Menú Buscar

Rigol reconoce que "poner las urnas en la calle sin tener la legalidad detrás" no sería "lo suficientemente democrático"

El coordinador del Pacto Nacional por el Derecho a Decidir admite que es poco probable que el 9 de noviembre se pueda celebrar un referéndum secesionista. Y advierte de que "siempre tendremos que negociar con el Estado español".

11.08.2014 11:23 h.
2 min
El coordinador del Pacto Nacional por el Derecho a Decidir, Joan Rigol
Redacción

Joan Rigol, coordinador del Pacto Nacional por el Derecho a Decidir -uno de los múltiples organismos impulsados por la Generalidad para promover un referéndum secesionista-, ha reconocido este lunes que celebrar la consulta sin el aval de los tribunales no sería "lo suficientemente democrático".

"Poner las urnas en la calle sin tener la legalidad detrás es menospreciar estas elecciones porque la polémica estará, no ya en el resultado, sino en si se han de hacer o no las elecciones, y eso es lo que lleva una cierta división previa en el electorado catalán. Para mí, eso no sería suficientemente claro ni suficientemente evidente. Si hubiese una unanimidad total del pueblo de Cataluña, en el que todo el mundo dijese que sí quiere votar, entonces sí tendría sentido eso. Pero como eso, hoy por hoy, no es así, el resultado no sería el resultado de unas elecciones lo suficientemente democráticas como para que fuesen el fundamento de toda una política de futuro", ha señalado en una entrevista en Catalunya Ràdio.

"Siempre tendremos que negociar con el Estado español"

Rigol, ex presidente del Parlamento autonómico (1999-2003), ex consejero de la Generalidad y ex dirigente de UDC, ha pronosticado que "probablemente" unas elecciones autonómicas en clave plebiscitaria será el "final de este recorrido", aunque no es la fórmula que él preferiría.

El político nacionalista ha admitido que "siempre tendremos que negociar con el Estado español" y ha apelado al "civismo, el diálogo y la democracia".

Rigol ha señalado que "no podemos pedir al presidente del Gobierno que abdique de los artículos 1 y 2 de la Constitución porque, si abdicase de eso, le quemarían en la plaza pública inmediatamente en Madrid; y tampoco podemos pedir a los catalanes que no podamos votar porque entonces nuestro problema queda encerrado en nuestra casa y se puede pudrir". Por ello, ha instado a buscar "alguna grieta" que permita celebrar un referéndum secesionista de forma legal.

Comentar
fereyes 25/08/2015 - 11:25h
Bueno, parece que al final a Rigol le ha dado un ataque de sentido común. Empiezan a entender que la democracia no es sólo votar sino que es más complejo que eso. Para empezar, no todo puede votarse puesto que hay unas lineas rojas que no pueden traspasarse para generar estabilidad a largo plazo. Para modificar estas lineas rojas ya existen unos mecanismos democráticos previstos como es la modificación de la constitución, lo cual necesita un amplio consenso. La democracia también representa el respeto a las instituciones y al estado de derecho.
fereyes 25/08/2015 - 11:25h
Olvidé comentar también que en una democracia sana, los medios de comunicación PÚBLICOS deben ser completamente imparciales y respetando todas las ideologías y no ser un panfleto del gobierno de turno.
ammila 25/08/2015 - 11:25h
Que vol negociar Mn. Rigol? L'estat espanyol no negociarà mai amb una autonomia allò que afecta al territori del conjunt de tot l'estat i que "toca" també directament a les altres setze autonomies. Aquesta evidència ès prou coneguda i ignorar-la és allò de fer volar coloms per tenir la parròquia entretinguda. Mentre aquest "procès" secesionista no estigui conduït per persones capacitades no farà altra cosa que el ridícol.
ammila 25/08/2015 - 11:25h
A més, senyor Rigol, això de les eleccions "en clau plebiscitària" és un altre embolic sense sortida. Primer perque l'estat té ressorts per imperdir-ho però és que d'unes eleccions, sigui quin sigui el resultat, no se'n pot deduir un trencament de l'estat sobirà. Per altra banda, en el cas hipotètic de que aquestes eleccions "plebiscitàries" fossin legalitzades i el seu resultat fos majoritàriament secesionista, perque una Declaració Unilateral d'Independència, en contra de l'estat espanyol, tingués possibilitats reals hauria de ser explícitament reconeguda pels estats de l'ONU (Espanya inclosa)i això ja hi ha evidència de que no es donaria. I per tant, de què serviria que nosaltres ens declaréssim independents si ni Espanya ni cap estat de l'Onu ho reconegues? No hauriem de procurar ser una mica més seriosos, senyor Rigol, a l'hora de fer declaracions?
Torrescarcela 25/08/2015 - 11:25h
El nacionalcatolicismo no fue un invento exclusivo de Franco. Las dictaduras de CIU y el PNV tienen mucho en común con la dictadura de Franco. Ya es hora de que Rigol salga definitivamente de su hipocresía nacionalisma.
Antoni Ferret 25/08/2015 - 11:25h
Em sembla una posició raonable.
Ramon Salvat 25/08/2015 - 11:25h
El camí sense sortida en que ens han posat a tots els catalans dia a dia és fa mes evident. Lamentablement, els hi quedarà allò de que Espanya no “ens deix votar” i milers d' “ofesos” per la “vulneració” del “dret a decidir”, incrementaran el nombre de “patriotes” que s’apuntaran a l' independentisme. Potser, tot plegat, d’això és tractava, de fabricar una excusa per fer mes planter per a l’ aliança CiU/ERC/ANC per les properes eleccions “plebiscitàries”. De tota manera al final, el poble de Catalunya tindrà que triar entre aquesta comèdia i la dura i pura realitat.
¿Quiere hacer un comentario?