Menú Buscar

Reunión crucial de los dirigentes territoriales de CDC

El domingo (6 de octubre) hubo una gran reunión discreta y clave de dirigentes de CDC. Duran fue culpado de todos los males y se apoyó la ruptura con UDC. También se criticaron los recortes presupuestarios realizados desde la Generalidad.

12.10.2013 07:49 h.
9 min
El consejero de Salud, Boi Ruiz
Alfons Quintà

El pasado domingo, día seis, se llevó a cabo en el Hotel Campus de Bellaterra (Barcelona) una importante reunión, convocada de repente, con urgencia y discreción, de los dirigentes municipales de CDC. Fue presidida por Lluís Corominas, vicesecretario general del partido y vicepresidente segundo del Parlamento autonómico, y por Josep Rull, secretario de Organización y miembro de la Mesa parlamentaria.

Duró toda la tarde. Asistieron más de 50 dirigentes. Estuvieron los presidentes de todas las federaciones territoriales, los alcaldes CDC y los líderes de los grupos municipales de CDC en la oposición de todas las ciudades importantes de Cataluña.

La finalidad era preparar a todos el cuadros territoriales de CDC para una probable ruptura de CiU, en un futuro no precisado, pero nada lejano. También se quiso parar el golpe que representaba, aquel mismo día, la publicación de una encuesta sobre la preferencia de los votantes.

Reunión provocada por las encuestas

Publicada horas antes de la reunión por La Vanguardia, la encuesta no fue formalmente mencionada. Pero planeaba sobre la reunión. La dirección de CDC había conocido días antes aquellas estimaciones electorales, desastrosas para CDC. Naturalmente, entonces también se conocían los resultados de la previsión del CEO de la propia Generalidad, que fue hecho público pocos días después.

Las dos encuestas estaban en la base de la convocatoria inesperada y urgente. Esta no era de la organización del partido en sentido estricto, porque no se convocaron a los presidentes comarcales, sino que tenía una vertiente más electoral y de indagación de la situación política en toda Cataluña, respecto a CDC, así como para ir preparando la organización territorial para la previsible ruptura con UDC.

Tanto Corominas cómo Rull informaron de que era muy probable una ruptura de la coalición con los democristianos, liquidando la actual CiU. Afirmaron que para las elecciones europeas (2014) la dirección de CDC querría crear un frente soberanista, desde UDC a la CUP, pasando por Iniciativa y, por supuesto, ERC. Aun así, dominó el criterio de que esto no sería posible.

Curiosamente, nadie destacó un hecho evidente. Consiste en que a ERC le ha ido bien imponer, desde fuera, toda su política a CDC. Nada indica que ERC quiera cambiar.

Apartar a Duran de UDC

Para animar la reunión muchos intervinientes afirmaron que "habría bastante con apartar a Duran i Lleida". Querían hacer creer que una vez marginado Duran, el resto de UDC optaría por seguir en CiU. Las fuentes que me informan de la reunión me dicen que esto es una obsesión, sin ninguna base. Pero nadie lo dijo en la reunión del domingo.

"Se llevó a cabo -me dice un disidente de CDC- una criminalización de Duran. Acusaban a una persona porque no podían admitir que hubiera políticos que pudieran discrepar de lo que ellos creen que es la única política posible. Antes, CDC no era un partido dominado por obcecados, pero se ha vuelto así".

Entre las imputaciones contra Duran estaba el hecho de que no quisiera pactar con ERC y no querer "una respuesta binaria" (es decir, de "sí" o "no" a la independencia) sino preferir una pregunta (en una hipotética consulta) con varias respuestas, cosa que echaría mucha agua al vino de la segregación. Ahora bien, en cuanto a aspectos puntuales y concretos, los asistentes dieron mucha importancia a un reciente artículo de Duran en La Vanguardia que, en cierto modo, inauguró lo que ahora se denomina "tercera vía".

"No quisieron ver -me dice una de las fuentes- que los miembros de UDC que discrepaban de Duran, fundamentalmente el alcalde de Vic, ya han dejado UDC. Los que continúan son fieles a Duran. Pero esto, dentro de CDC, y en una reunión presidida por dos talibanes no se podía decir. Sueñan con romper UDC cuando el peligro, si no se pone remedio, es la ruptura o la desaparición de CDC".

Un hecho inédito: crítica a los recortes

El criterio dominante fue que la ruptura de CiU se produciría a lo largo de 2014. En cuanto a responsabilidades de la bajada de preferencia electoral que sufre CDC hubo consenso al destacar, por este orden, dos grandes tipos de responsabilidad.

El primero fue Duran i Lleida, culpabilizado de todo, hasta el ridículo, o la caricatura. El segundo punto criticado, más racional y hasta ahora inédito dentro de CDC, fueron los recortes efectuados por la Generalidad en el terreno de la sanidad, la educación y las políticas sociales.

Varias intervenciones dijeron que sin la liquidación política de Duran y la finalización de los recortes (en particular en la sanidad pública) era imposible remontar el evidente derrumbe electoral de Mas y de CDC. Este segundo punto no tiene precedentes en el seno de CDC. Muestra que ni los cuadros de CDC se creen las brutales mentiras dichas por Mas, Mas-Colell y Boi Ruiz, pretendiendo que en sanidad no disminuyen las prestaciones.

Paradójicamente, en la reunión no hubo ninguna crítica contra Mas, a pesar de que el hecho de que yo pueda revelar la celebración de la reunión y su contenido acredita que no todos los asistentes admiran a Mas, por decirlo de alguna manera. De lo contrario, nadie me hubiera pasado la información.

Ahora bien, se usó varias veces una expresión que revelaba la preocupación que genera el califato de Mas. En efecto, se dijo que hacía falta "un liderazgo alternativo", expresión a menudo atenuada por la coletilla de "a largo plazo", para no herir a Mas. La expresión "liderazgo alternativo" tiene mucho de realista, dado que efectivamente en CDC no hay un liderazgo alternativo a la bajada generada por Mas.

Aunque allí no se trató de la sustitución de Mas, el problema está en la cabeza de todo el mundo. Que no se hable abiertamente da una imagen muy negativa de todo el partido, del cual puede decirse que es tan vertical como los sindicatos franquistas. Además, Mas ha acabado rodeándose de mediocres que no pueden encabezar nada, y menos aún una refundación de CDC. Pienso en Rull y Corominas, así como en Turull y el cómico Homs. Ninguno de ellos convence, ni lo hará nunca. Donde no hay, poco se puede sacar.

Imposible llegar a 2016

El sentimiento dominante entre los dirigentes territoriales de CDC era que "no podemos llegar a 2016 (año de las elecciones autonómicas) continuando como hasta ahora". Esta obviedad fue acentuada por Corominas y Rull, los dos entusiastas respecto a entregar CDC a ERC, como están haciendo. Ambos dieron una visión de sufrimiento generalizado (por no decir masoquista) mientras no llegue el ungüento de la serpiente de la secesión.

Reconocieron que vamos hacia un "choque de trenes". Incluso hablaron de la necesidad de "abrocharse el cinturón". Fue una expresión poco adecuada, puesto que hoy en día, en Cataluña, al año, hay más muertos por suicidio (522) que en accidentes de tráfico (274), mientras que, evidentemente, lo que le está pasando a CDC, como muestran las estadísticas, es más bien un suicidio colectivo.

Finalmente, la importancia de la reunión de Bellaterra queda acreditada por el hecho de que al día siguiente fuera tratada por el comité ejecutivo de CDC, mientras que Boi Ruiz acaba de declarar que en 2014 no habrá más recortes sanitarios. En estos días, Ruiz está endureciendo todavía más los recortes, que automáticamente pasan a ser definitivos. En 2014, todo estará arrasado.

Comentar
Juan Pérez 12/10/2013 - 21:40h
Amb el temps, Quintà, podrà voté escriure un llibré amé i educatiu sobre el suicidi d'un partit polític que va ser capaç de governar 23 anys i fer la travesia del desert de 8 anys per tornar a recuperar-lo i perdre-ho tot en altres sis més, perquè el "tinglado" aquest te el dies comptat, això cada vegada està més clar. És educatiu, insiteixo, aquest sainet de l'estat que no esdevinguè, perquè se'n pot extreure tant una teoria política com una teoria antropològica sobre la condició humana. Per quan a les llibreries, Quintà? Ja ha guanyat un lector, i en guanyarà molts més, em permeto d'albirar-ho. D'altra banda, el patetisme d'aquesta reunió que descriu assoleix unes cotes difícils d'imaginar. Hi era l'homenot Homs? Aquest és, sens dubte, ii per mèrits propis, l'autèntica cirereta del pastís.
Eduardo Pinzolas 12/10/2013 - 21:40h
Si hablan de "un liderazgo alternativo, a largo plazo", no puede ser ya un "liderazgo alternativo" sino más bien "sustitutivo". Para entonces, esos dirigentes no tendrán apenas nada que dirigir. En cualquier caso yerran en diagnósticos superficiales, no hay reflexión ni autocrítica seria. Demuestran poco criterio y semejan adolescentes atemorizados, incapaces de plantear esa "alternativa de liderazgo". Si a estas alturas no han percibido que el causante de la debacle es Mas, mal van. Y si lo han percibido y no se atreven a verbalizarlo en una reunión interna, peor todavía. A veces parece que esa cúpula ya dé por amortizada a CDC y preparen un desembarco personal en ERC. Si no, cuesta explicarse esa aparente ceguera y esa apatía ante las evidencias.
¿Quiere hacer un comentario?