Menú Buscar

Rajoy alerta a la UE ante los "nacionalismos secesionistas y excluyentes"

El presidente del Gobierno, aludiendo entre líneas al desafío separatista en Cataluña, recuerda que la democracia exige respetar "los cauces de la legalidad".

23.10.2014 17:59 h.
2 min
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en su intervención en el acto de inicio del curso en el Colegio de Europa, en Brujas.
Redacción

El independentismo catalán no parece tener demasiado futuro en Europa. A la vez que desde la UE se señala repetidamente que la construcción europea consiste en "sumar" y no en "dividir", -la última vez, ayer mismo, por parte del presidente saliente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso-, el Gobierno lanza exactamente los mismos mensajes -con más rotundidad en el tono- hacia los 28. Y hoy martes lo ha hecho el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy.

Rajoy, en su discurso durante la ceremonia de apertura del curso académico en el Colegio de Europa de Brujas (Bélgica), ha alertado de que "una Europa presa de nacionalismos secesionistas y excluyentes correría el riesgo de verse diluida y debilitada", en obvia referencia al desafío separatista avalado por el presidente de la Generalidad, Artur Mas.

Ante este "riesgo" de que triunfen los movimientos "secesionistas y excluyentes", Rajoy ha señalado un remedio muy claro. "No podemos permitir bajo ningún concepto que algo así suceda", ha dicho. "El precio que pagaríamos sería demasiado alto", ha añadido, argumentando que se verían afectados "el fundamento nuclear del proyecto europeo y la integración de los Estados en una comunidad de derechos y valores democráticos".

"Europa nace para unir a los ciudadanos europeos, para aunar fuerzas y para derribar fronteras. Nace como antídoto frente a las ideologías y movimientos que pretenden separar a personas y erigir nuevas barreras", ha exclamado Rajoy.

Sin legalidad no hay democracia

También en obvia referencia al proyecto secesionista, y más concretamente al intento de celebrar una consulta independentista el 9 de noviembre, Rajoy ha resaltado la linea roja que marca el Ejecutivo: el respeto a las leyes.

Así, ha señalado que, dentro del proyecto europeo, puede defenderse cualquier idea, pero siempre "por medios pacíficos y dentro de los cauces de la legalidad", ya que, según ha dicho, sin respeto a la legalidad no puede haber democracia.

"Respetar ese ordenamiento, el Estado de Derecho y las normas de convivencia que nos hemos dado, es requisito esencial de la democracia frente al que no caben astucias ni atajos", ha concluido Rajoy.

Comentar
Dalmau 25/08/2015 - 11:22h
Este es un ejemplo mas de que el electoralismo españolista anti PP, se equivoca al difundir la idea de que el gobierno nacional "no hace nada por evitar lo que sucede en Cataluña". Ante el desafío a las instituciones que representa el separatismo, lo adecuado es agruparse ante quien únicamente puede resolver este problema y ademas le corresponde legalmente.
AARON 25/08/2015 - 11:22h
Pero queremos ver actuaciones contundentes ya. Que en este tema el Gobierno de España se empieza a parecer al de la Gene: que no gobierna.
RS 25/08/2015 - 11:22h
El único excluyente aquí es el españolismo al poder en Madrid, que dice No a todo, incluso a soluciones razonables dentro de España como lo proponía Sánchez-Camacho. El catalanismo, al contrario, es un movimiento acogedor como lo demuestra el 70-80 % de votos que recoge en todos los sondeos (y entre los cuales se encuentran, necesariamente, muchos castellanohablantes). El futuro de Europa reside en pequeños países dinámicos y prósperos, no en los "grandes" que han generado mucho descontento y parálisis socio-económica, como lo demuestra el auge de fuerzas extremistas no secesionistas como Podemos, Frente Nacional, o UKIP. Europa está enferma y necesita Estados de talla humana y más cercanos a los ciudadanos, no el contrario.
JoaquinM 25/08/2015 - 11:22h
Aunque el artículo no lo menciona, Rajoy ha llegado a pedir libros de texto comunes en la UE. Es el no va más: es incapaz de conseguirlo dentro de España, y ahora quiere que desde fuera le arreglen la papeleta. La solución al separatismo interior español no es Europa, por mucho que esté ahora de moda decirlo: es España. La solución a las tensiones entre países europeos SÍ es Europa.
LARRA 25/08/2015 - 11:22h
Rajoy juraste defender la Constitución?........?..
AngelPuertas 25/08/2015 - 11:22h
A RS: "Lo mío es mío y lo tuyo vamos a discutirlo, y si me llevas la contraria eres un excluyente que dice no a todo". El catalanismo es acogedor, tanto que quiere levantar una frontera para convertir a 40 millones de conciudadanos en extranjeros y nos trata a los no nacionalistas de traidores. El futuro es de los países pequeños como Albania, Eslovaquia, Letonia, Moldavia, Grecia, etc., y dinámicos como aquellos que queden excluidos de la UE. Los grandes países provocan descontento y crean extremistas, no como aquí que tenemos a los moderados CiU, ERC, CUP, partidos dispuestos a no imponer su programa máximo y a respetar el programa mínimo de los demás. El futuro está en países pequeños y humanos, demasiado humanos, donde el poder político, mediático, financiero, cultural y asociativo esté concentrado en las pocas manos de los de siempre. Es mejor el centralismo del pequeño que un Estado compuesto de dos Administraciones que se contrapesen. Nota para desprevenidos: es todo ironía.
i.g.c 25/08/2015 - 11:22h
AngelPuertas No se puede añadir nada más.Muy claro, sí señor.
¿Quiere hacer un comentario?