Menú Buscar

Pedro Sánchez reivindica la bandera de España en su proclamación como candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno

Atrás parecen haber quedado los tiempos en los que el PSOE se avergonzaba de los símbolos nacionales de su país. ¿Se trata de un cambio o de una estrategia electoral? La puesta en escena del líder del PSOE apunta en esa dirección, pero los acuerdos con Compromís en Valencia y los pactos del PSC en Badalona y Castelldefels lo ponen en duda.

21.06.2015 16:48 h.
5 min
Pedro Sánchez, durante el acto de proclamación como candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno
Redacción

Atrás parecen haber quedado los tiempos en los que el PSOE se avergonzaba de los símbolos nacionales de su país. Las banderas de España no eran precisamente las predominantes en los mítines del partido, al contrario de lo que ocurre con otros partidos de la izquierda europea, que sí reivindican la enseñas de sus respectivos países sin ningún tipo de complejo. Eso podría estar cambiando.

Al menos, esta es la conclusión que se deriva de la puesta en escena que ha realizado este domingo el PSOE para proclamar a Pedro Sánchez como candidato a la Presidencia del Gobierno. Y es que, durante la buena parte de su discurso, el escenario lucía una enorme bandera de España ante la que se encuadraba el aspirante a suceder a Rajoy en La Moncloa.

¿Un cambio de actitud o una estrategia electoral?

Fuentes socialistas han señalado que la decisión ha sido del propio Sánchez, aunque todavía habrá que esperar para comprobar si esto es el anuncio de un cambio en la actitud del partido, o si solo forma parte de la estrategia electoral.

En este sentido, cabe recordar los acuerdos alcanzados con los nacionalistas de Compromís en la Comunidad Valenciana, o que sus socios en Cataluña, el PSC, acostumbran a esconder las banderas de España en sus actos, incluso en aquellos en los que intervienen dirigentes destacados del PSOE. Además, no han dudado en pactar con formaciones secesionistas -como ha ocurrido en Badalona- o aceptar acuerdos independentistas -como el caso de Castelldefels- para echar al PP del poder.

"Una España que es una idea de igualdad, de libertad, de fraternidad"

En su discurso, Sánchez ha reivindicado "una España que es una idea de igualdad, de libertad, de fraternidad; una forma de convivir plurales y unidos".

También ha dedicado especial atención al desafío independentista planteado por CiU y ERC. El líder del PSOE ha abogado por una reforma federal de la Constitución para que cada ciudadano "pueda sentirse español y catalán, o valenciano o andaluz o vasco o madrileño, en el orden que lo desee".

Apela a la "historia conjunta" de España "durante siglos"

Sánchez ha recordado la "historia conjunta" de Cataluña y el resto de España "durante siglos", y ha cargado contra las "élites" que, según ha apuntado, "medran con el conflicto", y que consideran que esta unión "se puede romper un día con una votación", en referencia a un hipotético referéndum para la independencia en Cataluña.

"Esa es la vieja política que, a veces, protagonizan los actores nuevos", ha añadido, en lo que puede interpretarse como una alusión a fuerzas como Podemos y sus aliados, que defienden el denominado "derecho a decidir" la secesión de las CCAA.

Sánchez también ha cargado contra el Gobierno de Mariano Rajoy y el Ejecutivo autonómico de Artur Mas, al lamentar lo que considera una "falta de diálogo" entre ambas partes. "No es aceptable que dos gobiernos democráticos hayan vivido durante casi cuatro años de espaldas uno a otro", ha señalado el ya candidato socialista a La Moncloa.

Reconocimiento a la Constitución de 1978

Finalmente, y aunque ha abogado por una reforma constitucional, ha hecho una defensa de la Constitución española de 1978: "No es justo el derrotismo que pretende hacer una enmienda a la totalidad a la democracia del 78. No estoy de acuerdo con quien pretende deshonrar a nuestros padres para honrar a nuestros abuelos. La historia de nuestros padres es una historia que acaba bien. Es la historia de una generación a la que le dan el testigo de una sociedad bajo una dictadura y que nos entrega el testigo de una democracia consolidada y europea. Que vive su infancia en la pobreza y en el subdesarrollo, y nos entrega un país con infraestructuras y servicios públicos que defendemos cuando nos los quieren quitar. Tenemos dificultades, no vivimos en un país perfecto, seguimos sufriendo desigualdades e injusticias contra las que hay que luchar, pero estamos más lejos de ese otro país en el que nacieron nuestros padres".

"Así que, en nombre de quienes nacimos en democracia, yo doy las gracias a quienes trajisteis la democracia. Vamos a honrar a nuestros padres, mejorando ese legado con su reforma. No vamos ni a negarlo ni a dilapidarlo. Y es un legado también inmaterial, de una sociedad reconciliada después de una larga historia de crueles enfrentamientos", ha concluido.

Comentar
Marino 25/08/2015 - 11:12h
Muy bien por dejar claro lo de la bandera. Que esta bandera puede ser perfectamente republicana como ya lo fue en su día. Pero no se engañe señor Sánchez con el modelo federal ni el diálogo. El único diálogo posible es: Para nosotros la forma de Estado es la centralista aunque estamos dispuestos a dialogar otra siempre que las competencias autonómicas sean menos que las actuales. Los secesionistas quieren la independencia y el diálogo entre ésta y lo que ya tienen: Pues nos van a tener enfrente. Ese es el camino.Y para el PP lo mismo.
Pepitox 25/08/2015 - 11:12h
Muy simbólico lo de la bandera, pero luego pactamos con Compromís, mantenmos el parásito del PSC... Demasiadas contradicciones me parece a mí...
Antoni Ferret 25/08/2015 - 11:12h
1) Molt bé lo de la bandera. Perquè era a Madrid. Si hagués sigut a Catalunya haurien d'haver sigut totes dues. / 2 ) Molt bé, com sempre, la proposta federalista, amb MÉS competències per a Catalunya que les que té ara. / 3) Molt d'acord amb tot menys una cosa: alerta amb els "siglos", de convivència, perquè dos van ser bons però tres, dolents. I s'ha de girar el timó. / 4) Espero que aquest company sigui el pròxim president, encapçalant un Govern de PSOE Podemos IU.
leborgne 25/08/2015 - 11:12h
Díjolo Blas-Ferret,punto redondo. ¡Que les digan a los indusriales catalanes de los siglos XIX y XX que esos fueron para ellos siglos "dolents"!. No me haga reir, sr. Ferret, que (como decía aquel humorista de mis tiempos) se me juntan las cejas...
JuanPerez 25/08/2015 - 11:12h
Encara és aviat per saber si som davant un canvi d'estratègia o això de la senyera forma part de l'estratègia d'ocupar d'altres espais polítics o d'aixecar un potent mur davant la campanya sovietitzadora de la seva candidatura que ha iniciat el PP. Amb tot, hi ha certes contradiccions massa escandaloses com per dubtar seriosament de la vertadera finalitat d'aquesta exhibició. És legitim desbancar un PP que ha fet polítiques tan antisocials, quan la majoria social dels votants és d'esquerres (parlant grollerament i sense matissos, perquè no són totes les que hi son i bona part d'aquestes no ho són ni de bon tros), però que el socialisme recolzi una candidatura com la de Bildu a Navarra o d'altres inequívocament independentistes a Catalunya, com la de Badalona, per exemple, no diu res de bo en favor del senyor Sánchez i la seva opció estratègica.
JuanPerez 25/08/2015 - 11:12h
(i2) El pitjor de tot, des del meu punt de vista, òbviament, és la facilitat amb què a C's el volen enquadrar al si del bloc de dretes, com a aliat preferent del PP. Aquesta ha de ser la lluita immediata de C's, reivindicar el centre d'una manera inequívoca. És cert que la seva política de pactes ha anat en aquesta direcció, però la consolidació d'allò que George Lakoff anomena el marc ideològic té de vegades ingrates sorpresesa a la aparició de les quals fins i tot s'ha contribuït per omisió, més que per acció. És el més difícil dels espais polítics, el de centre, i la prova més clara en són els liberals al Regne Unit: del govern a la marginalitat en quatre anys.S'acosten temps difícils, i que Rivera no es presenti a Catalunya no és precisament la millor de les notícies, en aquests moments crítics. Més endavant arribaria com a un pas natural, una vegada afiançada l'estructura del partit a nivell nacional; ara ho veig tot massa precipitat i arriscat.
Antoni Ferret 25/08/2015 - 11:12h
O..."los industriales catalanes de los siglos XIX y XX", sí, és clar. Per a aquests rai.
Dario 25/08/2015 - 11:12h
Con todas las críticas que se le puedan hacer a este personaje -las comparto casi todas- no hay que desdeñar en absoluto el valor del gesto. Es la primera vez que veo la bandera española (que hasta la llegada de la Segunda República fue la bandera de todos) en un acto de la izquierda española. Puede que sea solo un gesto, pero denota que sus asesores de estrategia han detectado entre sus posibles votantes un cambio en la percepción de sus símbolos. Bienvenido.
¿Quiere hacer un comentario?