Menú Buscar

Portal de la Transparencia y paredón digital: los sueldos locos

La prensa escarba en la web del Gobierno con los sueldos de los altos cargos. Rajoy cobra menos que su entrenador personal. El presidente de la SEPI es el mejor pagado de todos: 210.000 euros al año.

11.12.2014 11:11 h.
11 min

En un país con el 25% de la población activa en estado de a verlas venir, la publicación de los sueldos, pensiones, dietas y retribuciones de los políticos es un gesto tan bien intencionado como potencialmente destructivo. La comparación con el entorno podría revelar que España paga poco y mal a sus políticos y que tan sólo un puñado de privilegiados están por encima de la contención general, de esos ochenta mil euros al año que gana Rajoy, que obtendría muchísimo más en lo suyo de registrar propiedades que en la política.

Sin embargo, las dificultades por las que atraviesa el común, el rebosadero de la corrupción y las diferencias de tacto y perspectiva respecto a la crisis convierten el "portal de la Transparencia" en un listado de cargos, pero en términos próximos a lo jurídico. En Moncloa se extiende el rumor de que el Belén lo han montado entre Rajoy y Soraya para ver quién es el primero de los que se lo llevan crudo en pedirse una rebaja del sueldo. De otra manera no se entiende. O sea que en la reunión de subsecretarios se abordó el expediente de cómo mantener y por cuánto tiempo que los secretarios de Estado cobren mucho más que el presidente del Gobierno y los ministros. Los diez mejor pagados de la administración española están en el paredón digital y cae sobre sus apellidos una tormenta de improperios en las redes sociales. La última hora sugiere que antes de admitir un parado más, Rajoy va a establecer un sueldo máximo total de ochenta mil euros y que todos los afectados, salvo un par con negocios propios, están dispuestos a aceptarlo porque afuera hace frío y hay mucha competencia. Recortes para todos, que viene Podemos con las tijeras, dicen que ha dicho Soraya.

El "portal de la Transparencia" es la noticia de portada del día. En el Abc firman la crónica de arrancada tres periodistas, Esteban Villarejo, Pablo Muñoz y Gabriel Sanz, que escriben: "El Gobierno estrenó ayer, en medio de una gran expectación mediática, el «Portal de la Transparencia» que entre otros asuntos recoge en internet información relativa a las retribuciones de los altos cargos de la Administración, la resolución de contratos, la concesión de subvenciones a partidos políticos, convenios, bienes inmuebles del Estado o informes de fiscalización del Tribunal de Cuentas. Se trata de una de las medidas estrella del Ejecutivo para acercar las acciones gubernamentales a los ciudadanos. Un proyecto con más de medio millón de datos en el que se han invertido 300.000 euros. (...) El Portal de la Transparencia registró en apenas ocho horas 403.000 visitas con 59.141 sesiones iniciadas. Los ciudadanos pueden acceder libremente a la página web. Eso sí, si quieren consultar algún dato que no aparezca o de años anteriores tendrán que hacerlo a través de su DNI electrónico y mediante una clave. El plazo de respuesta es de 30 días".

Como era de esperar, el PSOE critica la medida por parcial e incompleta mientras que el Gobierno explota el "full monty" y predica con los sueldos testimoniales (en comparación) de Mariano Rajoy y Soraya Sáenz de Santamaría, que rondan los ochenta mil euros al año. Continúa la crónica del Abc: "La web www.transparencia.gob.es. arroja un primer titular: el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, percibe menos que 285 altos cargos de la Administración en España. Con un sueldo anual bruto de 78.185 euros, el presidente de España es el empleo con menor retribución en la propia Presidencia".Vamos, que lo de la política le cuesta dinero al jefe del Ejecutivo. No es el caso, en cambio, de los 285, casi trescientos, altos cargos que se van por encima de los cien mil y bastante euros al año. Se les conoce como los espartanos de Leónidas Rajoy, pero no por sus hábitos sino porque con quince más alcanzarían el número exacto de espadachines que detuvo al colosal ejército de Jerjes en el desfiladero de las Termópilas. En todo lo demás, nada que ver.

El top ten, según el Abc, va así: "Los ministerios de Hacienda y Administraciones Pública y el de Fomento son los departamentos con las mejores medias salariales. Además copan ocho de los diez altos cargos mejor retribuidos, una lista encabezada por Ramón Aguirre, el presidente de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), con 210.000 euros. Tan solo dos altos cargos no pertenecientes a los Ministerios que dirigen Cristóbal Montoro o Ana Pastor se cuelan en esta morbosa lista. Son el representante militar ante los Comités Militares de la OTAN y la UE, el teniente general Ángel Mazo da Pena (181.770 euros) –funcionario con 13 trienios a sus espaldas– y el director del Museo del Prado, Miguel Zugaza (133.097 euros). El Jemad gana 119.251 euros. Otros altos cargos con remuneración elevada son el secretario general de Instituciones Penitenciarias (119.566), el jefe de Estado Mayor de la Defensa ( Jemad) con 119.251 euros –que tiene acumulados 13 trienios en su carrera dentro de la administración pública–, el director general de la Guardia Civil con 117.365 euros, el director general de la Policía Nacional con 114.114 euros o el presidente del Consejo Superior de Deportes con 113.118 euros".

Aparte de la Sepi, que apriorísticamente parece ser el gran chollo y lo de los trienos de Mazo da Pena, lo de los Deportes tampoco está nada mal. Miguel Cardenal, que así se llama el afortunado, gana lo mismo que Jorge Moragas, la mano derecha de Rajoy que se pasa el día volando voy, volando vengo.

Luego de esto están las indemnizaciones por las cuales algumos ex altos cargos se forran durante dos años más por no dar palo al agua. En El País firma esa cuestión Elena G. Sevillano: "Hay determinados altos cargos de la Administración que tienen derecho a recibir una indemnización o pensión durante los dos años posteriores a su cese. Es una forma de compensarles por el hecho de que, debido al régimen de incompatibilidades actual, no puedan trabajar en su sector en la empresa privada durante ese tiempo. Lo que hasta hoy se desconocía, porque organismos como la Comisión Nacional de Competencia o el Consejo de Seguridad Nuclear no lo hacían público, es quiénes están efectivamente cobrándola y a cuánto asciende. El nuevo portadl de transparencia que ha puesto en marcha el Gobierno al entrar en vigor la Ley de transparencia detalla que este año 18 ex altos cargos han cobrado estas pensiones indemnizatorias, que oscilan entre los 4.600 y los 10.000 euros mensuales brutos".

Continúa G. Sevillano: "Uno de ellos, el expresidente de la CNMV Julio Segura Sánchez, la ha agotado durante este año. Segura, durante cuyo mandato Bankia salió a bolsa y se gestó el engaño de las preferentes, ha percibido en dos años 236.790 euros, según el portal. Un exconsejero de la CNMV, Luis Pedroche y Rojo, percibe desde mayo de este año 8.640 euros mensuales".

¿Transparencia o alevosía? La Generalidad no ha puesto el grito en el cielo entre otras razones porque los 120.000 euros al año de Mas no invitan a presumir de estrecheces. En Cataluña los sueldos se conocen desde hace ya un año.

Después de semejantes muestras de austeridad se comprende la firmeza moral con la que Rajoy, Mas y los demás recomiendan al paisanaje pagar más impuestos, cobrar menos y consumir más, regla de tres cuya constante es que el resultado está en el lado rojo de los números. Claro que por lo que les pagan tampoco se les puede exigir mucho más, al parecer.

Lo que viene o parece que viene no es mejor. Es en Periodista Digital donde han escarbado en el archivo para encontrar una pieza arqueológica de indudable valor y sobre la que pivotan y rebotan los diarios de papel.

Ahí está, uno más, la forja de un líder, el orgullo de la universidad española, que dice que lo del sms aquel del "pásalo" y "Urdaci trabajando" se coció en su "facu". Qué tunante Iglesias. Y se lo dice a Gabilondo. El PSOE ha reaccionado como si le fuera en ello la historia del partido y el honor de Rubalcaba, al que Espada llama Fouché como si fuera a volver. El contraste entre el profesor de Química y el agitador asambleario de Ciencias Políticas es tal que el de la Filarmónica de Berlín con la Tuna compostelana. La química siempre será la química. Lo de las Ciencias Políticas es eso del oxímoron, políticas y ocultas. Ciencia, ciencia de la buena. Políticas. ¿Cómo expresarlo?

Con semejante "fregao", el epicentro del proceso emite débiles réplicas sobre un vago desencuentro entre Mas y Junqueras y un calendario de reuniones. El viento ha remitido y el viaje a Ítaca necesita remeros. Junqueras a las galeras susurran los convergentes de cubierta.

11 de diciembre, Dámaso, Daniel, Sabino y Zósimo

¿Quiere hacer un comentario?