Menú Buscar

El Gobierno estudiará qué hacer ante la "nueva ocurrencia" de Mas

De Santamaría no se pronuncia, pero recuerda que el Consejo de Estado ya advirtió que la ley autonómica de consultas solo se puede usar para "lo que permite nuestra Constitución".

14.10.2014 17:45 h.
4 min
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría
Redacción

El Ejecutivo aun debe analizar su respuesta al nuevo reto lanzado por el presidente del Generalidad, Artur Mas, que pese a renunciar definitivamente al referéndum secesionista del 9N, suspendido por el Tribunal Constitucional (TC), ahora planea un sucedáneo de consulta, gestionada desde el ámbito privado, probablemente por la Assemblea Nacional Catalana. Aun no hay respuesta, pero si algunas consideraciones preliminares.

La posición actual del Gobierno la ha marcado la vicepresidenta, Soraya Saénz de Santamaría, que ha explicado, en un acto en la agencia de noticias Servimedia, que el Ejecutivo estudiará la "nueva ocurrencia" de Mas, como se ha referido, despectivamente, a la propuesta de simulacro de consulta.

En la misma línea, De Santamaría no ha querido avanzar si el Gobierno recurrirá también ante el Constitucional el artículo de la ley de consultas autonómica que permite llevar a cabo los "procesos de participación" como el que plantea ahora Mas para el 9N, y en el que se ampara la Generalidad para impulsar esta consulta alternativa. La vicepresidenta se ha limitado a decir que el Gobierno "estudiará" esta posibilidad.

No obstante esto, De Santamaría ha apuntado que el Consejo de Estado ya advirtió que la Generalidad no podía utilizar el artículo en cuestión de la ley de consultas autonómica para "otra cosa" que no fuera "lo que de acuerdo con nuestra Constitución se permite".

Previamente, el ministro de Justicia, Rafael Catalá, había advertido que, si lo que plantea la Generalidad es otro referéndum con la misma doble pregunta que el que se suspendió, se volverá a impugnar ante el TC. Aunque también ha matizado si se utiliza "otro entorno jurídico, una consulta distinta, que se tendrá que articular con otra norma que tendrá que aprobar el Gobierno" autonómico, el Ejecutivo estudiará su respuesta.

"Si es conforme a las competencias de la Generalidad, no habrá problema, y si vuelve a incurrir en visos de incontitucionalidad a nuestro juicio, volveremos a impugnarlo lógicamente", ha concluido Catalá

La fiscalía también "reflexionará"

También ha reclamado paciencia el fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce. Preguntado por esta cuestión en un seminario del Centro Superior de Estudios de la Defensa Nacional, Catalá ha explicado que la fiscalía llevará a cabo una "serena reflexión acerca de los comportamientos que tienen relevancia penal" en torno a la nueva consulta alternativa anunciada por Mas.

Mas allá de estas palabras, y de recalcar -sin citar el proyecto independentista- que "nadie puede estar por encima de la ley", Catalá ha rehusado hacer otras valoraciones.

Algo más se ha mojado el presidente del Congreso de los Diputados, el 'popular' Jesús Posada, que ha opinado que Mas puede convocar a los catalanes para una "encuesta", y que está no tendrá otro valor que "conocer la opinión de una persona que pase por ahí", pero que en ningún caso puede colocar las urnas.

A primera hora de la mañana, y antes de que Mas anunciara su nueva consulta alternativa, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se había alegrado de la renuncia definitiva al referéndum del 9N, que calificó, si se confirmaba, de "excelente noticia".

¿Quiere hacer un comentario?