullo", más allá de los "jurídicos", que unen a Cataluña con el resto de España.

30.03.2014 15:27 h.
4 min
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, durante su intervención en el acto de este domingo en Barcelona
Redacción

El Gobierno "cumplirá su obligación" y no permitirá "que ningún español deje de ser europeo y se convierta en extranjero dentro de su país". Así lo ha asegurado este domingo en Barcelona la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, durante un acto con motivo de las próximas elecciones europeas del 25 de mayo.

Sáenz de Santamaría ha apelado durante su discurso a la "España solidaria" y ha contrapuesto el mensaje del independentismo a los "vínculos afectivos, de sentimientos, de cercanía, cariño y orgullo", más allá de los "jurídicos", que unen a Cataluña con el resto de España.

"En la cultura política europea no hay espacio para los que quieren romper el proyecto de concordia y convivencia. Nadie quiere compartir un proyecto común con los que quieren romper España. El que quiere dividir y separar a Cataluña del resto de España no tiene cabida en el proyecto europeo de solidaridad, concordia y convivencia", ha insistido.

La Generalidad "no ha actuado" como gobierno de los catalanes

La vicepresidenta del Gobierno también ha reivindicado la labor del Gobierno en Cataluña:

"Es el Gobierno de España el que más se ha preocupado y se ocupa de Cataluña. Que nadie entienda en ello un reproche, lo digo porque es la realidad, porque los catalanes también tienen en España su gobierno y porque el que tienen aquí no siempre ha actuado como tal. El Gobierno de la Generalidad ha dejado de atender a lo necesario para prometer lo imposible. La primera función de un gobernante es garantizar los derechos de quienes nos eligen y no prometer otros que no existen".

Sáenz de Santamaría ha criticado, sin citarle, al presidente de la Generalidad, Artur Mas, porque "no se puede asegurar ningún derecho incumpliendo la ley que los ampara todos". "Ni fuera del Estado de derecho tienen contenido los derechos, ni tienen legitimidad los estados", ha añadido.

Y ha reiterado que "la primera función de un gobernante, la que da sentido a los demás es cumplir la ley, acatar las sentencias siempre, cuando gustan y cuando no gustan, y respetar el marco constitucional, porque en él está nuestra legitimidad y sus límites; en él están las reglas del juego y cómo cambiarlas". La dirigente popular ha asegurado que "eso es lo que unánimemente les ha dicho Tribunal Constitucional" a los nacionalistas.

"No habrá referéndum para la independencia de Cataluña con este Gobierno"

Sáenz de Santamaría ha garantizado que "el Gobierno de España cumple su función y, ya os lo digo, va a cumplir con su obligación". "Ello significa, primero, velar por el respeto a la ley y a los tribunales, por la vigencia de la Constitución y la supremacía del Estado de derecho, por los derechos de todos los españoles y de todos catalanes. Eso significa, segundo, que no podemos disponer lo que no pertenece a nadie sino a todos los españoles: la soberanía nacional. Que no podemos autorizar lo que no depende de nosotros y no podemos permitir que alguien decida o declare unilateralmente lo que a todos nos afecta", ha explicado.

Y ha subrayado que "no hay nada que legitime sencillamente esa pretensión porque está fuera de la ley, y lo que está fuera de la ley está fuera de la democracia. Eso significa, en definitiva, que no puede haber un referéndum para la independencia en Cataluña y que no lo habrá con este Gobierno".

Además, ha advertido de que "no se puede ocultar como sería Cataluña sin España", y hacerlo no responde a un mensaje que pretenda infundir miedo, ha asegurado, sino que busca alertar de los riesgos que conllevaría un referéndum secesionista.

Comentar
Pepitox 25/08/2015 - 11:30h
Muy bien que miembros del gobierno vengan a Cataluña, pero deberían venir mucho más como Gobierno, y no como miembros de un partido. ¿Para cuando un Consejo de Ministros que tenga lugar en Barcelona? Eso sí que sería un gran toque de atención. Y claro que sí, el Gobierno de la Nación es también el gobierno de los ciudadanos de Cataluña. Es obvio, aunque llevan 30 años mintiendo y diciendo lo contrario.
RafaelAG 25/08/2015 - 11:30h
Tienes razón Pepitox: presencia institucional como gobierno y no como partido. La idea de un Consejo de Ministros en Barcelona me parece excelente. Ya los ha habido fuera de Madrid (creo que alguno en Mallorca presidido por el Rey) y creo que es una práctica que debería extenderse
mimartin 25/08/2015 - 11:30h
Para que abandonen su política partidista y partitocrática tendrían que ver muy seriamente amenazada su supervivencia como red de poder y clientelar, como aparato de partido y electoral. Es difícil que hagan políticas de Estado excepto ante la fuera de las cosas y sólo en situación muy extrema. tendrían por ejemplo que perder su capacidad para adormecer a la sociedad a través de su indestructible red de poder: concejales, cargos regionales, reparto de prebendas y nombramientos, subvenciones, maquinaria electoral…si al final empiezan a hacerlo es un signo de que la situación es realmente gravísima.España siempre se salva en el tiempos e sucinto, por los pelos, porque esta gente siempre deja que las cosas se deterioren al máximo. Con Rajoy peor que con nadie pues con él esto no le va, él estaría encantado de ir todos los días a su oscura oficina de registrador de pueblo a subir las persianas y hurgar en los libros. Por eso el Gobierno está compuesto de mediocres sin audacia ni grandeza,
Aleph 25/08/2015 - 11:30h
Los "vínculos afectivos, de sentimientos, de cercanía, cariño y orgullo" se enmarcan e institucionalizan finalmente en vínculos culturales.
FedeCoga 25/08/2015 - 11:30h
No hi haurà consulta assegura la vicepresidente del Govern d'Espanya. Però el que és cada cop més evident és que la pataleta del Sr Artur Mas acabarà amb un "pacte fiscal" encobert. Un pas més com diuen els nacionalistes. Però és que a sobre això no contentarà a ningú: ni als independentistes, ja que el que anhelen és la independencia i això són mitges tintes, ni tampoc ontentarà als no independentistes (els ara anomenats unionistes). Per aquest últim grup, cada cop més clarament representat per Ciutadans, és evident que un pacte fiscal no fa més que agreujar les diferencies entre espanyols. Un pacte fiscal no soluciona res. Un pedaç que aguantarà fins 2016 (després de la més que previsible pèrdua de la majoria absoluta del PP).
dosostenido 25/08/2015 - 11:30h
Me parece bien un consejo de ministros en Barcelona, no como toque de atención si no como gesto de normalidad democrática.
dosostenido 25/08/2015 - 11:30h
Cataluña es plural y no puede estar sometida al yugo del nacionalismo, Cataluña es bilingüe y esa realidad social se tiene que reflejar en la educación, en la administración etc. El Gobierno Central tiene que proteger los derechos de los ciudadanos y no permitir que nadie se sienta extranjero en su País.
Anibal 25/08/2015 - 11:30h
En Cataluña, la política lingüística se ha basado en la gran falacia de que “Cataluña es bilingüe” (y por tanto todos tienen que aprender catalán para ser bilingües). Es mentira, El territorio de Cataluña no habla y no puede ser lingue. La realidad es que en Cataluña existen dos comunidades lingüísticas, la catalana y la castellana y ambas deberían ser sujetos de iguales derechos. La realidad es que solo una de ellas tiene plenitud de derechos mientras que a la otra se le niega su derecho a existir como tal comunidad. Y cada vez que un partido político afirma la frase de que Cataluña es bilingüe, están negando (incluidos C’s y UPyD) la plenitud de derechos a los ciudadanos monolingües. El respeto al hecho diferencial que se reclama a los de fuera, se les niega a los de dentro.
Olegario 25/08/2015 - 11:30h
Olegario 29/03/2014 - 19:27h (1) Exposición de las posturas de la estrategia catalana y las debilidades de los partidos "de Estado": Queda al desnudo la realidad que nos aguarda, si no nos damos por avisados, y actuamos en consecuencia. 1º punto de partida: TENIM DRET A DECIDIR, es decir, como bien ha dejado claro el canadiense Dion, se reclama el derecho de declarar extranjero a los propios compatriotas. 2º "voluntad negociadora", expresada por Duran: para renunciar a la secesión exigimos pacto fiscal e ir mucho más allá en "cultura, lengua y sistema educativo". Es decir, olvidaros de la igualdad constitucional porque nosotros la aplicaremos según nuestra interpretación; Con palabras de Dion se diría: no los declararemos extranjeros, pero los trataremos como tales. 3º respuesta de Rubalcaba (y expresada con más discreción, también de Rajoy) "el problema" de Cataluña es "de fondo" y en consecuencia requiere de un diálogo sobre el propio modelo constitucional.
Olegario 25/08/2015 - 11:30h
Olegario 29/03/2014 - 19:29h (2) Es decir, Rubalcaba y Rajoy están diciendo: estamos de acuerdo de que de puertas para dentro los tratéis como extranjeros, ya que, en definitiva, estáis en vuestra casa. Señores: ESTO PONE LOS PELOS DE PUNTA a más de la mitad de catalanes, por lo que conscientes de sus derechos, y del comercio que se está especulando por la puerta trasera, deben poner su ánimo vigilante, desconfiar de los que no se manifiesten con absoluta claridad y credibilidad y acudir a las urnas para confiar en partidos conscientes de lo que está en juego y dispuestos a actuar con radicalidad.
¿Quiere hacer un comentario?