Menú Buscar

Púnica y OHL, Granados, Villar Mir y el yernísimo

Eladio Del Prado
5 min

¿Alguien más? El estercolero púnico no termina. Ahora ya está incluido el ex presidente del Govern de Baleares Jaume Matas y el empresario Juan Miguel Villar Mir, propietario de OHL. Delitos de prevaricación, falsedad documental y fraude a la administración pública en la adjudicación del hospital Son Espases. Más todo el entramado directivo. Esto no para. Citados para septiembre. Madre mía, la que se va a liar en septiembre. No aprueba ni uno.

Para septiembre esperamos que Granados cumpla sus amenazas y tire de la manta de la Comunidad de Madrid

Para septiembre esperamos que Granados cumpla sus amenazas y tire de la manta de la Comunidad de Madrid. Porque aquí, en Madrid, también han vuelto a salir los Villar Mir. Esta vez va de la mano del yernísimo Javier López Madrid. Envuelto a su vez en un lío de faldas, apuñalamientos ordenados a su médica para quitársela de en medio por parte de un comisario. Todo muy enredado. El yernísimo, López Madrid, con sus íntimos de Granados y González, la montaron más que parda con el tren de Navalcarnero. Ahora no lo quieren construir después de tanto ir y volver al Canal de Isabel II. Ellos saben a qué. Y se sabrá más cuando se escuche la grabación existente. Habrá que prepararse.

Cuidado con OHL. Sus obras en el centro de Madrid, la manzana de Canalejas, no van como ha marcado el ayuntamiento y alguna fachada ya se ha ‘caído’. Qué pena. Lo mismo hay dimisión del presidente Villar Mir, deja paso a su hijo Juan y éste le pone ruedas al yernísimo de su padre. Porque tiene más peligro que Billy el Niño. Está en lo de Bankia hasta las trancas y en lo de su médica hasta la ingle. Y Josep Piqué, ¿qué hace ahí? Nada. El canelo. Bueno, seguro que cobra.

Lo del yernísimo va a traer cola. La denuncia por presunto acoso sexual reiterado interpuesta por E.P.R., dermatóloga de la clínica Quirón contra el financiero Javier López Madrid sigue sus pasos. Es íntimo de los reyes Felipe y Letizia. El financiero ha contratado los servicios de Estudio de Comunicación (donde trabaja Jesús Ortiz, padre de la Reina Letizia), la conocida firma de consultoría de comunicación y relaciones públicas (nada menos que 160 profesionales) que dirige Benito Berceruelo y que fundó el afamado Ladislao Azcona, socio para más señas de López Madrid en la gestora de patrimonios Tressis, recientemente adquirida por el andorrano MoraBanc. Su misión es ocultar todo lo posible las noticias referidas a este affaire. Difícil tarea. Más bien, imposible.

Hace nada el marqués de Villar Mir, presidente de OHL, amigo del ex rey Juan Carlos I y consejero del Banco de Santander, ahí es nada, cambiaba su concepto sobre la alcaldesa Manuela Carmena y ha llegado a decir que “puede ser una gran alcaldesa de Madrid”. ¡Vaya cambio! Villar Mir, que figura también en los papeles de Bárcenas como donante de más de medio millón de euros al PP, está que no respira por el futuro de las obras del Complejo Canalejas. No las tiene todas para sí. Y el presupuesto es muy alto. Unos 285 millones de euros. Y falta el visto bueno del ayuntamiento. Y falta la quinta torre de Madrid que se adjudicó por 434 millones de euros, donde quiere construir un hospital privado. Mucho en juego y el yernísimo en líos judiciales. Y con manchas del conglomerado púnico.

El pájaro de Villar Mir fue un gran empresario franquista y luego ministro. Por cierto, ¿quién lo nombró marqués? Pues hombre, se supone que Juanito, (así llamaba la reina Sofía a Juan Carlos I en los primeros años de pareja). Este empresario está acostumbrado a la seducción, a domesticar políticos. Toda la vida a la vera del poder político porque esa cercanía les rinde beneficios y les asegura ante probables pérdidas. En la ‘Operación Canalejas’ parece que se les ha ido la mano en su celo destructor, y han demolido sin permiso todo el interior de los edificios y parte del exterior, por la calle Alcalá, superando el ‘Plan Especial de Protección’ redactado exprofeso para esta Operación Canalejas. ¿Por qué se lo han permitido? Habrá que tomar medidas por parte del ayuntamiento. O será más de lo mismo. Estaremos atentos.

Artículos anteriores
¿Quién es... Eladio Del Prado?
Eladio del Prado

Pasó por TVE y fue colaborador de El País en los tiempos juveniles para recalar en Tiempo y Cinco Días. Fue uno de los fundadores del periódico de economía Negocio, donde fue el jefe de opinión hasta su cierre.

Comentar
Marino 25/08/2015 - 11:10h
Esta es la Casta que denuncian Podemos y Alberto Garzón. Hay otra paralela en el PSOE y el nacionalismo. Todos los que han gobernado algo se han enciscado, han financiado al Partido y han gravado con sobrecostes a los ciudadanos. Toca acabar con la corrupción institucionalizada y ahí Podemos y Ciudadanos mas UPyD IU o Vox tienen mucho que decir. Pero no se puede denunciar a La Casta y someterse, cuando no unirse, a los nacionalistas independentistas o defensores/blindadores de instituciones ajenas al Estado con relaciones bilaterales. Es una trampa para seguir siendo Casta. Por mucho discurso social que hagan. Podemos e IU se hundirán si no se declaran centralistas. No necesitan el Estado de las Autonomías y si el nacionalismo reniega de él ellos deben retirarse a la posición de la izquierda anterior a la guerra civil. El PSOE y el PP no pueden hacerlo por su interés en el Estado Autonómico. En la sexta, Luz, del PSOE denunció que Ciudadanos apoya al PP en la Comunidad de Madrid.
Marino 25/08/2015 - 11:10h
Sigue: No dijo nada de los apoyos para que gobiernen ellos en Andalucía. ¿Qué quieren un cheque en blanco? ¿Contar con Ciudadanos de forma incondicional? Que se limpien de corrupciones y podrán exigir a los demás. Ciudadanos ha exigido condiciones de honestidad por escrito. Cuando no las tenga que exigir podremos decir que La Casta se ha terminado. A no ser que caigamos en imposiciones ideológicas al margen de las leyes invocando clamores y plebiscitos. Es el discurso nuevo que si no se aclara creará otra Casta aunque de cuño ideológico.
Marino 25/08/2015 - 11:10h
Perdone mis comentarios señor Del Prado. Mi pregunta sería: ¿Cree Vd. que el verdadero problema lo tiene nuestra sociedad por anteponer la ideología a todo lo demás? Me explico ¿No cree que tendemos a condenar exageradamente las corrupciones ajenas a nuestra ideología y a pasar de puntillas por las de los nuestros? ¿Cree igualmente que el votante de izquierdas perdona menos la corrupción de los suyos que el de derechas? ¿No pasa un poco como con los curas que por estar llamando constantemente a la bondad se les perdonan menos, y con razón, los malos ejemplos?
¿Quiere hacer un comentario?