Menú Buscar

Por qué no he ido a la manifestación

Francesc Moreno
4 min

Celebro que se haya realizado la manifestación de este sábado. Ha sido un acto de higiene democrática. Cataluña necesita que su pluralidad se exprese en todos los ámbitos, incluida la calle. Yo mismo reivindicaba hace unos dias que hay que decir en público lo que se dice en privado. Por tanto, que miles de ciudadanos se manifiesten festivamente desafiando la presión del nacionalismo en el poder y afirmando sus convicciones es un acto profundamente democrático y de gran valor en la Cataluña actual.

Sin embargo yo no he asistido a la concentración. Mis lectores saben que reiteradamente me he declarado contrario a la independencia de Cataluña. Considero que el viaje capitaneado por Mas se asemeja a un viaje en patera en el que el puerto de llegada me da menos garantías de un futuro libre y próspero que el puerto de partida. Con el agravante que el viaje está lleno de incertidumbres y peligros. Salvo personas en situación desesperada o ignorantes de los riesgos nadie sensato atravesaría ningún mar en patera con su familia. No asumiría los riesgos.

La manifestación ha sido contraria a la independencia. Pero se ha celebrado el Día de la Hispanidad. Y mi lucha no es de patria contra patria

Aunque entiendo que los sentimientos y la fe legítima de muchos ciudadanos, debidamente manipulados por el poder, hace que tengan otra visión de la realidad. Como a los que suben a la patera, el capitán de la nave y los que cobran por organizar el viaje les garantizan una travesía segura y sin sobresaltos y les prometen un futuro esplendoroso en el nuevo paraíso. Una parte de la población catalana les cree. Habrá que explicar la verdad a quienes quieran oírla.

Como ven, por la explicación anterior, mi oposición a la independencia de Cataluña no nace de una adhesión a otro sentimiento nacional. Soy catalán, español y europeo, pero no hago de esta pertenencia un elemento de identidad tan potente como para subordinar a él cualquier otra consideración.

La manifestación de este sábado ha sido una manifestación contraria a la independencia. Pero se ha celebrado el Día de la Hispanidad. Y mi lucha no es de patria contra patria. Por eso tampoco me he manifestado el 11 de septiembre, ni ahora ni cuando no se reivindicaba la independencia. El día de la patria, cualquier patria, me quedo en casa. En democracia sólo me he manifestado en 1977, tras el fallido golpe del 23-F, y en repulsa del asesinato de Ernest Lluch, en el año 2000. Respeto a los que piensan y sienten de otra manera. Pero no creo que sea el único catalán que piensa y siente así.

Aunque el antifranquismo fue mi lucha de joven -no es fácil olvidar los símbolos- y algunos de los manifestantes de este sábado provengan de ideologías que le prestaron apoyo, mis actuales adversarios políticos son los que nos quieren hacer subir a la patera hacia una travesía suicida. Ese es el problema más inmediato que amenaza a Cataluña. Por eso estoy mucho más cerca de los manifestantes de la Plaza de Cataluña que de los de la Via Catalana cap a la Independència. Por eso me congratulo de la manifestación, pero por las razones expuestas no he participado en ella.

Artículos anteriores
¿Quién es... Francesc Moreno?
Francesc Moreno

Presidente del Consejo Editorial de CRÓNICA GLOBAL. Licenciado en Derecho. Ha sido profesor de Derecho financiero en la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) y de Derecho mercantil en la Universidad de Barcelona (UB). Ha sido vicepresidente de La Seda de Barcelona. Fue el editor de El Debat y Tribuna Latina.

Comentar
Jokin 14/10/2013 - 21:23h
Sr Moreno ... a veure si s'anima el dia de la Constitució
Pepitox 14/10/2013 - 21:23h
A mí me pasa igual que a Francesc Moreno y por eso tampoco fui. No soy ni de banderas ni de fiestas nacionales, aunque estaré siempre defendiendo la unión en democracia de todos los ciudadanos de este país.
Juan Pérez 14/10/2013 - 21:23h
Com ja ho he deixat escrit en comentaris a d'altres notícies, jo sí vaig ser-hi, més amb ànim científic que no pas adhessiu. Estem, doncs, d'acord, Francesc. Sembla que nosaltres no ens hem oblidat de Brassens, la qual cosa ens honora, crec jo, tot i que probablement ens deixa en minoria, socialment. Dit això, recordo que també vaig acudir a la convocaròria de defensa de la Constitució, i si aquest ens convoquen, hi aniré també. I escric defensa, perquè el Moviment Nacional secesioniste el que vol és acabar amb ella, un propòsit bessó del del psC, segons han deixat escrit al seu programa de federalització.
LaurieMorrison 14/10/2013 - 21:23h
M'identifico totalment amb aquests arguments. La meva identitat no està lligada a cap pàtria, soc persona, ciutadana del món i només m'he manifestat 2 vegades a la vida: una en contra de la guerra del Golf, i l'altra en reoulsa als atentats de l'11-M. Sortir al carrer a defensar banderes no em motiva en absolut, m'identifico amb el català com a llengua perquè és part de la meva cultura, però igual ho són el castellà, i l'anglès. Malgrat comparteixo la preocupació per tot el que vivim a Catalunya en aquests moments i em declaro no independentista, serà difícil que jo em manifesti al carrer sota cap bandera.
polites 14/10/2013 - 21:23h
Excusatio non petita, accusatio manifesta
Olegario 14/10/2013 - 21:23h
Yo estuve. Sin bandera pero convencido de que debo sumarme a los que son ignorados. Dejo constancia de mi rechazo a que interpreten que otorgo porque callo. Esa es la maldita intención de los que hablan de los sentimientos de Cataluña, y me cuentan como secesionista; de los que hablan del choque de trenes, y me cuentan; de los que vociferan que España nos roba, y me cuentan, de los que maniquean entre Cataluña o España, y me cuentan. ¡Basta ya!, ¡dejen de contarme!, para eso fui y para eso seguiré yendo.
quin melic mes bonic tenim 14/10/2013 - 21:23h
De momento ganan y marcan el "tempo" los que quieren dividir Cataluña. Si hay que alinearse en uno de los dos lados, aunque no me guste, me alineo. Me alineo con el estado de derecho que es España y no con la Itaca sentimental y filopopulista de los nacionalistas. Me da igual que sea el 12 de octubre como el 40 de noseque. Hay pocas ocasiones de hacerlo. Es una ocasión más allá de lo que la caverna independentista le asigne al 12O. No estoy de acuerdo con la secesión, con llamar extranjero a mi padre y a mi madre, con insultar a mis amigos vascos, madrileños o aragoneses. Yo fui con 2 minibanderas, una de España y otra de Cataluña y no me siento nacionalista, defiendo marcos de convivencia basados en la ley. No en el odio al enemigo exterior.
mar138140@gmail.com 14/10/2013 - 21:23h
Francesc, lo disculpes como lo disculpes, pero me parece que no es de valientes no ir a manifestaciones que defienden nuestro estado constitucional en este momento. Chapeau para los que tuvieron los arrestos para ir.
Bruno 14/10/2013 - 21:23h
Esta actitud exquisita hoy y aquí no es de recibo. Yo fui a la concentración de Plaza Catalunya donde hubo familias, niños, mayores y jóvenes. Fue un acto cívico, pacífico donde había sorpresa al ver la multitud que éramos; fue un acto de gente que se sentía más bien huérfana que arrogante. ¿De veras alguien puede avergonzarse de manifestarse al lado de gente así? YO no, desde luego. El coraje cívico es lo que salió a relucir el sábado. A mí me habría avergonzado quedarme en casa.
Fraterno 14/10/2013 - 21:23h
Un claro ejemplo de la ingenuidad en tiempos convulsos, por tanto, algo triste y deplorable que, por lo demás, sólo y siempre beneficia a "la serpiente" (adivinen quién es ahora ese "bicho"). Hasta ahora creía que este Sr. Moreno era "más equilibrado" (nunca mejor aplicado en este peregrino caso: que no equidistante???). Añado: ingenuidad, no sabia y bien informada; sino tonta e inmadura. No la ingenuidad, compañera de la duda racional; sino la ingenuidad torpe del que soporta el peso del prejuicio, o la ideología como autoengaño. No la ingenuidad, fiel aliada de la voluntad del saber y actuar decidido; sino la bobalicona ingenuidad apéndice de la cobardía. Y el postre, para redondear su "ingenuo manjar ideológico": nunca podrá haber una NACIÓN de ciudadanos libres, iguales, justos y fraternos con semejante personal. NATURALMENTE YO, QUE TENGO MÁS DE MEDIO SIGLO DE VIDA, ASISTÍ Y CON LA CONSTITUCIONAL BANDERA.
1 2
¿Quiere hacer un comentario?