Menú Buscar

Podemos se apunta a la ‘casta’ catalana

3 min

El PSC, tras su eclosión interna y su empeño en el suicidio político asistido, ya no es útil al conglomerado nacionalista-soberanista y el siguiente trágala será los de Podem, que serán los timoneles que volverán a tomar el pelo a miles de catalanes. Alguien ha de pastorear a las masas no nacionalistas y castellanohablantes, o a los que gustan pensar en clave cosmopolita e internacional, y no tribalista. Que para la ‘izquierda’ que se reúne cada noche alrededor del fuego para venerar a los dioses ancestrales del grupo ya están los de las CUP, los de Esquerra y, tras cambiar la bicicleta por la estelada, los de Iniciativa y Esquerra Unida i Alternativa.

¿No habrá nunca en Cataluña una izquierda de verdad, republicana y social, pero que le importe una mierda el nacionalismo burgués, que es el que ha mandado, manda y mandará en Cataluña?

Podem ya nos vende el rollo, que ya llevamos treinta y cinco años escuchando, de la comprensión con el ‘dret a decidir’ y los ‘drets nacionals’, porque sus líderes son tan nacionalistas como Artur Mas. Otra tomadura de pelo, Marc Bartumeu y Gemma Ubasart tienen cara de Raimon Obiols, de Joaquim Nadal, de Montserrat Tura, de Ernest Maragall, de Rafael Ribó, de ‘progres’ que nos prometen ‘derechos sociales’, pero la verdad es que solo les interesa la ‘patria’.

Podem es como Ada Colau, esa activista que “no iba a entrar en política” y no quiere condicionar a nadie, pero se harta de decir por activa y pasiva que lo que a ella le mola es el ‘sí-sí’. ¿No habrá nunca en Cataluña una izquierda de verdad, republicana y social, pero que le importe una mierda el nacionalismo burgués, que es el que ha mandado, manda y mandará en Cataluña? ¿Por qué cualquiera que vaya de izquierdista en estos lares se apunta enseguida a la ‘casta’? Porque en Cataluña la gran mayoría de la ‘casta’ es nacionalista.

Pablo Iglesias, tal y como hizo Felipe González, José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero dejará a sus cachorros nacionalistas que lleven la sucursal catalana sin poner demasiados problemas. Votos a cambio de barra libre para volver a engañar a los que solo quieren dar apoyo a una opción de izquierdas que le diga al nacionalismo que no, que no les compra el discurso, que quieren defender a la gente por encima de la senyera o la estelada. Que en Cataluña hacen falta menos patriotas y más defensores de los derechos sociales. Pero no será Podem quien juegue este papel.

Artículos anteriores
¿Quién es... Sergio Fidalgo?
Sergio Fidalgo
Tras licenciarse en Periodismo e Historia, comenzó su carrera como redactor erótico ('La guía del sexo'). De ahí pasó a la prensa deportiva (BiB, As, 23 perico y La Grada) y a la política (E-notícies). Ha publicado media docena de libros sobre el RCD Espanyol, uno de poemas de gasolinera ('Antología patética') y tres sobre bares de Barcelona ('Las bravas del Tomás' y 'Barcelona on the rocks' -1 y 2-).
Comentar
Olegario 25/08/2015 - 11:21h
Hace muy bien el autor en poner el dedo en la "prueba del algodón". Si podemos tiene algo de izquierda tiene que saber que el discurso sedicioso-nacionalista es el parapeto de la casta dominante en Cataluña. Si Podemos va a desmontar las castas las tiene que tener identificadas. Si Podemos las tuviera identificadas no se escondería en la ambigüedad. Conclusión: no hay razones para confiar en Podemos. Llevamos demasiado tiempo a la intemperie como para fiarnos del iluminado que nos ofrece refugio. Lo mismo vale para Sánchez, el nuevo caído del guindo, incapaz de oír a los veteranos que desde su partido han descubierto que el PSC es un partido traidor.
Bruno1 25/08/2015 - 11:21h
Pablo Iglesias debería leer estas breves y lúcidas líneas que has escrito, Sergio.
Pepitox 25/08/2015 - 11:21h
No se podría decir más claro. Muy buen artículo.
Aleph 25/08/2015 - 11:21h
Si el autor del artículo aún está instalado en diferenciar nacionalismo de catalanismo y se presta raudo a rebautizar Podemos como Podem. ¿De qué nos extrañamos?
Ramonsalvat 25/08/2015 - 11:21h
De haberla, la hay, y se llama Psuc-viu, somos republicanos federales, obviamente de izquierda social y hermandados sin duda alguna y con todo orgullo con el Partido Comunista de España ( ui¡¡ escribo España y el ordenador no ha estallado¡¡) , pasa que somos cada vez menos, especialmente desde que doctos profesores decidieron que comunismo es compatible con la creación de nuevos estados-nación. Curiosa relectura del Manifiesto Comunista, digo yo.
Juanjo 25/08/2015 - 11:21h
Como dice Bruno1, espero que los dirigentes de Podemos tomen buena nota de lo que escribe Sergio Fidalgo. ¿No se dan cuenta que en Cataluña hay un gigantesco nicho de votantes de izquierda absolutamente indiferentes al nacionalismo? Personalmente, me ilusiona el discurso de Podemos... ¿pero de qué me sirve que en España gobierne Podemos si Cataluña termina siendo independiente y gobernada por la camarilla nacionalista de siempre? Por fortuna Ciutadans sigue subiendo en las encuestas.
Ruetrousseau 25/08/2015 - 11:21h
La situación es desesperada pero no grave
rafaestella 25/08/2015 - 11:21h
Recomendación, para todos: leer, leer, leer...Ha mi me ha desasnado. Para los indepes por supuesto. El problema mas grave es la ausencia de un debate intelectual de cierto nivel (en Cataluña y el resto de España) entre derecha liberal (liberal solamente en mi caso) y la izquierda, no solo respecto a la nación –debate estéril-sino y mas importante centrados en que queremos en nuestra vida diaria- defensa, educación, ciudadanía, sanidad, justicia y así hasta aburrirnos. Ni hay debate ni se lo espera. Eso si es un fantasma que recorre Europa. Dos recomendaciones antagónicas pero enriquecedoras, Isahia Berlín, liberal (Sobre la libertad, Historia de las Ideas o el Fuste Torcido de la Humanidad) y Eric Hobsbawm, marxista (Naciones y Nacionalismo, La Invención de la Tradición, Historia del siglo XX).No es el programa, programa, programa de Anguita, propio de los partidos es ideas, ideas , ideas propio de los hombres
¿Quiere hacer un comentario?