Menú Buscar

Puig: "Ni antes era un talibán, ni ahora me ha pasado todo el mundo por delante"

El consejero de Empresa y Empleo protagoniza un cruce de reproches con el periodista de La Vanguardia, Jordi Barbeta, quien le pregunta por su repentina moderación. Puig responde que sigue estando donde estaba, y le acusa de haberle tachado en el pasado de "Talibán de los nacionalistas de CDC". En cualquier caso, Puig insiste en que la hoja de ruta del Gobierno autonómico no puede pasar por la "tercera vía", puesto que, según él, no existe.

31.10.2013 13:31 h.
3 min
Redacción

El consejero de Empresa y Empleo, Felip Puig (CiU), ha asegurado este jueves que se mantiene "moderado en las formas", pero "radical en las convicciones", y ha argumentado que, por esta razón, "trabajamos para decidir, no para vacilar".

Con esta palabras reaccionaba Puig, en una entrevista para RAC1, a las alusiones del redactor jefe de Política de La Vanguardia, Jordi Barbeta, quien le preguntaba al consejero por su supuesta evolución desde el sector más independentista de CDC hacia los flancos más dialogantes y más moderados de la formación nacionalista.

En ese instante Puig le ha espetado que "el señor Barbeta y La Vanguardia hace 10 años me titulaban de 'Talibán de los nacionalistas de Convergència'", a lo que el periodista del diario de Godó ha respondido: "Nunca he empleado ese argot".

En cualquier caso, Puig ha confirmado que no quiere recoger el mensaje que ha lanzado La Vanguardia estos días instando a la moderación y al diálogo, ha declarado que sigue trabajando "para decidir, y no para vacilar". "Ni antes era un talibán, ni ahora me ha pasado todo el mundo por delante. Sigo estando donde estaba", ha insistido.

"La tercera vía no existe"

El convergente no sólo está convencido del camino que debe seguir el Gobierno autonómico, sino que, de hecho, ha declarado que "la tercera vía que durante 30 años este país ha estado persiguiendo, ha estado buscando, ha estado construyendo, ha estado ofreciendo… no existe".

Ahora bien, según el consejero, su postura no puede malinterpretarse por el hecho de que hasta hace poco haya venido afirmando que tiene que hacerse un referéndum independentista sí o sí, y ahora no rechaza totalmente el diálogo: 

"Si alguien nos ofreciera una consulta pactada, consensuada, con acuerdo y que no nos llevara al conflicto último y pudiéramos hacerla el primer semestre de 2015, me parece que habría mucha gente que estaría de acuerdo. Pero esto no es moderación. Esto es decir que con sentido común es mejor una consulta pactada que una no consultada frustrada; yo creo sinceramente que sí".

A pesar de ello, Puig ha vuelto a sustentar que "allí no hay nadie" con quien dialogar, nadie que "de algún modo siga esta línea que Duran i Lleida y mucha gente está ofreciendo". De modo que, según Puig, el Gobierno autonómico seguirá "con su calendario y con su hoja de ruta".

¿Quiere hacer un comentario?